27 de diciembre de 2008

Chantódromo: Pistol-Cola


Una de las aberraciones más tóxicas de copete jamás vista. Ocupando un sitial privilegiado al lado del guatero espacial y del vino en cartón, existió alguna vez este copete que pretendía tomar su lugar como el "combinado nacional", la mezcla de pisco y bebida cola que usté dama, caballero, reconocerá como "piscola". Y vamos a la publicidad: un tipo estaba esculpiendo una escultura de una mina en hielo, la termina, abre su Pistol-Cola, toma un sorbo, le da a beber a su "creación"... y ésta cobra vida y le chanta un beso. Un comercial inverosimil y malo como él solo, pero fue la única vez que vimos publicidad de copete de dudosa reputación en la tele.

Porque Santa Isabel le conoce y en especial conoce el comportamiento de la masa copetera que después de la octava piscola... igual! :D

1 comentario:

  1. Ya lo dije en Youtube... rancio :P

    Literalmente la mina se come al gallo :P x2

    ResponderEliminar