Una pila de vida

  • abril 12, 2009
  • Por William Hernández F.
  • 0 Comments


Eran tiempos en que en la tele se repetía a cada rato este spot publicitario argentino con un jingle pegote de fondo. Y a mi me encantaba echarme las Eveready a la boca y nadie me decía que podía ser peligroso. Debe ser por eso que quedé tan loco.

También te podría interesar

0 comentan