31 de diciembre de 2013

El Spot del Recuerdo: Suzuki (1981)

No son pocas las referencias en la cultura popular sobre los Suzuki. Fueron los furgones escolares de toda una época, antes que fueran reemplazados por vehículos más grandes y con mayores prestaciones, esgrimiendo motivos de seguridad. Fueron, mucho antes que los actuales city-car, el vehículo económico por excelencia. Fueron el vehículo de carga de toda una época, antes de la masificación de las Chevrolet Luv. Aunque no se salvaban de ser objeto de chistes. "A ése le dicen el Suzuki, porque con 1 litro huevea toda la noche" o "Parece furgón Suzuki, un puro toponcito y caga", etcétera.

Así que les dejo este spot con gustillo a albores de los ochentas.

30 de diciembre de 2013

29 de diciembre de 2013

El Spot del Recuerdo: Personal Stereo IRT (1981)

Podría decirse que IRT es de los temas favoritos de la casa. Así que vamos con otro poco.

Con la aparición del revolucionario Sony Walkman en 1979, que apareciera una versión criolla del aparato era cosa de tiempo. Así, un par de años después ya aparecía el "Personal Stereo IRT", el que, al parecer, tendría prestaciones similares a su inspirador japonés. De hecho, fue un inspirador hasta en el diseño. Chile era un país chico, poca cosa para las potencias foráneas, así que talvez por eso la IRT no fue demandada... "En ese tiempo no se pagaban licencias" dicen muchos que vivieron ese tiempo, por ejemplo María Pastora Campos, la "Tía Pucherito", a propósito de la "Chancha Piggy", copia descarada de su simil en los Muppets. Pero volviendo al tema, al menos el IRT tenía algo que el Sony no: la funda protectora negra, heredada de las antiguas radios portátiles de transistores (en chileno, "la radio del tata"). Aunque al parecer, carecería de lo mismo que el Sony: receptor de radio.

Visto en fotos, la similitud al Walkman de Sony es ridículamente evidente.

El Walkman original de Sony

El Personal Stereo IRT de frente, con su funda puesta. 

El mismo aparato de la IRT, de costado. Al parecer
tiene menos funcionalidades que el de Sony.

Y por supuesto, el comercial de introducción del Personal Stereo de IRT, de 1981. Aportazo de EstudiosAqube, a estas alturas ya un conocido y más que recomendado de la casa.


28 de diciembre de 2013

El Spot del Recuerdo: Bate Bate de Savory (1983)


Antes los helados eran simples, o al menos, su publicidad. Hoy los nombres son rebuscados y a veces poco o nada dicen de qué se trata el producto ni de qué sabor es. ¿Ejemplo? Condorihelado y su centro "plop". Sin comentarios.

Esta era una apuesta simple para un consumidor simple. O que por esos años lo era. Y con poca plata: sólo pagarles a unos niños (mejor dicho, a sus padres), un par de cámaras, un fondo de color plano, un logo plástico en que la parte blanca se podía levantar... y sería todo. Pero esto no es nada sin una frase "catchy" que lo junte todo. La consigna era "ba-te-ba-te-cho-co-la-te..." y realmente funcionó, al límite que (y doy fe de ello) todos los niños de ese entonces andaban con el "ba-te-ba-te-cho-co-la-te...". Fue un logro comunicacional. Hacían hasta juegos con la famosa cancioncita, repetida hasta el hartazgo. Y, junto con la década de los 80s, comienza la aparición de los productos "satélites", en otras palabras "monitos coleccionables" por canje o premios más grandes por concurso. Ya en su momento Savory lo hizo con Centella. En este caso tenemos la colección de la "Pandilla Bate Bate", lo cual no será el primer intento. Ya vendrán los "Minisavorytos", los "Tocables" y un buen etcétera.

Lo mejor de esta campaña: la niña que hace dormir a su muñeca y le ofrecen a cambio un Bate Bate. Y luego un histrionismo sencillamente de culto en una niña de su edad: "Me devuelves mi muñeca... ¡O ME DAS OTRO BATE BATE!"

