30 de diciembre de 2015

El Spot del Recuerdo: Almac (la entendemos, mamá)



El Almac fue el supermercado de la clase alta por excelencia. Su nacimiento se remonta a 1957 y fue pionero en su formato. Tanto así que algunos comerciales (como el de ese antiguo aceite Mirasol en los sesentas, con su frase "dije Mirasol, señora") fueron grabados en un Almac. Pero uno de los momentos icónicos (por no decir el más) fue el incendio en uno de sus locales durante la década de los 80s, presumiblemente por un acto terrorista. O en la cultura popular, en la canción de Los Prisioneros "Lo estamos pasando muy bien", en cuya letra dice "...compramos en el Parque Arauco y en el Almac".

La marca desapareció en los noventas para dar paso a lo que hoy son los Lider Express o los Ekono. Pero queda el slogan imborrable de toda una generación, que aunque le quedara lejos ir a comprar a uno de sus locales o sufriera de apunamiento por la altura (¿?), siempre recordaba: "La entendemos, mamá".


El Spot del Recuerdo: CTC Celular (1989)



Es fines de los ochentas y lo que ya estaba naciendo como una pequeña gran revolución en los países desarrollados desembarca en nuestros terruños como lo más top de lo top. Llegaban los "celulares". Cualquiera que vea un terminal de esos de unos 5 o 10 años atrás y se atreve a llamarlo "ladrillo", sin duda no sabe cuáles eran los verdaderos "ladrillos". Lo de andar con la batería en una maleta no es un mito. Fue absolutamente cierto y uno de estos 3 terminales que componían la oferta original era una verdadera maleta con teléfono que en uno que otro monólogo algún comediante decía que había que subir el cerro con la maleta para hablar. Más en serio, daban ejemplos de posibles llamadas: desde Farellones, o desde los faldeos cordilleranos a Casablanca, o desde Viña a Santiago, o hacia cualquier parte del mundo (y ahí entramos a los terrenos de lo más top de lo top). Lo cierto es que la cobertura era muy acotada y se reducía a Santiago, Región de Valparaíso y Ruta 68, y eso sería todo. Hoy lo miramos y no nos parece ni un brillo. Aún cuando nos digan que es "confidencial". Nunca fue confidencial. Era el tiempo de los sistemas análogos. Me acuerdo del único que tenía celular en la cuadra y se le escuchaba todo usando una radio FM apuntando bien la antena.

Después de todo, un lujito que sólo se podía dar la elite.




27 de diciembre de 2015

El Spot del Recuerdo: Ecco de Nestlé



Cómo olvidar la letra: "Es natural / es natural / Ecco / y sano..."

Durante los ochentas y buena parte de los noventas estaba de moda la música de los sesentas. Así como en los 2000s estuvieron de moda los ochentas, siempre en cuanto a música del "recuerdo" apuntamos a dos décadas hacia atrás. La razón es simple: los jóvenes de hace dos décadas hoy son adultos con poder adquisitivo y por ello los medios, fundamentalmente las radios, ven este contenido musical como altamente explotable comercialmente.

Pero dejando eso un poco de lado, hay campañas publicitarias que no se olvidan. Eran tiempos en que habían pocas formas de medios y por sus características únicas para aquellos días, la televisión fue iman de avisadores que ponían todas sus fichas en ella. Se podrá decir que usando una canción de esas icónicas en la historia de la música se tiene el éxito asegurado. Sin embargo queda un margen entre hacer la pega y lograr la fama. Ecco, una bebida en polvo en base a cereales, lo logró en los 80s y el vuelito le alcanzó incluso para llegar a los noventas sin modificar el jingle. Ésa pocos la hacen.

El Spot del Recuerdo: Vodka Eristoff (1982)



Hay una cosa que no me acomoda, más bien, que odio de la publicidad de licores, que es su orientación a vivir la vida y el placer de formas que sin el alcohol no se podría, como si quienes no tuvieramos el vicio de beber no tuviéramos este placer a nuestro alcance jamás. Siempre sale el tema de la sexualidad, juntar hombre y mujer, una miradita por allá y por acá, siluetas, insinuaciones, y todo por supuesto con elegancia y sin pensar en que el exceso puede llevar a todo lo contrario. Eran tiempos en que en ninguna parte se incluye un mensaje del tipo "beber con moderación" o "producto para mayores de edad". Conocida fue la célebre frase publicitaria "Un Martini invita a vivir". Porque ése era el concepto: beber licor para vivir. Eristoff no lo hizo mal (y fue más allá) con su locutor off diciendo "Quítale la inocencia a tu bebida favorita. Vodka Eristoff, el sabor atrevido". Quizás lo único que me acomoda y que "me cae bien" de estos spots antiguos de licor sea esa elegancia, distinta de la celebración a destajo y como si no hubiera un mañana que impera en nuestros días y que seguramente haría avergonzar a los polacos o a los rusos (se discute hasta hoy quiénes fueron los inventores de este manjarsh) quienes hace varios siglos crearon el vodka, cuyo nombre literalmente significa "agua" o "agüita".

Ciertamente que este spot no es chileno (como la gran mayoría de los licores, por ser extranjeros). Sin embargo recuerdo una campaña publicitaria en las micros hace unos 10 o 15 años que decía algo como "beba vodka y hable ruso en sólo minutos". Qué más honesto que eso. Aunque, claramente, no debió haber sido mirado con muy buenos ojos.

26 de diciembre de 2015

Sonido AM: María Conchita Alonso - Noche de Copas (1984)


Con la verdad por delante, aunque duela. Así no más la hizo. Con el remordimiento de conciencia de haber hecho una cochinada, una rosada Maria Conchita Alonso, de jóvenes 29 años (nació en 1955 en Cuba), le confiesa a su marido su debilidad, causada por una sobreingesta de manjares etílicos de la que preferiríamos no saber mayores detalles. El asunto fue que besó otros besos, olvidó su boca, mancho su imagen, se perdió ella sola... y esa es la historia.

Y usté en su rol de macho, ¿la perdona o no? Ahí la dejo.

El Spot del Recuerdo: Flan Soprole (Flancisca!)



Desde siempre hemos escuchado el mito de que si todos los chinos saltaran a la vez podrían causar un cambio en la órbita de la Tierra o la alteración de su eje. Le doy permiso para ir y googlearlo. Y es verdad, aún es un mito. Un mito que no viene de la nada, sin embargo. Hace un tiempo un pensador-político que no recuerdo quién fue (y que sin ayuda no lo voy a saber nunca) dijo que si mucha gente da al mismo tiempo una patada al suelo puede ocurrir algo muy grande (o algo así). Una niñita desvelada que no podía alcanzar su dosis nocturna de flan Soprole recordó el mito y decidió ponerlo a prueba. Una llamada de larga distancia a China y vamos poniendo de acuerdo a todos los chinos para saltar sincronizadamente. Por lejos, el flan Soprole más caro de la historia.