22 de diciembre de 2005

El viejito engañado


Es muy común ver en estos días en la televisión una serie reportajes de las cartas al "viejito pascuero" que llegan a correos de chile, cartas conmovedoras de niños llenos de inocencia que piden las más variadas cosas, generalmente para otros, cosas simples y fáciles que conmueven por su simplicidad.

Los periodistas muestran cartas, con peticiones tan fáciles de cumplir, tan pequeñas para muchos que nos asombra que puedan dar la alegría que muestran estos niños.

Lamentablemente detrás de esta muestra solidaria se esconden los mismo abusadores de siempre, gente que se aprovecha de todo lo que pueden, y hacen que sus niños pidan lo que más puedan.

Estos abusadores que se aprovechan de tanto de los subsidios del gobierno como de cualquier acción social.

En correos existe (gracias a ellos) un montón de voluntarios que se encargan de leer estas cartas para intentar que estos "estafadores de las buenas acciones" no logren sus objetivos. Así estos voluntarios se encargan de que solo una carta llegue a ser elegida, que si una carta ya fue respondida no vuelva a ser elegida, etc.

Años anteriores era usual encontrar decenas de cartas iguales (fotocopiadas), pidiendo lo mismo, supongo que para aumentar las "probabilidades" de ganar el premio de un corazón amable que le pueda cumplir. Aunque no sé, si lamentablemente o afortunadamente muchas de estas cartas iguales eran (y son) premiadas, obteniendo estos abusadores varias bicicletas, playstations, personal estéreos, etc.

Más aún, muchas de las sencillas (y muy conmovedoras) peticiones de "ropita", terminan siendo vendidas en ferias populares que existen en las poblaciones.

Este año las técnicas han cambiado, cada vez se han sofisticado más, ahora al menos las cartas son escritas de puño y letra, poniendo algo muy conmovedor primero, del estilo

"Querido viejito lo único que deseo para esta Navidad es tener una rica cena", además una bici, un diskman, un computador, etc.. etc.."

Incluso llegan algunos de estos abusadores reclamando contra correos, por que le está saliendo muy caro "pagar" por la cantidad de "cositas" que le están llegando y que no abusen con la gente pobre.

Es muy triste ver como una tan bonita iniciativa es ensuciada por gente sin escrúpulos siempre dispuesta a tomar lo que puede de los demás escusandose siempre en los demás, que como son pobres lo merecen todo, que nadie se acuerda de los pobres, etc. Y cuando alguien de buen corazón quiere ayudar, estos mismos pobres e inocentes hacen lo posible por engañar y obtener todo lo que pueden.


Tomado de aquí. Ya es hora que a la gente que abusa de estas instancias de beneficencia y que ha hecho del pedir su forma de vida se le dé lo que se merece: una buena patá en la r...

(Fotografía: Diario La Discusión).

6 comentarios:

  1. Como dicen..."hay de todo en la viña del Señor"...
    Amigo WillyPreto, vengo a desearle mis mejores intenciones de felicidad y exito en esta navidad junto a sus seres mas queridos, un abrazo cordial.

    ResponderEliminar
  2. No lo había pensado así, tampoco sabía que había gente tan poco digna, aunque tambien seria iluso pensar que no existiere.

    Saludos!!!!!!

    Feliz Navidaaaaaaad!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Feliz navidad!!!! No es un saludito personalizado, pero si te estoy saludando es porque te deseo la mejor de las navidades y que el 2006 sea un año lleno de alegrías.

    Besotes!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Si desde siempre nos hubieran acostumbrado a no permitir el hurto, en menor escala, estos abusos no ocurririan (talvez. Chile es una provincia, y santiago el fundo)

    ResponderEliminar
  5. bueno yo había pensado mas de una vez que se podía dar la situación de gente que se aprovecha de esta noble acción de escribir cartas al viejo pascuero. No faltan ni faltarán por lo que veo. En todo caso es conmovededor el caso del niño que escribió pidiendo unas córneas para su hermanito que estaba quedando ciego, y aquí la solidaridad funcionó como un rayo.
    Interesante el tema, para pensarlo-
    Feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  6. frescos de raja hay hasta para la pascua, nunca faltan, de hecho sobran, pero así es el mundo, el prójimo, tenemos q amarlos y gastar energías en insertarlos en la sociedad, no a la discriminación de la gente de mierda!!

    vote por mi

    ResponderEliminar