27 de agosto de 2013

Retrotecno: El CD-i

CD-i Philips modelo 910
(http://en.wikipedia.org/wiki/Philips_CD-i)
Ya antes comentábamos un intento de llevar al Compact Cassette al mundo digital y que terminó penosamente. Sin embargo no fue lo único en lo que cayó la Philips que no le fue bien. También, en el mundo de los discos, y aprovechando la invención del CD en conjunto con Sony a inicios de los 80s, siguió pasando el tiempo, hasta que en 1986, en esa misma sociedad, nace el formato de disco CD-i. Este formato usaba como soporte los mismos CD pero ahora con otra orientación más que sólo contener música. Este, señores, no iba a ser un simple disco de música o de meros datos de computador. Es nada menos que un disco interactivo.

Sin embargo, la primera máquina de CD-i no vendría a aparecer sino hasta 1991. Esta máquina, por cierto, ya tenía la capacidad de reproducir algunos formatos de CD de su tiempo: por cierto que el CD-audio entraba en el juego, pero más aún otros como el "Photo CD", "Karaoke CD" y el querido y recordado por muchos hasta hoy, el VCD, el compañero de cuneta-store con sus artifacts y su pseudo "calidad-VHS" (aunque necesitaba de hardware adicional). 

El aparato resultó ser una suerte de híbrido entre reproductor multimedia y consola de juego (oh... wait! ¿pero si no es eso lo que son las consolas de juego de hoy en día?). En efecto, aparecieron algunos juegos, pero éstos no pasaba de ser adaptaciones de juegos de tablero. El uso de este sistema encajaba más en lo educacional. El aparato llegó a incluso usar joystick (igual que una consola de juego), sin embargo no pasó más de ser una consola de simples juegos de salón y terminó perdida, por su alto precio, por debajo de verdaderas consolas de juego como la PlayStation o la Nintendo 64, que ofrecían una experiencia verdadera de "consola de videojuegos" ya casi a mediados de los 90s. Ya para 1994, pese a ser lanzadas a público en 1991, y luego de hacer publicidad carísima, comenzaron a aumentar, pero muy levemente, las ventas de las máquinas de CD-i. Con los títulos para la máquina CD-i el cuento fue peor: la gente simplemente se resistía a comprarlos. Como era de esperarse, el sistema recibió su tiro de gracia de parte de la misma Philips en 1998, con lo cual desapareció. 

Los únicos que podrían llamarse juegos (propiamente tales) para la CD-i fueron algunos lanzamientos de juegos de Mario y Zelda, ambas franquicias de Nintendo, como canje por la ayuda a esta última en el desarrollo de un formato de juego en CD para la Super Nintendo, formato que nunca vio la luz. Esta alianza entre Nintendo y Philips fue, a su vez, producto de otro culebrón, que fue el rompimiento de Nintendo con Sony, entre los cuales también se encontraban desarrollando una extensión similar a la consola (la versión japonesa "Super Famicom" eso sí) para que usara CDs. Y como algunos nerds y otros no tanto saben, cuando Nintendo "pateó" a Sony, esta última se llevó su tecnología de CDs, lo que con el tiempo terminaría en la creación de la PlayStation

A continuación algunos videos "ilustrativos" de las funcionalidades y capacidades del aparato. 

Una escena inicial de uno de los juegos de la CD-i: "Zelda: The Faces Of Evil": 


Aquí un comercial de la máquina CD-i marketeada por Magnavox: "CD for your TV". Malísimo (en inglés).


Y aquí una serie de comerciales cual más malo que el otro. Posiblemente estén en alemán. Inentendibles. Y después preguntan por qué no prendió.


Y... era que no... no me podía ir sin dejar un video de una máquina CD-i en acción, gentileza de un nerd tecnófilo que se la compró de segunda mano (en inglés).




0 comentan:

Publicar un comentario