3 de enero de 2006

Malo, malo, malo...

Bien, chicos... Como ya hice alguna vez con Rojo Vip (y que a la larga no me salió gratis), hoy, sin amigos de por medio, voy a descuerar al último bodrio que acaba de ver la luz este domingo pasado, adivine donde... sí, tambíén en TVN: Cada loco con su tema.

Ante la poca competencia de esa noche de domingo en los otros canales (y aprovechando de explicar que estas películas ñoñas como Star Wars no me hacen clic en nada) y con cero sueño me dispongo a mirar lo que me ofrecía la decadente pantallita del 7.

De entrada, cada invitado comienza cantando un tema. Nada original: en Noche de Juegos los invitados entraban bailando. Y aquí me detengo, porque esto ya parte mal: personalmente, me apesta cuando veo en TV a gente que no hace lo suyo. Que canten los cantantes. No cualquier gil invitado (a menos que lo haga bien). Un triste espectáculo considerando que de los pelmazos que invitaron, la que mejor cantaba era la Karen Paola. O sea... Ahí recién caí con el nombre del programa. Claro, cada loco con su canción. Obvio. Y pensé... "¿estos hue... se van a dedicar a cantar mal todo el rato?". Ahí me fui a la cocina a prepararme algo, para aprovechar el tiempo, porque ver a los pelmazos cantando... prefiero ver esa película ñoña.

Luego, comenzó el show de fallas. Partiendo por una tómbola en pantalla gigante que no funcionó bien hasta por lo menos media hora después de iniciado el programa (si no más). O sea, se supone que hay gente que debiera probar todo el apoyo medial que se usará, además de un buen ensayo.

Un momento después, caen desde el techo del estudio estribos amarrados a cuerdas, de la nada. Cero lógica. Al rato después hacen correr la tómbola electrónica en pantalla gigante y en efecto, el juego elegido es... sorpresa... ¡estribos! Todo pauteado desde antes. Todo arreglado. Es que más arreglado imposible. A una de las jefas de equipo, la brasileña, se le ocurre subirse a los estribos y Cárcamo la corrige. ¿Nadie le explicó antes la mecánica de los juegos a la minita esta? ¿Nadie le dijo que los juegos son para los invitados? Pfff... Faltó un ensayo general, parece.



Y por último, para no seguir descuerando más este bodrio, como ya les conté lo de la tómbola, no me extraña que el besuqueo del Petaca con doña Yamna "Perreo" Lobos estuviera igual de arreglado. O sea, es perfecto, para asegurarnos de que se hable del programa, optemos por el recurso fácil. Siempre un besuqueo entre dos famosillos sube el rating, amen del morbo de la masa.

Después de eso, me puse a ver cualquier cosa para pasar el rato. Hasta me cambié al 13 para ver Star Wars. Y prepárese porque esto es la guinda de la torta: al finalizar las transmisiones el locutor pierdete-una don Fernando "Señor Manguera" Solís dice casi textualmente "aspiramos a hacer una televisión de clase mundial".

Ahí sí que me empezó a doler la guata. Y no fue por lo que comí.

3 comentarios:

  1. Son los programos "éxito" del verano ... ya está ese estigma, y parece que no hay productor, director de TV que pueda revertirlo!

    Yo también preferí ver La amenaza fantasma, cuando en el cine me aburrio un kilo!

    en fin

    Saludetes

    ResponderEliminar
  2. Que penoso.

    Saludos!!!

    www.elbosquevetusto.blogspot.com

    ...

    ResponderEliminar
  3. AMén al cable compadre.

    Yo me lancé con Starsky& Hutch ese día. ¿Tv nacional? cuando quiera morirme por derrame cerebral me daré una dosis

    ResponderEliminar