18 de mayo de 2011

Del imaginario: El TV Antú

Foto de 2009 de un Antú funcionando (por sergiohs85)
Varias veces vi de éstos funcionando. Fallas comunes con las que los vi, que la imagen no se sostuviera verticalmente, que las lineas rectas y en general todas las formas se "deformaran", que había que esperar un minuto o dos a que la pantalla prendiera, o que la imagen no cubriera la pantalla completa. Me tocó ver en tres lugares alguno de éstos: una vez en el persa Bio-Bio (aquí en Santiago) a la venta por $10000 de la época (fines de los 80s), otra en casa de unos vecinos y también cuando una tía consiguió uno usado en una feria libre por 5 lucas.

El "Antú" fue un TV en blanco y negro, con pantalla  de 12 pulgadas, diseñado e iniciada su producción en 1971, durante la presidencia de Salvador Allende. Este presidente vislumbró el poder de la TV, pero no tenía ningún sentido montar una red nacional con TVN si no había televisores. La idea era tener desplegados por todo el país la mayor cantidad de televisores con señal, por lo que solicitó a un equipo de ingenieros el diseño del aparato, el cual luego se comenzó a vender fuertemente subsidiado. Así nacía "el televisor del pueblo". Tres perillas bajo la pantalla, brillo, contraste y el encendido-volumen. A la derecha, el parlante, el sintonizador "clac-clac", y el Escudo Nacional, orgullosamente bien ubicado. Era un televisor híbrido, a transistores y válvulas. Las válvulas eran una tecnología que duro poco tiempo y que se ubicó en el tiempo entre los tubos al vacío y los transistores de los que están compuestos todos los aparatos electrónicos de hoy en día.

La firma que los fabricaba era la IRT, Industria de Radio y Televisión. Sus antecedentes estan nada menos que en la RCA gringa, como cuenta Tomás Bradanovic en su blog:

La industria IRT-Ilesco donde hice mi práctica en 1976 estaba en Chile desde 1927, cuando se llamaba Victor Talking Machine Company Chile, en 1929 cambió su nombre a RCA Victor Chilena S.A. y en 1939 durante el gobierno de Pedro Aguirre Cerda la CORFO compró el 34% de las acciones, quedando el 66% restante en manos norteamericanas.

Entre 1950 y 1960 fue la época de oro de la empresa, fabricando válvulas eléctricas (tubos), receptores de radio y victrolas. En 1971 el gobierno de Allende intervino y luego tomó el control total de la empresa que pasó a llamarse IRT (Industrias de Radio y Televisión), mientras que la armaduría en Arica se llamó ILESCO. Mientras en Arica se armaba el televisor "Antú" en Santiago se producían los discos de vinilo. Era la industria electrónica más importante del país.

Posterior al Golpe de Estado de 1973, en lugar del Escudo, fueron fabricados con la marca "IRT". Paralelamente, aparecía en el mercado el TV IRT "Alba", otro popularísimo de la época y hasta entrados los 90s aún existían en servicio en algunos hogares.

Es sorprendente que, en 2009 (fecha de la foto), haya habido uno de estos funcionando, toda vez que ya es raro encontrar uno en tan buen estado.

0 comentan:

Publicar un comentario