25 de diciembre de 2013

El Spot del Recuerdo: Juguetes Otto Kraus (1982)


Hace 30 años, Chile era un país pobre. Nos conformábamos con poco. No existía el "juguete de moda". Los niños pedían réplicas de objetos que usaban los papás, léase licuadoras, lavadoras, coches de paseo para bebés, cortadoras de pasto, ponys de goma, etcétera, etcétera. Nada que ver con países con más desarrollo como los Estados Unidos que ya hace 3 décadás aún más atrás tenían ya sus juguetes íconos (¿alguien dijo Barbie?). No voy a negar que Otto Kraus también tuvo sus juguetes ícono, pero fue como respuesta a la arremetida de importadoras que por esos años comenzaron a traer a Chile juguetes que eran la sensación en el país del norte. Ahí fue cuando se "masificó" la Barbie (y sus imitaciones) o los Transformers, G.I.Joe y similares. Otto Kraus dio vida al camión Goliat, al pony de goma Pony Pong, al muñeco Dondo y tantos otros. Desde España, Jesmar también hacía lo suyo con inolvidables como la Jesmarina, Rosalba, Tiernecito y Tiernecita, y otros tantos más.

Era 1982. Ya sabe, ese año del fin del sueño del dolar a $39, la gran crisis financiera del Gobierno Militar. Y así la gente se quedó estirando el billete. La gran ventaja de la gran tienda de Vicuña Mackenna 3919 (que hoy es sede de una universidad privada) era tener una "enorme" variedad de juguetes en un sólo lugar, buenos precios y además que "abrían sábados y domingos en la tarde". ¿Dije "buenos precios", cierto? Hoy un mall da todo eso y más (excepto los juguetes baratos).

En la Navidad del año de la "gran crisis", Otto Kraus la hizo de oro.

24 de diciembre de 2013

El Spot del Recuerdo: Alameda AFP (1984)


Resulta curioso ver un comercial tan antiguo, de una empresa que ya no existe. Más aún, de una AFP. De las 12 entidades iniciadoras del sistema en 1981, luego de creaciones y fusiones varias, hoy sólo hay 6. No es de extrañar que la pregunta fundamental (como en todo comercial de AFP de la época) sea "¿Por qué AFP Pepito?". Y las respuestas esgrimidas son varias: sus accionistas, su rentabilidad, su respaldo, servicio, yada, yada, yada. En las imágenes llama la atención que los afiliados de estas nacientes AFP llevaban la cuenta de sus saldos en una libreta, como las libretas de ahorro de los bancos. En sí era como lo mismo: un ahorro, pero "para cuando uno sea viejito", como me decía mi viejo cuando chico. Nadie se imaginó que los modelos y los supuestos ya no serían los mismos treinta años después y los políticos se pondrían a pelear y a jugar a economistas por un voto más.

Alameda AFP fue la primera AFP de mi viejo. Cuando vino la fusión siguió en Unión. Después se fue a Hábitat y ahora está en Provida... perdón... "ProVida", así, con la V mayúscula, como le gusta al Snoopy. ¿Qué fue de los afiliados a Alameda y que nunca se cambiaron? Pues se fueron a Unión (fusión de Alameda y San Cristóbal en 1985) y luego a Provida (que absorbió a Unión en 1998). La "fome" pero documentadita historia de fusiones y yada yada yada está aquí.

Este espacio no es político ni económico ni nada de eso. Pero es interesante ver cómo antiguamente se vendía un producto nuevo. Más que eso, en realidad, un servicio.

23 de diciembre de 2013

Don Podcast #80: Especial de Navidad

Capítulo #80. Un especial de Navidad.

Sin palabras. No vale la pena desgastarse. Mis palabras están de más. Y no quise hablar de otro tema. Y sé muy bien que cada uno de nosotros vive la Navidad de manera distinta, de manera personal, quienes estarán con los suyos y quienes pasaremos la nochebuena solos.

Sin otro tema. Sólo música de Navidad, al estilo de la casa.

Felices fiestas a todos.

20 de diciembre de 2013

16 de diciembre de 2013

15 de diciembre de 2013

Teleonce (maxicombo con extra logo, extra jingle, extra pantalla, extra videotape y extra teletipo)

El tema no es nuevo por estos lados. Ya lo revisé aquí, aquí y también aquí. Y es que no es menor ir hacia el pasado del canal que hoy es conocido por los usuarios de YouTube como "El Innombrable". De hecho, no es muy tirado de las mechas decir que lo único que El Innombrable y el antiguo Teleonce de la Universidad de Chile comparten es el número. Pero vamos a los aportes "nuevos" que aparecieron hace poco.


