22 de julio de 2005

Me asusta, pero me gusta (o ¿ya volvimos a la normalidad?)

Estuve fuera una semana. Espero ya haya pasado el escándalo de los gurúes, luego de la ola de comentarios, inédita en la corta historia de este sucucho. Por el link en AtinaChile vi el programa de Estamos Conectados dedicado a los blogs y que fue todo un gusto, salvo por un diputado que me anduvo lateando, claro. Opinión valida. Pero una opinión, ni más, ni menos.

El viernes pasado cuando volvía a mi casa me sentí más feliz y satisfecho que nunca de ser un blogger. En mi espacio, dicho de manera cursi, florecieron las opiniones. Y talvez no debiera decir esto, pero me sentí "valido" por haber dicho lo que dije y haber obtenido tal respuesta.

A la vez, esto me asusta. Siento que más que nunca se ha dado la oportunidad para que cada uno de los que escribimos blogs pueda recibir, muchas veces gratuitamente, opiniones ofensivas o degradantes. Y uno tiene que ser de fierro. Y creo no serlo. Ojalá ya tenga donde abrir un nuevo camino cuando me dé cuenta que los blogs van hacia donde yo no quiero ir. Que un blogger sale en el Canal 13 o saca nota en El Mercurio o qué se yo... y ahí aparecen como por ensalmo aquellos personajes sacando sus garras. En el corto-largo tiempo que llevo en esto, y más aún en estos días en que los blogs se han dado a conocer más que nunca a través de los medios, he leído opiniones muy buenas sobre tal o cual blog, pero también otras bastante filudas y, lo peor de todo, bastantes veces hacia gente que en verdad quiero y estimo y que he conocido en este mundo raro al que me vine a meter. Cuando alguien saca nota en tal o cual medio ruego que esa persona no deje de ser quien es, que no pierda el rasgo que me hizo fijarme en ella y mirar lo que publica. Una aparición más y siento que por haber conseguido eso ya es más que uno y siento que se aleja. Es un problema que tengo. Y que espero algún día se acabe.

Lo siento. Esta vez sólo vine a marcar tarjeta. Y, por cierto, afectivamente sigo más solo que un dedo, pero de una mano de un solo dedo, claro.

14 de julio de 2005

Solo



Foto de mcloud

Así me siento, tal cual. Más solo que un dedo...

13 de julio de 2005

Gurúes blog: ¿quiénes les dan de comer?

Si hay algo peor que gente creyéndose dueña de la verdad, es otra manada de gente dándoles la razón.

El otro día invitaron a Leo Prieto a la radio Concierto (está bien de moda eso de ser invitado a la Concierto, como si fuese la radio oficial de los bloggers, ja) a hablar de... guess what... los blogs. Y no me hubiese enterado de lo que dijo de no ser por este post que lei en otro blog del cual cito textual:

"Yo lo encontraba bien pro a él, pero la verdad es que me chorea escuchar a alguien hablar de que los blogs, de que la huea, de q tienen q ser así y asá, y q los blogs personales son muy fomes, pero que el suyo de tecnología ultratop es muy bacán porque así todo el mundo sabe que el es inteligente y que los q escribimos blogs más personales somos unos fomes de la puta".

Lo siento, pero no podría estar más de acuerdo. Lo que pasa en estos casos es que hay mucha gente que se hace lectora (y admiradora) de este tipo de gente y se impresiona con las gráficas de calidad, la escritura inteligente, a tal punto que les conceden el don de la verdad y de ahí en adelante estos "gurúes" tienen la verdad absoluta y no hay con quién desquitarse porque, de partida, reciben una cantidad considerable de comentarios (el post aludido de Leo lleva hasta el momento 37), mientras que por estos lados, con suerte, se reciben a lo más cinco comentarios por cada post. Si hay algo peor que gente creyéndose dueña de la verdad, es otra manada de gente dándoles la razón.

Me gustaría haber escuchado ese programa y espero que una vez que Leo tenga el CD, lo comprima a MP3 y lo suba para escucharlo como prometió. Espero que sus dichos en el programa sean sólo una "opinión" de cómo él ve el presente y futuro de la siúticamente llamada "blogósfera". Si así fue, súper válido y todo un aporte al tema. Si no, hay que entrar a preocuparse.

