23 de julio de 2013

Retrotecno: CED SelectaVision VideoDisc

Esto es una combinación de rareza, mala gestión de proyecto y desilusión. Eran los años 60s y dentro de la RCA desarrollaban lo que sería el siguiente paso de los formatos de video pregrabado, más aún, con la idea de llevarlo a las casas de la gente, algo que en esos años era muy incipiente, toda vez que los formatos de video casero que finalmente aparecieron lo hicieron durantre los setentas, con la guerra de formatos entre el VHS de JVC y el Betamax de Sony. Y ya sabemos quién ganó. Pero la famosa "guerra de los formatos" por ahora no viene al caso. O talvez sí.

"Caddy" de disco CED con el
disco interior expuesto
El desarrollo del CED ("Capacitance Electronic Disc") comenzó en 1964 como una suerte de paso natural desde la grabación de audio a la de video, usando discos muy similares a los vinilos o "long-play" de la época. Luego de probar, el disco final fue fabricado a base de PVC con carbón, para hacerlo conductivo, y con una capa de silicona sobre el disco para preservar tanto el disco como el "stylus" (como le llamó RCA y que jamás lo consideró como una simple aguja).

En 1972 el proyecto había conseguido crear un disco capaz de contener 10 minutos de imagen en color con sonido, pero todavía era insuficiente, sin contar con problemas en los materiales usados, los que lo hacían un medio muy poco fiable aún. Ya en 1977, año en que finalmente se planeaba lanzar el producto al mercado, no pudieron: se dieron cuenta que aún con la protección de silicona los discos se deterioraban por la manipulación, con lo cual inventaron una caja delgada a manera de sobre rígido ("caddy") dentro de la cual se encontraba el disco y que incluso terminó facilitando el uso de éstos. Ya nada más se necesitaba introducir el caddy en el aparato, sacarlo, y ya el disco se encontraba dentro del reproductor, listo para ser reproducido.

Reproductor CED VideoDisc RCA SFT100
El primer modelo que salió a la venta fue el SFT100W o, para los amigos, SFT100 (en la foto). Y salió a la venta ¡en 1981, 17 años después del comienzo de su desarrollo! Luego, en 1983 aparecieron dos modelos más, ahora con capacidad de sonido stereo. El catalogo inicial era de 50 títulos, el cual naturalmente que se incrementó con el tiempo.

El sistema funcionaba leyendo el disco desde el borde hasta el centro, al igual que los vinilos, pero el principio de funcionamiento del famoso "stylus" era distinto, ya que, mientras la aguja de fonógrafo leía vibraciones que se transformaban en la música que uno escucha, el stylus además de vibraciones leía señales eléctricas (de ahí el hacer que el disco fuera conductivo). En cada vuelta eran almacenados 3 o 4 cuadros (según el estandar de color sea PAL o NTSC, respectivamente). La calidad final de la imagen era comparable a la mejor calidad obtenible desde un cassette VHS o Betamax, pero lejos de lo que brinda un LaserDisc, lo más avanzado a fines de los 70s. Todos estos formatos, aún 100% análogos.

Estos discos... tenían las ventajas de todos los discos, no requerían rebobinar, la búsqueda era rápida, pudiendo llegar a un capítulo dado y pudiendo pausar, aunque, por limitaciones de la época, no quedaba el cuadro congelado en pantalla sino que sólo una pantalla negra. Pero también tenían desventajas... casi las mismas desventajas de los discos de vinilo de audio: al ser un medio de contacto, sufrían deterioro con el tiempo, sin contar que simples pelusas de polvo podían hacer que los discos se "saltaran". Como cada lado del disco sólo podía almacenar hasta 1 hora de video, había que dar vuelta el disco en mitad de la película. Y cómo se hacía: se manipulaba la palanca lateral, se introducía el caddy, el aparato devolvía el disco dentro del caddy, el usuario volteaba el caddy, lo introducía nuevamente en el aparato, la palanca otra vez y el disco quedaba montado nuevamente en el aparato para ver la "segunda parte" de la película. Simple pero molesto. Y lo obvio, eran más grandes que los videotapes que ya al momento del lanzamiento del CED ("SelectaVision" como los llamó RCA, luego simplemente "VideoDisc") ocupaban un pedazo de torta de mercado muy considerable (por no decir dominante).

El final de la historia es triste (¿se podía esperar otra cosa?). Ya en 1984 RCA anuncia que el formato fue un fracaso y que a contar de ese año se detendría la fabricación de los reproductores. Extrañamente, a partir de ese momento, la venta de los discos aumentó al doble de lo esperado, tras lo cual se anunció que los discos seguirían fabricándose por 3 años más. Más extraño, luego de este último anuncio, las ventas de los discos se desplomaron. Entonces RCA decidió cancelar la fabricación de los discos tras sólo 2 años, en 1986. El último título, "Memories of VideoDisc", editado ese año, fue entregado a trabajadores y otros involucrados en el desarrollo del formato.

Este formato de videodisco jamás llegó a Latinoamérica ni a gran parte del mundo.  Sólo fue vendido en Estados Unidos, Japón y algunos países de Europa. Y como el 99% de las rarezas, entusiastas del formato lo han transformado en objeto de culto y han subido bastante material a YouTube. 

Uno de los promocionales de la época (en inglés obviamente), destacando su precio competitivo y facilidad de uso (hasta un niño puede usarlo):


Otro promocional destacando la introducción del CED con sonido stereo (incluye la intro de RCA que llevaban todos los discos):


Y otro promocional más, destacando su catálogo:


Este fue un video promocional de una nueva grabadora de videocassette de RCA, pero que sin embargo fue grabado en CED. Es un video largo, y no es necesario verlo completo por cierto, porque ya al minuto y medio se empiezan a notar los saltos en la imágen producto del desgaste o suciedad de estos discos. Lamentable.


Y así anunció la CNN (en inglés) la muerte del formato en 1984:




0 comentan:

Publicar un comentario