19 de agosto de 2014

El Spot del Recuerdo: Manjar Nestlé, lo dulce nunca se olvida


Cuando chico nunca tuve amistades. Fui un sobreprotegido de mierda que vivía del colegio a la casa y de la casa al colegio. Mi vieja era como Doña Florinda. Me veía como distinguido de entre el resto, el niñito bueno, el de las buenas notas y el de los primeros lugares a fin de año, y a la larga el adulto solo que soy. Pero cosas como ésta me dan al menos para pensar en cómo son las relaciones de amistad entre niños que son vecinos, pero ojo, de un lindo barrio de clase media, para lo cual no calificaba. Si encuentra que desvirtué todo, sólo vea el comercial, recuerde su infancia y póngase en el lugar de uno de los dos niños que dejará de ver a su amigo talvez para siempre. Se vale llorar.

0 comentan:

Publicar un comentario