17 de febrero de 2007

Triste lugar

Viendo la tele. Muestran cómo ha sido este día de invierno en pleno verano para el Transantiago. Y pensar que lo pedí. Bajo los paraderos definitivamente llueve tanto o más que fuera de éstos. La "zona de pago" parece ser una buena idea; al menos eliminó a la masa cavernícola de otros días. Y salió menos gente a la calle, ayudando a aplacar el efecto "micro gratis", ese que hizo que muchos pelotudos y sus familiones que no ven a su abuela hace veinte años fueran a verla estos días. Y mirando el sector de Escuela Militar en TV, aún en cama esta mañana y tomando una gran taza de café, me voy hacia algunos meses atrás.



Talvez para mí estos lugares llevan asociada una carga de angustia y estrés. De esa que produce ser literalmente sacado de la cama a las 9 de la noche, muerto, para atravesar la ciudad, tener reunión de grupo y preparar una presentación, con la moral hecha mierda. De tardes enteras trabajando y al regreso tener que ver esto. Pese a lo acomodado del barrio en que está, resulta increíble que esta estación de Metro haya quedado tan descuidada.

Ojalá resucite en forma de Subcentro. Por el bien de mi psiquis.

Fotografías:
(1) http://www.flickr.com/photos/gonhark/
(2) http://www.flickr.com/photos/pablogonzalezr/

2 comentarios:

  1. Y al menos es curioso ver que un lugar tan frio y distante como lo es la Escuela Militar, ahora comience a ser un lugar de encuentro, aunque en estos días, fue así de manera forzada (ni para entrar a un recital, o ver a la Pequeña Gigante se vio tanta gente en las calles).

    Ha de esperarse que se cumpla la labor ingenieril y urbanistica a cabalidad, que no se haga a medias como la nunca construida Estación Intermodal Quinta Normal, la cual ahora estaban postulando para construir en "EL HOYO" un memorial para los DD.HH.

    kurotashiO!

    ResponderEliminar
  2. Hola Pretoriano. Qué raro tu nombre, suena como ano.
    No pienses que vengo a ofenderte ehh.
    Estuve revisando tus posts, hay muchos del transantiago. Pero me da lo mismo porque soy de regióooooon. Jojo.
    Pero miraba esa foto del metro, y me dio nostalgia. Me acordé de mis días en Santiago, y me dieron ganas de volver. De vivir allá. Qué mal, ya me había pasado eso cuando vivía en pueblo chico y deseaba vivir en Conce. Ahora pasaré el resto de mi vida universitaria pensando en vivir en Stgo.

    Bueno, saludos desde el mar!

    ResponderEliminar