Hace algún tiempo en un post de no recuerdo qué blog se comentaba (o mejor dicho, se cuestionaba) a Roberto y su blog con un dejo de resentimiento y de cuestionamiento del por qué era un "blogstar" (como les llaman ahora) y todo el cuento. Sin afán de defenderlo, es de los tipos más abiertos que hay en cuanto a lo que debe y no debe escribirse en un blog y (que yo recuerde) nunca ha dado cánones de lo que deben ser. La misma gente que se maravilla con las gráficas, los contenidos bien escritos, la trayectoria y todo eso le confirió el status de blogstar y de gurú... y él, ni se movió de su escritorio.

Yo, personalmente, prefiero una blogósfera sin gurúes. ¿Quién se me suma? En todo caso, los únicos que pueden meter la cuchara en cuanto a qué puede ser o no ser un blog son quienes algo saben de periodismo, y sólo en su ámbito. Porque periodismo no es sinónimo de blog.

Y si fuera por trayectoria, yo comencé en 2001 escribiendo mi diario personal en un guestbook. Talvez fuí uno de los primeros bloggers chilenos, sin saberlo.

Los alemanes 'ta que dan jugo...

Cuando vi www.LetterJames.de creí que se trataba de un hecho aislado. Un sitio alemán que permite poner tu texto en una foto y que parezca real. Entretenido, aunque bastante jugoso.



Pero esto sí que se sale de todo lo cuerdo. Una tienda de insumos de impresión, también en Alemania, para promover sus productos, ha ideado una competencia de PrintChat en donde lo que uno tiene que hacer es poner su nick y su mensaje para que salga impreso allá, en una de las dos impresoras en competencia, la del pollito o la del pinguino. Me imagino que debe ser para demostrar lo baratas que venden las tintas.

11 de julio de 2005

Exijo una explicación... o, más bien, la tengo

El fin de semana recién pasado aproveché que un afamado mall está a 15 minutos de casa para ir a mirar (perdón que no haya querido usar la palabra "vitrinear", me parece cursi). Como ando con planes de comprar un discman, obviamente miré harto de eso y me gustó éste, el Sony D-NE270. Por desgracia, no me gustó mucho que estuviera a más de 50 mil pesos...

Pero lo sorprendente viene ahora. Hoy me vine como piraña a mirar los sitios web de las tres grandes tiendas en las que miré precios (no incluyo ABC porque no tienen este modelo listado en su sitio, aunque recuerdo haberlo visto en su tienda).

Falabella:
Por internet: $42990
Normal: $59990



Almacenes Paris:
Por internet: $44990
Normal: $59990



Ripley:
Por internet: $42990
Normal: $44990



¿Se fijaron la tremenda diferencia de precio entre comprar por internet y comprar en la tienda? Creo que el ahorro de costos de vender directo versus vender vía tiendas no alcanza a justificar los $15000 o $17000 de diferencia. ¿Donde está la trampita? El asunto es que ninguna de estas tiendas ofrece venta por internet con pago en efectivo. Todo es con tarjeta. Y ahí está la pequeña trampita de las tiendas, que es la de poner su apoyo fuerte en el sistema de tarjetas de crédito bancarias, a las que no todo el mundo tiene acceso y, para el perraje, embutir cada una su propia tarjeta. Ripley es harto más digno y los $2000 de diferencia si se justifican sólo con el ahorro de vender directo vs tienda.

Al final, obvio que me quedaría con Ripley en donde vale $44990 versus $59990 de las otras casas comerciales mostradas. Ni cag*ndo con tarjeta.

Última semana, que hablen ellos

Salas
Mi jefa de los laboratorios de computación:

"Hola chicos, tengo el desagrado de informarles que a partir del lunes 11 ya no se cubrirán mas módulos, y para los que cubrían el día sábado esas clases terminan mañana 9-07-05."


el profeEl profesor de Finanzas:

"Aprovecho de despedirme de los alumnos, agradecerles toda la colaboración en el curso y desearles el mayor éxito en el futuro."

