27 de diciembre de 2010

Mis Dos Chauchas: 1 año gratis

marymars.tumblr.com
Está lleno de premios por aquí, por allá y también por más allá. Pero, créame humilde lector, no hay premio más maldito, latero y por sobre todo sobrevalorado que el de un año de producto gratis (de cualquier producto, da igual).

Maldito, porque nuestras necesidades son variadas y variables a lo largo del tiempo, y un solo producto está re lejos de cubrirlas todas, más aún, podría no tener na que ver. Latero, porque 1 año de cualquier cosa aburre a cualquiera. Y sobrevalorado, porque no se necesita 1 año para aburrirse y ya con dos meses no queris más y ese año de producto, preciado en un comienzo, se convierte en 1 año de bosta.

¿Ejemplos? Aquí me traje un montoncito.

Un año de farmacia gratis: este es el premio ideal que a cualquier malnacido le encantaría darte, y es que verte enfermo por un año entero, ésa no te la desea ni el "Cisarro". Más aún, puede que estos genios les dé por hacer arreglines (supongo que no necesito explicar que estos simios de las farmacias son capaces de todo) y darle el premio a una persona sanita.

Entonces, como el chileno típico tiene por mandamiento sagrado (a la chilean way) el "Si Puedo, Te Cago™", va a tratar de enfermarse como sea. Pa' cagarse a la farmacia.


Un año de gas gratis: éste no es tan terrible, pero podría no faltar el genio que salga a la calle con la estufa a emular ese clásico comercial ya olvidado por ahí: "¿y ustedes creen que el gas es gratis? - ¡Sí, poh!" Yo me imagino una familia pobre y lo irónico que sería tener un año de gas gratis cuando te cortaron el agua y no tenis pa' hacer almuerzo.

En mi caso, lo único que funciona con el "galón del gah" enchufado atrás es la estufa. Y me carga el calor.

Un año de zapatos gratis: ¿Dónde cresta metis un año de zapatos? Este ya no es un premio de algo de consumo habitual. O sea, a usté dama no la veo, por muy consumista que sea, comprarse zapatos todos los días. Flor para la zapatería, que se va a excusar en esta verdad tan obvia para degradar a gusto el premio, tal que al final consista en un miserable par de zapatos al mes. Y aunque no hagan eso, usté no se va a comprar el mismo modelo, va a querer variedad. Y después de trajinar toda la tienda, al final le van a caer en gracia uno o dos modelos. Porque eso de "los quiero todos"... nah, eso sólo pasa en los comerciales de la tele. Pero como dije en un punto anterior, se los va a comprar igual, aunque no le gusten. Pa' cagarse a la tienda.

Un año de Doggis (o de cualquier basurita fast food): este es, por lejos, el más pelotudo de todos. Y es que no conozco nadie (y esto es verdad), nadie que tenga una panza tan descomunal capaz de aguantar un año de chatarra. ¡Esto son 12 "Super Size Me" seguidas una tras de otra! Al tipo de la película le bastó un mes para terminar arruinando su existencia. Ni pensar en un año completo. Podría ser simpático al comienzo como ayuda para atraer amigos a la hora del almuerzo, pero luego le comenzarán a maldecir por llevarles por el mal camino y, quien sabe, termine sin amigos, con más guata, dolores de cabeza, cansancio y quien sabe hasta un attackazo cardiaco que lo lleve ante el Pulento con la cara vacía de risa.


Así que, por favor, cortémosla con esto premios mula dignos de la Radio Piruja y su premio de "¡UN AÑO DE COCHAYUYO PA VOH, Y TOA TU FAMILIA!". Exijamos premios de verdad, casas, autos, viajes por el mundo, que se note de ellos que hay una real preocupación por el bienestar del cliente y no por mantener a la gente con migajas de las ganancias totales del día. ¡Exijamos respeto! 

26 de diciembre de 2010

Preto al Paso #30: Place Vendôme cambia logo

Hay una recurrente opinión de que los logos que últimamente están apareciendo carecen de creatividad, que son toscos, etc.

Hoy, en la prensa, apareció esta "joyita": la nueva "imagen" de la Óptica Place Vendôme.

Personalmente, me acuerdo cuando de chico soñaba con una de esas reglas que traían moldes de letras (stencil) para llegar y calcar y que quedara impecable (esto, claro, mucho antes de que en cada casa de estudiante hubiera una máquina de escribir o, mucho menos probable, un computador). Esto es como lo mismo, con la salvedad de que no usaron la parte de las letras, sino que, más básico, se fueron a las formas geométricas y calcaron círculos, triángulos...

Y así fue como redujeron la "mosca" de la marca a un simple "O. PV". Todo esto, me imagino, a causa de una nueva orientación hacia la gente joven (y reconociendo que el logo antiguo igual se veía viejo o "de gente mayor").

