3 de noviembre de 2012

Del imaginario: Tanax

Lata tradicional de Tanax líquido
"Lo mejor en Tanax es Tanax". Con ese eslogan remata un comercial radial que fácilmente se puede estimar su data en 30 o 40 años. Pocos productos se pueden dar el lujo de poseer una publicidad tan antigua y que hasta la fecha se siga usando. En todo caso, la antigüedad del famoso jingle no es nada si lo comparamos con los orígenes de Tanax, los cuales se encuentran nada menos que a mediados del siglo pasado.

Tanax nace como tal en 1937, como marca de insecticidas al alero de Instituto Sanitas S. A., una empresa de productos químicos nacida en 1920, y que hasta la fecha aún fabrica medicamentos. Con el tiempo llegó a tal renombre que 30 años más tarde, en 1967, se constituyó como empresa independiente con el nombre de "Productos Químicos Tanax S. A. C. I.". Y posteriormente, 30 años más tarde, en 1997, se trasladan desde sus instalaciones de toda la vida en la calle Franklin a sus dependencias actuales en la avenida Américo Vespucio en la comuna de Quilicura, en donde está emplazado además su edificio corporativo.

Pulverizador "bomba" Tanax. 
Hasta hace algún puñado de años las latas de Tanax en polvo se podían encontrar hasta en los negocios de barrio. No menos míticos fueron los pulverizadores de insecticida líquido que mataban un sinfín de plagas, y mucho menos las latas de Tanax líquido. Con el pasar de los años, y adaptándose a los tiempos, aparecieron los insecticidas Tanax en gatillo, aerosol y hasta en forma de tabletas eléctricas. Pero sin duda, más mítico que las latas matahormigas, los pulverizadores, los fines de semana echando Tanax en polvo por toda la orilla de la casa para combatir las inoportunas hormigas del verano y, sobre todo, que su logo tosco pero lleno de tradición, está su jingle radial, que ha perdurado por décadas y que se podría considerar en propiedad como parte de la memoria colectiva de al menos tres o cuatro generaciones. El Tanax llegó a darse el lujo de convertirse casi en genérico del insecticida. No se decía "pásame el insecticida", sino que directamente se decía "pásame el Tanax". Y de ahí su eslogan "Lo mejor en Tanax es Tanax", a ese nivel.

Si su problema son... los insectos,
hormigas, cucarachas,
pulgas, zancudos y las moscas...
Piense en Tanax,
compre Tanax,
y los insectos
no volverán.
Piense en Tanax,
compre Tanax,
Tanax, sólo Tanax,
nada más.

Podrán haber ampliado su gama de productos incluso hacia los desodorantes ambientales (sí, créalo, desodorantes ambientales) y llegado a ocupar una moderna planta de producción, pero algo no ha muerto y es su slogan, que aún puede escucharse de vez en cuando en la radio Bio-Bio, (compartiendo espacio con los varios anuncios de "Piretanyl", otro clásico, pero del sur). Hay cosas que se niegan a desaparecer. Por algo será.

Familia de productos Tanax: aerosoles, líquido, polvo, pulverizadores y pellets para ratones.


0 comentan:

Publicar un comentario