Nota final en su ramo: un 3,6. Es su trabajo, claro.

¡Si alguien pregunta por mí, no estoy, me fui!

8 de julio de 2005

Vidavisión... ¿pa' la casa?

Vidavision
¿Ya notaron los que no tienen cable la linda y "sana" carta de ajuste del canal 2 en Santiago? Pues bien, los propietarios de la señal, Radio Cooperativa, la vendieron a la sociedad Alfa 3 quienes pondrán al aire la señal Telecanal (o TeleC) en la frecuencia 2, reemplazando al patético y machetero canal Vidavisión.

Como aquí en Canal Pretoriano nos interesa qué hace la competencia y nos gusta consultar las fuentes originales, nuestro instinto básico nos condujo a visitar el sitio web de Pida... perdón, Vidavisión pero... oh... ¡está caído! (para variar).

Creemos, aquí en Canal Pretoriano, que no son buenos tiempos para que entren competidores al mercado de la televisión abierta en Chile. En la práctica no se puede entrar "chico", se debe entrar grande, grande como los "grandes", vale decir Canal 13, TVN, Mega, etc. Si entras chico, sonaste, nadie te pesca. Fue lo que le pasó a Rock & Pop TV, Gran Santiago, ABT... ¿TVO talvez?. Y por tanto, la gente ya no está expectante ante la llegada de canales nuevos a la TV abierta (como lo fue en tiempos de Megavisión, en que la gente estaba aburrida con 3 o 4 canales y quería algo "nuevo"), porque existe esa idea preconcebida de que se trata de "canales piñuflas, fomes". Y ello se confirma con la última aparición hace algún tiempo... ¿o es que ya alguien encontró eso con lo que TVO decía que venía a romper? "TVO rompe con todo"... las balls...

Tirarse con un nuevo canal hoy en día en Chile, a menos que se sea un magnate supermillonario, es ir a pérdida. Lo siento.

La misma Radio Cooperativa contando de esto [via]

6 de julio de 2005

Odisea medieval (o Cómo Mueve La Patita...)



Ayer esperaba en la fila para comprar mi almuerzo. En la radio del local sonaba I Saw Her Standing There y el que estaba delante mío mueve que mueve la patita. Era que no. Un descubrimiento musical que no me hubiese ocurrido de no ser por una vieja amiga (de la que me guardaré su nombre). La conocí hace más o menos cinco años, con ocasión del cumpleaños de un patán que conocí en unos trabajos de invierno. Con el tiempo nos comenzamos a escribir, hasta que de pronto se nos ocurrió (mejor dicho, a mí se me ocurrió) la idea de ir a visitarla a su casa algún día. Llegó el día, llegué a su casa y no pasaron tres minutos cuando ella me lanza la pregunta de sopetón: ¿te gustan los Beatles? Yo no sabía muy bien qué responder, reconozco que hasta ese día me era completamente irrelevante si aquellos pelucones eran en verdad algo magno en la historia de la música o eran un bodrio cuya fama era alimentada por fans acérrimos e incondicionales (y, por tanto, ciegos). Entonces fue ahí donde comencé a conocer su mundo. Hablamos de las cosas que nos gustaban (¿había que hablar de algo, no?) y salió a la conversación su gusto por lo medieval, el que se había leído todos los tomos de las Crónicas de Narnia, que el Señor de los Anillos, que a los dos nos gustaba Enya y en general ese tipo de música new-age y para "amenizar la velada" hubo música de Beatles, Janis Joplin, Enya, Abba y creo que por el primer día fue sólo eso.



Luego, en las siguientes reuniones, comencé a rallar y pensar que en verdad cada vez que iba a verla se trataba de un largo viaje para llegar finalmente a un gran castillo medieval incrustado en medio de la ciudad. Y esa era sólo la mitad de la hazaña. La otra mitad se trataba de mantenerme digno, que aunque quisiera tomarle la mano y pasar al siguiente nivel con ella tenía que tener cuidado con eso. Las visitas siguientes no estuvieron exentas de ese riesgo, de echar por tierra todo lo logrado (si en verdad algo se logró), hasta que mis celos por causa de uno de sus amigos lo mandaron todo a la cresta y estuvimos un año sin hablar. Entonces uno se da cuenta (recien) que lo está pasando mal. Luego de ese tiempo volvimos a hablar, pero naturalmente nunca más fue lo mismo.

