14 de abril de 2015

Señales Remotas: Carta abierta de un familiar de la Fifi

Les escribe Paloma. Familiar de Fifi.

Se han dicho muchas cosas. Se ha juzgado demasiado. Por eso es que he decidido hablar.

Como familia estamos destruidos. Destruidos y muy enojados. Creo que tenemos derecho a contar nuestra verdad y a dejar de escuchar tanta estupidez y maldad.

Les queremos pedir, por favor: dejen de compartir el video de la Fifi.

Soy cercana a ella, muy cercana, y estoy impresionada por los juicios que se han emitido en los medios de comunicación. Por las suposiciones y conjeturas que han realizado de manera irresponsable. Fifi ha sido acusada en todas las redes por un acto puntual que se escapó de sus manos. Por eso hoy es denostada y degradada.

En contexto: La polémica detrás de los videos sexuales de una adolescente chilena que circulan en la red

Ha llegado el momento de hablar y pedirles respeto.

Voy a ser clara: Fifi nunca subió el video a Facebook. Quiero ser enfática: ella no tiene smartphone ni Internet en su casa. Menos tiene Facebook, porque sus mismos compañeros de colegio le robaron la clave y hasta hoy la usan para hacer bullying de la forma mas cruel y escandalosa posible.

Esto ha causado mucho daño en nuestra familia. Existe un Facebook llamado “Fifi López” que ha estado posteando desde el primer día que se liberó el video. Posteando de lo orgullosa que se siente de haberlo hecho, hablando en primera persona de que le parece muy gracioso que al niño “no se le para”, haciendo memes con la imagen de Fifi e incluso diciendo que lo disfrutó, que la enviarán al Sename, que ella está muy mal y hasta que se quería matar.

Eso es jugar con la identidad de una persona. De una niña. Pero yo conozco a esa niña y ella no es así. Ella es una niña que se comporta, que no usa garabatos y que cometió un sólo error: tener muy malos amigos.

Ese material, el video, hoy está pasando por celulares de muchos hijos de ustedes, sin compasión. Y no sólo de sus hijos. También adultos han pedido que se lo manden. Incluso mujeres. Es una vergüenza nacional ver cómo en Twitter y Facebook todo el mundo usaba el hashtag #Fifi solicitando que les manden un link al video.

¿Qué está pasando en la mente de estas personas? ¿Qué está pasando en el mundo? ¿No les da vergüenza pedir públicamente un video porno infantil?

La indignante liviandad de los medios enoja mucho. Es momento de que aclaremos varios puntos:

Primero que todo, el sólo hecho de hablar del tema, o tan siquiera decir el nombre de la niña involucrada, ya debería ser delito. Incluso gente famosa como el “artista” -entre comillas- Karol Dance preguntaba en su Twitter si ya habían visto el video de la Fifi, incitando a que la gente lo busque. Más tarde, en otro tweet, el animador dice que está ayudando a los niños de una fundación X.

¿De qué estamos hablando? Realmente me pregunto en qué mundo vive esta gente. A pesar de que en todas las noticias se dijo que era delito, en Morandé con Compañía se dieron el lujo de hasta burlarse de aquello.

No le toman el peso a lo que están haciendo: se están burlando de una menor de edad.

Chile es un país enfermo: es fácil culpar a la familia, pero nadie repara en que la cultura del reality show les ha enseñado que el amor propio o la privacidad no es algo que deba respetar.

El día de ayer, Radio Creativa de Melipilla decía que Fifi se había ahorcado. En Twitter decían que Fifi se había suicidado. ¿Dónde está la responsabilidad de la gente? ¿Dónde está la ética de los medios?

¿Cómo pueden seguir haciendo tanto daño? ¿No les bastó con usar su nombre y tratarla con los peores calificativos? ¿Ustedes creen que nosotros, quienes la queremos, estamos bien después de ver que todo el país se burla de ella? ¿Qué viene después de esto?

Como familia necesitamos decir la verdad. Necesitamos que este Chile morboso se entere, que todos sepan y les quede claro, que Fifi jamás subió esos videos, que ella jamás se ha sentido orgullosa de esta situación. Que todos sepan que su familia nunca la ha dejado sola, que tiene todo el apoyo de nosotros y de amigos, de la directora del Sename, de la Policia de Investigaciones y de varios sicólogos que la han apoyado mucho y han estado con ella todos los días.

Sin embargo, sigue siendo un daño muy grande el que le hicieron estos chicos a Fifi. Ella es una niña que sí, es cierto, ha estado haciendo cosas propias de una adulta, pero todavía sigue siendo una niña. Recuerdo un día haber andado en la calle con ella y un chico siguió a Fifi por horas insistiendo que fuera a su casa. ¡Por horas!

Ojalá que todos quienes la han mencionado puedan reflexionar de esto. Que piensen que han expuesto a una niña y le tomen el peso a lo hecho para que, por favor, no lo hagan nunca más este daño a otra persona.

Hoy la Fifi tiene mucho apoyo, pero ella en estos momentos no está nada de bien. Si pasara una tragedia y ella se suicidara, ¿recién ahí la gente dejaría de hablar? ¿Porque eso es lo que quieren, cierto? ¿A eso quieren llegar?

Ella está en shock, ella no sabe cómo enfrentarse al mundo. Ella probablemente nunca podrá olvidar esta situación. Es Chile, es todo un país el que le está haciendo daño. ¿Podrá ella caminar por la calle tranquila? ¿Que opciones tiene ella ahora? Por favor, ¡es una niña!

Yo les voy a contar quién es Fifi: Fifi es una amante de los animales. Fifi es fanática de Los Simpson (es increíble todo los datos que sabe de la serie). Fifi ha escrito libros, cuentos y hasta obras de teatro (y lo hace sola). Fifi tiene un humor muy inteligente, siempre nos hace reír mucho a todos. Fifi escucha mucha música: le gusta Michael Jackson, Pedropiedra, Gepe y Rihanna. Fifi ama los dinosaurios -sabe mucho de ellos- y de la mitología de los dragones.

Fifi es una persona normal, como tú o como yo, pero fue víctima de sus amigos.

Les pedimos a todos los que lean esta carta que la compartan. Que se pongan en nuestro lugar y piensen en nuestra sobrina, hija, hermana, pariente y amiga. Alguien que podría ser cualquiera de ustedes. Que a nadie más le pase.

Esta carta es para que el país tome conciencia.

Cualquier comentario que puedan escuchar por otro lado, que no sea por aquí, es falso. A ustedes que están leyendo, se los pido de corazón: ¡Paren con el abuso! Por favor, no usen más el nombre de Fifi, el tema es muy grave y está destruyendo la vida de una adolescente.

El otro día ella se tomó un frasco entero de tranquilizantes.

Quizás este dato les duela y los haga tomar, aunque sea, un poco de conciencia. Si son padres, más lo van a entender.

Yo, Paloma, solo puedo decir: te amamos Fifi. Eres la princesa de mi vida. Y siempre lo vas a ser.

(vía)

0 comentan:

Publicar un comentario