¡Hola... soy Sushito!

Mis antiguos humanos me tiraron a la calle. Américo Vespucio, le dicen. Qué nombre más raro... ¿quién es ese señor? Pero mi nueva humana me encontró y me trajo a su casa. Ya soy el regalón. Comí ricas croquetas y rico atún. Lo pasaré bien aquí.

Me quieren tanto que ya me han tomado mis primeras fotos... prrrrr...





También te podría interesar

0 comentan