31 de enero de 2010

Mis Dos Chauchas: La Pequeña Gigante


¿Qué onda TVN? ¿Cuál era la idea?

Quien haya sintonizado el canal nacional este fin de semana durante el día, se habrá dado cuenta de las maratónicas transmisiones de lo que pasa con doña Pequeña Gigante que ya no anda buscando a su mascota, sino que ahora le dio por arrancar de un mono aún más gigante y con casco de submarinista. Está bien, a ratos, pero tardes enteras... Y "el 13" con CHV (con todo y su Gerente de Denuncia de Videos a YouTube incluido) uniéndose de vez en cuando al circo.

Y no solo en TV. De verdad que no le han tomado el peso a lo que es suspender prácticamente por 3 días la circulación en la avenida más importante de la ciudad. Más aún, la misma gente de Royal De Luxe que realiza esta actividad pidió que por favor no se acumulara tanta gente en la calle a mirar la presentación. Pero olvidaron que este es un país alejado y con cultura de pueblito, en donde cualquier huevá que llegue es automáticamente celebración nacional. La vez anterior dejaron la escoba, pero este año se fueron al chancho.

Está bien compensar lo cultural en TV, pero esto de la pequeña gigante da, a lo más, para un documental de una hora. No para un fin de semana completo, y en vivo más encima.

De verdad que lo único que me hizo gracia de todo esto fueron algunas manifestaciones en blogs y en twitter a propósito del lanzamiento del iPad de Apple. Haciendo chiste de que el nuevo producto era simplemente un iPhone más grande (si es que), algunos aventuraban a que, de seguir así, un iPad de alguna futura generación le quedaría perfecto.


¿Les quedó el gorro lo de las críticas de que el Santiago a Mil se reducía a un resumen de media hora en un horario impresentable en la madrugada y quisieron hacer un tapabocas? ¿Será que se quieren desquitar y que la gente "vea la diferencia" respecto a lo que se viene y a la creencia que en el próximo gobierno Piñera no va a poner lo que es una chaucha por la cultura?

2 comentarios:

  1. Marcelo A1/31/2010

    Todo vale con tal de aumentar la popularidad de nuerstra presidenta a fuerza de sentarse a tomar desayuno con la Pequeña gigante, una labor a su altura. Es mucho mas rentable que ir a solucionar los problemas de la araucania a terreno, o reunirse con las deudoras habitacionales, o ir a dar explicaciones al Hospital de Talca. Eso, por muy importante que sea, no vende ni da popularidad como la trascendental presentacion de la Pequeña Gigante.

    ResponderEliminar
  2. Es que ahí nos deberiamos meter en como la TV (y la sociedad) trata hoy a la cultura en Chile. Si sabemos que en nuestro pais, los programas culturales van en los horarios más tirados de las mechas. Puede ser, entonces, que a TVN les hayan tirado las orejas y que tuvieran que transmitir lo de la Pequeña Gigante, quizás como compensación por los horarios madrugadores de los resúmenes del Teatro a Mil.
    Saludos

    ResponderEliminar