27 de febrero de 2013

Prende la Antú: IRT en los años 80s.

La presente es una compilación de comerciales de IRT emitidos en la televisión durante la década de los 80s. Pero antes...

Un poco de historia

Logo original de IRT hasta
mediados de la década de 1980.
IRT (Industria de Radio y Televisión) tiene su origen en la filial chilena de la RCA Victor, la cual fue nacionalizada en 1971 bajo el gobierno de Salvador Allende. Esta operación además involucró el sello discográfico filial de la empresa, el cual funcionó hasta 1987. El primer producto de la naciente IRT fue el televisor "Antú", un televisor híbrido (a válvulas y transistores) en blanco y negro con sintonización mecánica y una pantalla de diagonal 12 pulgadas en caja plástica de color blanco y con el escudo nacional pequeño en la parte frontal. Una vez asumido el gobierno de la Junta de Gobierno de Augusto Pinochet, los televisores Antú comenzaron a llevar el logo IRT en lugar del escudo nacional. Posteriormente, a mediados de la década de 1970, aparece el TV IRT "Alba", similar al Antú (ByN, 12 pulgadas). Luego, una vez llegadas la transmisiones en colores en Chile durante 1978, IRT lanza el modelo "Alba Color", en 14 pulgadas.


Logo IRT de fines de los años 80s.
La época de oro de IRT fue durante la década de 1980, durante la cual sus productos gozaron de gran demanda y fueron sinónimo de calidad. Posteriormente la firma cerró debido a la competencia foránea y la marca "IRT" fue adquirida por la empresa chilena RCL (originalmente Radio Center Ltda.), distribuidora de electrónica de consumo, convirtiéndola en una "brand name" bajo la cual comercializa productos electrónicos de bajo costo.

Los "comerciales"

El primer comercial hace referencia a la tradición de servicio y a la vanguardia de su tecnología. Hay que decirlo, la tecnología que se podía encontrar en Chile en esos años no siempre era de vanguardia, pero era tan poca la información que la gente manejaba, más aún en aquella época que en cuanto a lo político fue de gran triste recuerdo, que de verdad el cuento era creíble, aunque, como podrán ver, aún consideran los modelos "Alba" de comienzos de los años 80s (talvez con cambios cosméticos) pero destacando algo que en sí, y en honor a la verdad, para Chile era vanguardia: el control remoto.

Los comerciales siguientes se enmarcan más o menos en la misma idea, con algunos matices de diferencia entre unos y otros. Las referencias al afecto y a la familia son casi lacrimógenas. Ya sea dos generaciones bailando al ritmo de la música de un CD, de un pariente lejano que regala un "minicomponente" o "minicompo" (como a la IRT le gustaba marketearlos) a un niño (posiblemente un sobrino), un padre de familia que llega con un nuevo TV Color "Stereo" (los que llegaron a ser top a comienzos de los 90s), o bien simbolizando el amor de pareja. La letra del jingle hacía referencia a algo que ya no se ve actualmente: "Porque vale la pena tener que esperar, porque vale la pena tener que luchar..."  Y era cierto: la gente compraba estos bienes durables con gran esfuerzo económico y también del otro. Tiempos en que la gente se hacía de bienes de consumo literalmente "con el sudor de su frente", juntando peso a peso o bien cumpliendo religiosamente con las "letras" de un crédito en alguna financiera. Eran tiempos en que las cosas eran caras, pero se hacían para durar. Eran tiempos en que para la mitad de un país disponer de un TV a color aún era lujo.

Ahora, los videos:




Los créditos corresponden a los respectivos publicistas, agencias y equipos que llevaron las ideas a la realidad, sin desconocer el aporte desinteresado de otros usuarios de YouTube que, como misión principal, han querido preservar y hacer disponible una parte de nuestra historia.

0 comentan:

Publicar un comentario