Hasta lo que conozco de esa tele de antes, no sabía de un canal que tuviera tanto jingle propio como Teleonce. Jingle para ir a comerciales, jingle para volver de comerciales, jingle de la "división deportes" (como el "área deportiva" pero con otro nombre), jingle para dar la hora y la temperatura, etc. Algunos de esos jingles, como el último del video, son una extraña mezcla. A quién se le ocurriría mezclar una orquesta de televisión con un coro universitario. Ni al 13.

Otra cosa que llama la atención es su orientación hacia "los valores de la patria" y la "chilenidad". No por nada se hacían llamar "el canal de la chilenidad". La razón es más o menos simple: en los años 70s, el antiguo canal 9 de la universidad tuvo primero una marcada tendencia de extrema izquierda (incluso con toma de trabajadores incluida), lo cual después del golpe de estado no parecía, al menos en la percepción haber desaparecido. Según los mandamases en 1980 (fundadores de "el nuevo canal"), las razones para la refundación habrían sido el "yeta" del número 9 y "razones de marketing". Y además, hacerse "amigui" de la oficialidad. Tan amigui que en una oportunidad a Patricio Bañados se le despidió de su puesto en la lectura de noticias luego de haber tomado una noticia sobre un acto masivo de la oposición, donde el ex presidente Eduardo Frei Montalva pedía espacio en TV para la opción NO en el Plebiscito de 1980 que ratificaría la famosa y vilipendiada "Constitución del 80". Bañados leyó la noticia en forma neutra, eliminando toda alusión política despectiva en contra de la oposición. Así de "amigui".

Los cazanoticias no son algo nuevo. "¿Cuánto vale su noticia? ¡Dos mil pesos!" decía Alejandro Chavez, el de "¿Cuánto Vale el Show?" en la mítica "sala de teletipos", llamando a llamar al canal en caso de presenciar una noticia. Dos mil pesos diarios. Ni idea de cuánto serán en pesos de ahora, pero al menos pagaban. Hoy a lo más que uno puede optar como "cazanoticias" de algún noticiero es a salir en la tele.

Finalmente, el cierre de transmisiones y el coro universitario que rezaba: "Estamos orgullosos de nuestra chilenidad, pues somos la imagen de nuestra universidad". Así los tiempos en que la oficialidad se vestía de chilenidad. O la chilenidad de oficialidad. En fin.

El video contiene lo "nuevo" que ha aparecido, junto con otras cosas que ya vimos. Los nuevos aportes son del canal de YouTube EstudiosAqube que, últimamente, ha echado mano de antiguas cintas Betamax para subir material realmente de culto. Recomendable y, honestamente, uno de los favoritos de la casa. 

13 de diciembre de 2013

9 de diciembre de 2013

8 de diciembre de 2013

El Spot del Recuerdo: Caritas y la Cruz Roja en 1985

Con mayor o menor impacto, campañas de beneficencia han habido siempre. Y así como hoy la gente ya perdió casi toda capacidad de asombro y que las campañas actuales tienen que ser casi lacrimógenas para llamar la atención, en los ochentas, con mensajes simples, se llegaba a la comunidad y se comunicaba el mensaje. Y las ideas eran simples: Raúl Matas ("el maestro") instando a juntar diarios para donarlos y, en sentido figurado, donar por cada diario un desayuno. Ciertamente era distorsionado: hoy en día uno compra un diario en un kiosco por unos 500 pesos y no conozco, a menos que se le ocurra a Joaquín Lavín, inventar desayunos por quinientos pesos. Lo mismo aplica para la Cruz Roja. Y Javier Miranda, por su parte, dice: "Para usted, sólo una gota de sangre. Para quien la necesita, la vida". Aunque, en honor a la verdad, a uno cuando le sacan sangre, le sacan bastante más que una gota. De hecho, no por nada a uno le dicen que va a andar medio mareado por un rato y que tome líquidos. Pese a todo eso, igual queda la idea fundamental, que es que uno, con un acto simple, tiene el poder de ayudar. No con una gota obviamente, sino con una gota mía, más una gota del otro y otra gota del de más allá. O con los diarios, no sólo con uno mío, sino que con uno mío, más uno del del lado, y otro del de allá.


6 de diciembre de 2013

2 de diciembre de 2013