Sorprende notar hasta dónde puede llevar a alguien la adicción a los afectos. Actualmente pienso varias veces si será bueno visitarla. Usualmente voy a verla cuando me siento extremadamente solo y no tengo a nadie más a quien acudir, aun sabiendo y habiendo aprendido a la fuerza lo que puedo y no puedo hacer, y soy capaz de terminar la visita tranquilo (no feliz, pero tranquilo) cuando soy capaz de controlar la estupidez que uno siempre lleva consigo y que hace perder todo el camino recorrido en un segundo.

Hoy ya no hay castillos medievales dándome vueltas en la cabeza, pero sí hubo un tiempo una conocida historia animada dando vueltas en los cines en donde uno de los personajes le queda justo. Y no se lo he dicho porque podría malentenderlo y ofenderse (y yo que soy brillante en eso de los malentendidos y de sacar el mayor antiprovecho posible). Y un tema, I Want to Hold Your Hand (se cae de obvio) para seguir dándole vueltas de vez en cuando, a ver si algún día me doy cuenta si ya he superado aquella mala experiencia o no, si todavía me duele o si ya pasó.

Es evidente. No soy ningún príncipe, pese a que tengo el nombre de uno.

5 de julio de 2005

Juguete nuevo y mi blog que se muere

Como ya había dicho antes, creo que con la plata que he ganado como ayudante de salas me compraré, si no se me ocurre nada más en el intertanto, este juguetito de discman con MP3. No tiene soporte ID3 tag, pero no importa, después de todo encuentro bastante siútico y snob leer el nombre del tema en la pantalla, además se va a prestar para que lleguen los mensos de siempre preguntando ¿A ver, qué 'tai escuchando? Buuuu, no cacho ese grupo... ¿de dónde son? Entonces yo me ahorro toda esa sarta de explicaciones lateras, porque, obvio, los audífonos no me los sacan de las orejas. Tampoco tiene radio, pero para qué quiero radio, cuando ponen la misma música de siempre, los locutores son gritones, no se les entiende nada... Lo que más me gustó fue que el par de pilas dura 50 horas con CD audio y 85 horas con MP3 ¡Ahora las pilas no se me van a agotar a mitad de mes, qué emoción!

Pasando a otra cosa, no sé si se han percatado, pero la ausencia de comentarios me tiene intrigado. Barajo varias hipótesis del por qué nadie comenta:

  • Están todos en tiempo de exámenes finales, todos quieren pasar todos sus ramos y por eso no se han aparecido.
  • Cuando dije que la canción de la Carrá estaba adhoc por lo que estaba pasando, lo tomaron en forma literal y pensaron... "uh, Pretoriano anda caliente, se le está acumulando el Kino, arranquemos!"
  • Yo no he comentado casi nada en otros blogs, por lo que, como nada es gratis en la vida y todos esperan recompensa por sus acciones, nadie ha querido comentar aquí.
  • Por último, talvez perdí mi cordura y escribo disparates con los que nadie se identificaría.

Haría una encuesta, pero sé que no la va a pescar nadie.

Saqué las estadísticas de visitas para no dar tanta pena.

Y por último, advierto que circo de mí no van a tener.

