28 de marzo de 2014

24 de marzo de 2014

El Spot del Recuerdo: Bicicletas CIC (1980)

CIC es de esas marcas que uno sabe que existen desde que se tiene uso de razón. De esas que uno piensa "...chuta, cuando mi abuela nació ya existía CIC...". Y en verdad hace muy poco, en el 2012, CIC cumplió sus 100 años.

En 1912, producto de la fusión de cinco fábricas, nació "Fábrica Unida de Catres", la cual, 12 años más tarde, cambia su nombre a "Compañía Industrial de Catres". Nótese, a la usanza antigua, "catres".

Pero no todo fueron "catres". A las pocas décadas aparecen otros productos, como sus colchones y sus muebles en madera, debido a la escasez de acero producto de la guerra. Pero no sería hasta 1941 cuando aparecen las primeras bicicletas de la casa CIC y, junto con esto, redefinen su sigla a "Compañía de Industrias Chilenas".

Esto es de 1980, de esos jingles pegotes que duran por generaciones. "Bicicletas CIC, bicicletas CIC, son mejores, superiores..." Pura alegría. Todos en bicicleta, haciendo rondas, todos felices. A estos no les venden el auto como a Perico. Bueh... en realidad Perico siempre fue de bicicleta y los bancos lo engrupieron. A nuestros invitados de hoy, en ese mismo año, ningún siniestro interés económico los hizo sucumbir. Eran felices con una bicicleta. Con una tremenda bicicleta. Y una CIC más encima.

22 de marzo de 2014

Prende la Tele: Chile Obra Nuestra

Si hay algo para lo que el Gobierno Militar era como tonto era para promocionar sus obras y el desarrollo que traían. Se situaban en completa oposición al gasto público disparado por las nubes y no había más camino hacia el desarrollo que hacer crecer y potenciar la economía. Y vinieron los Chicago Boys, y el "milagro económico chileno" y yadá, yadá, yadá.

Si hay un proyecto emblemático de esa época era el complejo hidroeléctrico Colbún-Machicura. Según la propaganda, construido especialmente para las necesidades del desarrollo industrial. Lo pintaban todo bonito, iba a haber agua para regar no sé cuántas hectáreas, le estaban pudiendo dar trabajo a no sé cuánta gente, etcétera. Pero ya sabemos qué pasó después, que las industrias pagaban menos por su energía e incluso menores tasas de impuestos. Y ahí más y más discusión. Ni mencionar Hidroaysén, porque ahí nos vamos a la recresta.

Como estas dos propagandas, había varias más, de duración mayor a un minuto, que rotaban por los canales nacionales a comienzos de los ochentas. "Chile puede ser lo que es gracias a la paz y al desarrollo". Empecemos por lo básico: defíname "paz".



21 de marzo de 2014

El Spot del Recuerdo: Cornavin (1980)

Cuesta creer que estos comerciales de bajo presupuesto hayan sido hechos para vender relojes hechos en... ¡Suiza! Y sorpresa me causa saber que Cornavin aun existe y tiene una larga historia (ojo, Cornavin, no Cornavín, con tilde en la i). Yo siempre vi en los 80s estos relojes como de "medio pelo". Incluso de vez en cuando eran mencionados en rutinas de humor en la tele como sinónimo de reloj "peor es nada".

El primer comercial es, al menos, pasable. El segundo, realmente bizarro. Estas "joyitas suizas" llegaban a Chile a través de la Zona Franca (en Arica e Iquique) y tenían una oficina de representación en el centro de Santiago. Me pregunto qué habría dicho la matriz suiza de haber visto esto.



13 de marzo de 2014

El Spot del Recuerdo: CODIPRA (1987)

Este comercial lo hicieron casi con el vuelto del pan. A falta de algún efecto especial, usaron un simple juguete. Sin trama, sin nada. Llegó un perico a grabar a Sazié esquina de San Alfonso un día en la mañana con alta afluencia de público, le chantó al comienzo y al final el juguete y sería todo. Ni generador de caracteres usaron. Paaaaaaaaaaaabre. Y nótese que presentan el local abarrotado de gente como si eso fuera un atributo positivo. Hoy es todo lo contrario. Pero de que era barato, era muy barato. Yo creo que hasta el día de hoy lo es. Todavía recuerdo a mi tía ir allá a comprar. Quedaba cerca de la Estación Central. Iban religiosamente a comprar gallinas. Sí, comían gallinas. Eran secas y esqueléticas, pero salvaban. Cuando no había gallinas enteras, compraban tutos. Obviamente que eran super baratas. Eran otros tiempos. Me atrevería a decir que CODIPRA era como el PC Factory de las avícolas, pero quitándole las gallinas.

