1 de enero de 2014

El Spot del Recuerdo: El Tic Tac de Orange Crush, Canada Dry, Kem Piña, Bilz y Pap (1986)

Uf.... no tenían más marcas para agregar al concurso porque no tenían más tiempo. O talvez tenían todo el tiempo que quisieran. Tenían seguramente una tonelada de relojes para regalar. Por supuesto que no eran de marca, pero eran digitales y eso los hacía top de facto. El asunto es que en los ochentas vino fuerte la moda de los relojes digitales, más tecnológicos, servían para lo mismo, y con el tiempo fueron mucho más baratos. Yo tuve uno digital pero con manecillas. Nadie tenía un reloj así y lo miraba a cada rato. Y ante toda moda que se precie de tal, las marcas de inmediato sacaban provecho. Había tanto premio, hasta autoadhesivos, que era casi imposible no ganarse algo. Y desde luego que el que se ganaba algo lo presumía ante sus amigos.

Eran los tiempos en que todavía se canjeaban "premios" sin plata y los almaceneros no se avivaban con las tapas y canjeaban los premios para ellos, y la razón era simple: todavía no aparecía la tapa rosca, al menos en los formatos individual y litro. Entonces la gente se quedaba con las tapas y no las dejaba puestas en las botellas retornables cuando iban a comprar otra bebida. No existía tampoco aún el "litro y cuarto", que dos años después estrenara la Pepsi, ya con su licencia en manos de otra embotelladora. Después de eso la CCU copió la idea y "creó" el formato de litro y cuarto, con una medida nefasta: las formas características de cada marca de bebida se perdieron y el nuevo envase de litro y cuarto era un cilindro con forma de cono por arriba, para todas las marcas. Así de fome, así de insípido, así de feo. Y la historia que vino después, cuento conocido.



0 comentan:

Publicar un comentario