4 de julio de 2005

Hace diez años

Rage Against The MachineEstudiando Progmat para el exámen del sábado pasado, paré un rato y puse la radio y sonaba una de Rage Against the Machine. ¿Y qué con eso? Es sólo que cada vez que me quedo pegado con algo del tipo Rage, Nirvana, Pearl Jam, STP, Foo Fighters y similares, comienzo a recordar una etapa que siempre acostumbro a negar. Mi paso por la enseñanza media tuvo cosas buenas y otras que no vale la pena, por el bien de mi psiquis, recordar demasiado. El curso se dividía en un grupo de más menos el 50 por ciento que escuchaba esa música, después le seguía un grupo más chico que escuchaba rap y hiphop, y luego veníamos nosotros, los que no se sabía qué música escuchaban, de los que se hacía bromas sobre sus gustos musicales y que frecuentemente se decía que estaban escuchando el cassette de Cachureos o del Topo Gigio. Berf... Hace diez años yo estaba en 2º año medio y, por estos días, ya estabamos pensando en la historia que usaríamos para hacer nuestro cuento musicalizado para el ramo de Educación Musical. Nuestro cuento se llamaba "N.N. contra los Tres Demonios". Los "tres demonios" no eran más que un profesor de Química, afamado por hacer pruebas perras, un inspector de pasillo y finalmente, claro, el inspector general, contra quien nuestro genérico N.N., representando al joven estudiante promedio, ni brillante, ni porro, lograba vencer a estos personajes y devolver la paz a algún planeta ficticio. Me divertí trabajando en eso. Talvez porque desde chico jugaba a hacerle programas de radio musicalizados a un mono de peluche (sí, tenía un mono de peluche y qué). Mi oso hablaba. Era el único de la cuadra que hablaba. Sin pilas. Y yo super orgulloso. Recuerdo que terminamos el cuento un 15 de agosto. Lo recuerdo perfectamente porque era el día que inauguraban el canal Rock & Pop. Al comienzo trabajamos con una grabadora de mano, pero a la semana siguiente pudimos ir a la casa de un partner que tenía equipo de música y micrófono, y el sonido fue bastante superior, pese a que de todas formas usamos un minicomponente para poner la música la cual se mezclaba con la voz de nuestro narrador y, juntas, vía micrófono, al aparato negro dentro de un rack. Aunque pasó ya mucho tiempo, recuerdo haberme sentido culpable por hablar tanto de nuestro trabajo en los días previos, de que estaba quedando bueno, creando falsas expectativas. Como todos hicimos de todo, en los créditos finales nos costó resolver quién hizo qué. A mí me dejaron de "coordinador de música". El trabajo final me gustó, aunque algunos dijeron que estaba fome. Pese a todo, tuvimos nota 6,9. Nos ganó el grupo que musicalizó con hiphop, con mezclador y todo, en forma impecable y sin pifias como nosotros (fueron los de mejor sonido). En definitiva, era la representación de los dos grupos, los rockeros y los hiphoperos. Me quise conseguir el trabajo de ellos. A la salida de la clase el jefe de ellos me dijo que ya se lo habían pedido de su grupo, pero que me lo prestaría al otro día. Un mes después volví a preguntarle. "No sé dónde dejé el cassette", me dijo. He pensado en subir el trabajo de mi grupo al blog, después de diez años de grabado, musicalizado con los Rage, Pink Floyd y hasta con Donkey Kong Country, por nostalgia, pero está tan plagado de tallas internas que nadie lo entendería.

Para fin de año hicimos un video. Era como la "despedida" del área artística, previa a la segmentación entre matemáticos, humanistas y biólogos. Tengo el de mi grupo y el de otro grupo más. Veo el de mi grupo y me doy pena, no por mí sino por la ropa que usaba y me pregunto qué esperpento usaría la ropa que yo usé en el video (personificando a un joven "normal"). Pongo el otro video y veo al Jorge de ese tiempo y lo comparo con el de ahora y no me explico qué pasó entremedio. Pero ese es otro cuento.

Y ahora estoy tratando de hacer mi parte en lo que es pulir nuestra aplicación web construida en Java para la demo final ante el profesor, este miércoles en la mañana. Y pienso si realmente me gusta esto, tanto como me gustó aquella actividad musical, hace diez años.