Este comercial lo daban en la mañana en el Canal 13 antes de Éxito. No debe haber sido muy barato anunciar antes de un programa que le hacía la competencia punto a punto al mítico Festival de la Una.


11 de marzo de 2014

10 de marzo de 2014

El Spot del Recuerdo: Colados Nestlé (1980)

A mí me hablan de "colados" y lo asocio de inmediato a papilla. Y cuando pienso en papilla, de inmediato lo asocio a guácala. Pero hay algo cierto: los alimentos colados parecen incombustibles. Ya los venía incluyendo el clásico Coco Legrand en sus café concert de los ochentas como parte de la rutina de la clásica dueña de casa. Coco decía más o menos así:

"Madres de este mundo consumista y de este país consumista que frente a sus amigas consumistas se quejan que su guagua... les come poco... Las guaguas que tienen hambre comen. Lo que pasa es que estas madres de m... no se molestan en preparar una verdadera papa para sus propios hijos. ¡Todas las mierdas las compran en supermercados, unas mierdas que les llaman colados, weón, no importa el sabor! Total, es pa la guagua. Y como los frascos de colados los encuentran chicos, les tiran dos adentro del plato. Y pa que la familia no se queje que esta hue... no hace na en la casa, ella misma se molesta y le muele un.. platanito. Esto es capaz de hacerlo con sacrificio hasta dos veces en el día ¿no?" 
Pero algo que me llamó la atención fue que antes del pote de vidrio, los colados venían en lata. Ya me imagino que la vieja en la casa era tan vaca que le ponía el tarro al frente a la guagua para que comiera. No, mentira.

Nestlé, así como otras marcas, se centraron en algo que muy-muy-muy pocas veces falla: el componente afectivo. Era, a la postre, dejarle la idea a la mamá (y relajarle la conciencia, de paso) que al darle esos alimentos colados era lo mismo que si le preparara ella misma sus papillas.

Y pensar que los operados del estómago, de esos que les "corchetean" la guata, tienen que comer un mes entero de esto. Supongo que se terminan acostumbrando.


7 de marzo de 2014

Prende la Tele: ¿Qué hace un cabro chico del Clan Infantil concursando en Los Bochincheros?

Parece raro, pero sí, ocurrió. Y tal vez no sea el único caso. De todas formas, qué hace un integrante de otro programa, que canta más-o-menos bien, en un concurso de niños cantantes amateur, y en otro canal. Como era de esperarse, en comparación a los demás concursantes, se fue ovacionado y ganó. "Este chico es de Canal 13, del Clan Infantil... ¡Y lo mandó Don Francis para que ganara premio! (¡Oooooooooooooh!)". O sea no suficiente con simplemente incluirlo en el programa, mencionaban abiertamente al canal del frente (de bieeeeeeeen al frente, recordemos que el 13 todavía funcionaba desde la calle Lira). Y además le preguntaban si quería quedarse. El chico, poco experimentado en hablar frente a la cámara (cantar, OK... pero hablar...), dijo inocentemente que en el 13 "tenía mejores amigos", seguido de una obvia aunque sutil rechifla. Más aún, llegó a desclasificar algunos "entretelones" tras el show maratónico de los sábados. Que no les pagaban ni uno, pero que a fin de año podían elegir lo que quisieran. Y por si fuera poco, que sólo grababan un día a la semana y que nunca veían a "Don Francis". Ciertamente que con el transcurrir de la década algo de eso cambio. Pero no deja de ser curioso.

Para pensar en la razón por la cual pasó esto. ¿Fue Don Francisco a meterlo o fue Teleonce a buscarlo? ¿Grua o promoción? Causa algo de sorpresa cómo tan abiertamente se nombra al canal y al personaje de al lado. Ciertamente que ignorar Sábados Gigantes en esos tiempos ya era tapar el sol con un dedo... no, mejor con un fósforo... no, qué fósforo ni que ocho cuartos, mejor con un alfiler. En esos tiempos, algo inusual. Hoy, inimaginable.

El video original lo pueden ver aquí (es mucho más largo, incluye canciones, este concurso completo y otros más). Aún hoy causa sorpresa la cantidad de veces en que se menciona cierto auspiciador. Yo perdí la cuenta.

