Nuevos vientos


Me escuchaste. Pasó tanto tiempo y no me atreví a hablarte. El daño ya estaba hecho. Reconozco que las cosas no eran como yo pensaba. No has cambiado. Sigues siendo un sol. Tengo fe en que algún día voy a recuperar la cercanía y confianza que compartíamos antes.

Porque te prometí amistad por siempre. Y eso quiero darte.

Aún te quiero. Un beso.

También te podría interesar

0 comentan