2 de julio de 2005

Trabajos

Trabajos
Ya se acaba el semestre y comienza el empapelamiento de "actividades" para hacer en las vacaciones, y por supuesto los trabajos y misiones de invierno se hacen presentes. Está claro que no iré ni a trabajos ni a misiones (debo estudiar para el exámen de licenciatura, chicos, recuerden), pero si pudiera ir, creo que volvería a trabajos, porque a las misiones no vuelvo ni cantando. Mi error fue ir a conocer gente como lo primordial en lugar de mentalizarse en lo que hay que hacer, frase sumamente subjetiva que depende completamente de lo que anda pensando la persona que va a estas actividades, y así perfectamente "ir a trabajos" puede significar construir mediaguas o comerse minas... si es tan subjetiva la cosa... Más exactamente, lo que me pasó a mí fue que iba a misiones con la mentalidad de trabajos. Y son cosas bastante distintas (¿necesito decir que las misiones las organizan las pastorales de cada carrera en grupos de carreras, y son católicas?).

Pero hay algo que me molesta sobremanera, y es que para promover los trabajos, siempre usan fotos de niños pobres con los mocos colgando. ¿No podrían ser un poco más dignos? O sea, no tienen que mostrarlos con sus familias a bordo de un Mercedes o un Chrysler (o su marca favorita de auto caro), pero al menos ser un poco más dignos. ¿Por qué no mostrar un paisaje, por ejemplo? (Siempre están los que caen con los paisajes y piensan en ir a hacer turismo social... eso se va a dar siempre y no hay ná' que hacer).

El afiche de las misiones aquí en la UC me gustó. Es simple y al hueso. Una mochila y un crucifijo de madera típico de misionero (todavía guardo los que usé): "Ésta [refiriéndose al crucifijo] es la única credencial que necesitarás estas vacaciones". En el fondo te están diciendo que para misionar bien hay que olvidarse del contexto de vida usual de uno, en especial de la vida universitaria de pasar los ramos y todo eso, y enfocarse en las actividades y en la gente. Y ahora me lo recuerdan...

Si van a alguna de estas cosas, suerte. Y aprovechen el turismo social que siempre existe, por unas 10 o 15 luquitas...

1 de julio de 2005

Quedan pocos días... aproveche

Estoy en la penúltima semana de cuidar sala. Ya avisaron de arriba que, con el nuevo sistema de cámaras de seguridad, no necesitarán ayudantes el próximo semestre. Ello cambia por completo mi plan para las pocas lucas que me estoy ganando. Ahora que sé que no las voy a seguir recibiendo, en vez de darme gustos, estoy juntando lo que gane para comprarme algo que me dure y ya tengo en mente una lista de alternativas posibles, liderada por lejos por un discman con mp3.

Leí un post de Ornitocracio acerca de lo que había detrás de las encuestas de una afamada AFP que son encargadas a alumnos de último o peníltimo año de carrera. "Mira, la AFP va a obtener los datos de las personas que ustedes encuesten y simplemente las van a empapelar de información". Aunque no me sorprendió. Sólo confirmó mi visión "pesimista" de las prácticas sucias de propaganda que abundan en estos tiempos. Pesimista no, "realista". Siempre acostumbro pensar y prepararme para el worst case. Ingrid me dice que no sea pesimista. No es la primera.

Anoche fui a imprimir a una sala de computación que está frente a Sociales. Prefiero ir allá que queda más lejos aún teniendo una sala al frente del patio de Ingeniería, porque ahora trato de ir lo menos posible a esta última sala debido a una actitud cuestionable de doña administradora conmigo y con los que estábamos en ese momento en la sala que daría para largo... Pues bien, esta sala frente a Sociales, junto con la de Educación deben ser las más "sobrepobladas" por mujeres. Me pregunto cuántas chicas PUC conoce el "pobre" administrador de sala. No quiero ni imaginar...

fin del mundo?Tengo mi vida planeada hasta la primera semana de Agosto, cuando daré el exámen de licenciatura. Después de eso no hay nada claro. Es como ver las imágenes satelitales del Google Maps y hacerle drag and drop al mapita (con un zoom suficientemente grande) hasta que llegue a la periferia y a partir de ahí como que "se acaba el mundo". Y a falta de planes propios, todo mundo tiene planes para mí después de eso. Jorge dice que me va a poner a cargo de informática en su empresa consultora cuando el negocio comience a crecer, su mamá se anda haciendo la invitada a mi matrimonio (y no tengo ni polola), y así suma y sigue.

Tiempos de cero comments. Bueh, es lo que hay...