5 de marzo de 2014

El Spot del Recuerdo: Quitaesmalte Cutex (1985)

Primero, éstos son los avisos comerciales de los que no sabes si te acordabas o no. Segundo, digamos que no es el único ni el primero ni el último en donde veamos objetos parlante. Y tercero y el más importante de todos los puntos: no sé por qué tanto aviso prometiendo propiedades mágicas. Éstos no se cansan. Hasta el día de hoy no se cansan. Lavalozas, detergentes, quitaesmaltes. Mira tú que a la primera pasada sale todo el esmalte. A la primera pasada los platos quedan relucientes. A la primera lavada la ropa queda impecable. No es por ofender, pero es claro que ayer, hoy y siempre le darán como bombo en fiesta al pensamiento mágico femenino, que hace que toda esta idealización se haga realidad.

Si así fuera ya habríamos encontrado el quitaesmalte definitivo. O el detergente. O el lavalozas. O la cera. O el desodorante. O el...

2 de marzo de 2014

Retrotecno: De cajas de música, cilindros y setentayochos

Caja de música de disco con carga vertical.
Casa de antiguedades "El Abuelo", Valparaíso.
Ciertamente que ya sabía de algunas de estas cosas como medios de reproducción antiguos de sonidos, pero encontré algunas cosas de las que no sabía.

Primero, las cajas de música. Muchos de nosotros alguna vez abrimos una de esas cajas de música. La música venía grabada en un cilindro metálico con puntos en relieve que al tener contacto con una lámina metálica dentada producía los diferentes sonidos. Lo que no sabía para nada fue que también hubo de estas máquinas de música que además incorporaban elementos de percusión como campanillas y hasta tambores. Y aún más. Alguna vez hubo cajas de música que reproducían discos metálicos con relieve. Siguiendo el mismo principio de los cilindros de las cajas de música, pero en formato de disco. Era como quien colocaba un disco de vinilo en una tornamesa. Todo funcionaba a cuerda y bajo principios acústicos, sin electricidad. Después de todo, no en todos los hogares, aún en los más acomodados, había suministro eléctrico.

Pero no todo en los antiguos tiempos eran cajas de música. También existían los cilindros de Edison. Éstos fueron creados luego que en 1877 Thomas Edison creara el fonógrafo. El papel de estaño enrollado en un cilindro metálico fue el comienzo, pero como para proyectarse con dicho precario formato simplemente no daba. Entonces en la siguiente década fue que los llamados cilindros de cera fueran creados y comercializados. Se guardaban en cajas de cartón (al comienzo vagamente rotuladas) y eran sensibles a la manipulación directa, tan así que debían ser sostenidas con los dedos dentro de éstos para montarlos en la máquina que los reproducía. Pero existían además otros problemas: la grabación contenida en los cilindros se desvanecía luego de varias pasadas. Estos cilindros, por tanto, pasaron también su proceso de evolución y, entre otras cosas cambiaron de tipo de cera por lo mismo. Además, por si fuera poco, no había un estándar y los cilindros hechos para un fonógrafo eran incompatibles con otros. En resumidas cuentas, continuaron mejorando lo mejorable, como finalmente reemplazar la cera por el celuloide, uno de los primeros plásticos creados.

Pero salió un competidor por el lado: los discos. Las máquinas que reproducían estos discos eran las "victrolas", los discos corrían a 78 revoluciones por minuto y sólo permitían grabar piezas musicales de 2 minutos. Luego de pasar por varios materiales, incluido el frágil acetato, finalmente terminaron fabricándose en vinilo, un material muy resistente y tan bueno que aún es utilizado profesionalmente por DJs y muy valorado por audiófilos y coleccionistas. Paradójicamente, la muerte del cilindro no fue a causa de una mejor calidad de sonido del disco, sino que fue a causa de otros factores que tenían que ver más con la durabilidad y el manejo y uso de uno y otro ya que, con la tecnología de los aparatos de esa antigua época, poco y nada se notaba alguna diferencia de sonido.

En este video grabado en 1977, se pueden ver las máquinas descritas: cajas de música con elementos adicionales a la lámina dentada, cajas de música con disco, maquinas reproductoras de cilindros de cera y una victrola que reproduce discos acetato de 78 RPM. Fue grabado para el programa de UCV-TV "Nueva Dimensión" y todas estas máquinas pertenecen a la casa de antiguedades "El Abuelo" de Valparaíso.

Aporte de /tongasnotecen

1 de marzo de 2014