Está bien que los logos estilizados ayuden a la recordación de tu marca, pero esto es muy básico. El punto y el espacio entremedio... por qué tuvieron que cortar con un punto. Da la impresión que el "O." y el "PV" fueran dos logos distintos. Poco armónico. Cabeza al guáter aquí y en Burundí.

Alternativas, digo, para tener algo un pelín más decentito: boten el "O." del logo, o bien quédense sólo con el "Place Vendôme" y chao. O bien elaboren algo en base a la "PV".

Sin ser diseñador ni nada, es una maravilla tener la oportunidad de dejar "mis dos chauchas" de lo que se me ocurra.

* Gracias a LogosCL por avisar. 

21 de diciembre de 2010

El Mundo Casi Real #3: Chacarero King

No podís. De verdad, no podís. 
Estaba en la cola de cierta afamada cadena de comida rápida. Antes que yo, para ser atendido, estaba un cuarentón de la vieja escuela.

Al rato, no lo podía creer. El viejo le había preguntado a la mina que atendía si tenía "algo como un... chacarero". Claramente era de la vieja escuela. De las fuentes de soda con el tonto lomito, churrasco, o -bueno ya- su chacarero, con un tonto "schop" al lado. Es como la mina que te atiende en el Doggis. Los hotdogs de ellos tienen varios nombres, pero casi siempre preguntan "¿tomate-palta-mayo?" Porque de repente no falta el viejo que no cacha lo que es un "country". Entonces se lo chilenizan y se evitan atados. El problema es que Burger King no tiene nada, ni medianamente cercano, que se le parezca a nuestro clásico sandwich hecho de de poroto verde, ají, tomate y carne.

Yo al final pedí el pollo grill italiano de siempre. Pero de italiano no tiene ná. Hace muy poco vine a descubrir por qué le llaman italiano, por el color de sus ingredientes que hacen referencia a la bandera de Italia. Me acuerdo de otra ocasión, en otro lugar, esperando en la fila, cuando caché a dos italianas pidiendo churrasco italiano, pensando que eran sandwiches auténticamente creados en aquella península con forma de bota. NOT!

Al menos me hicieron el sandwich con cariño. Nunca supe cómo le fue al viejo.

Cómo Pudimos: Pablito Ruiz

Que cuando cambió la voz en verdad la perdió, o que la perdió cuando se operó la nariz. Que cuando cantaba su hit debut en verdad la letra decía "Oh, mamá, el ya me ha besado" aludiendo al reciente tema de su homosexualidad. O que alguna vez anduvo de la manito con Ricky Martin, otro recientemente declarado gay. En fin... don Pablo (treintón ya) no se resigna y su carrera continúa hasta la actualidad, con incierto resultado. Lo cierto es que este adolescente ché, con sólo 14 años, la rompía a fines de los 80s, en tiempos en que ni Justin Bieber ni la camada de popstars Disney pensaban siquiera en nacer. 


De lo único que me acuerdo era de una broma que se hacían mis compañeritos en la escuela: "pone el cassette de Pablito Ruiz". Y uno hacía el gesto como de ponerle play a un cassette, a lo que la contraparte respondía cantando "...es una ca-che-tada!" y te aforraba el manso charchetazo.

Inocente y tierna época.

16 de diciembre de 2010

6 de diciembre de 2010

El Mundo Casi Real #2: El Cheque Restaurant de cada día

Sí, huachita, igual te invitaría un cafecito. 
En los años de estudiante pobre, siempre estuvo la famosa beca de alimentación que la tuve por casi toda la carrera. Generalmente era un vale feo y rasca de papel (si teníai suerte, agarrabai de cartón) que generalmente era por la módica de luquita. Con eso te comprabai la promo más barata del Doggis -o de la cochiná fastfood que hubiera en el campus- o, si uno era más consciente de su alimentación y tenía más tiempo y monedas en el bolsillo lo podía cambiar por un par de días a la semana por comida casera. Yo hacía eso, pero no tanto por estar consciente que con hotdogs todos los días podría terminar con más guata que chofer de taxi, sino que porque era casi la única oportunidad en todo el día que tenía de ver a mis pocos amigos. Porque si sólo fuera por mí, me hubiera seguido mamando la promo más barata del Doggis y, como todo producto Doggis, su afamado "Efecto Doggis" -ya imaginarán de qué se trata, rápido entra, rápido sale-.

Pero ya trabajando, las cosas cambian. Uno sigue comiendo con vales, pero ya no es beneficencia sino que es parte de la "recompensa" por el trabajo hecho. Y los vales cambian de aspecto, de tamaño y hasta se ven más decentitos. Y llevan un nombre que les da un poco más de pelo: "Cheque Restaurant". O sea... un cheque. ¡Tooooooop pos! (Sí, claro...) Y los diseños son de gente linda y cuica que te mira a los ojos. Los meses que ponen una foto de un hombre da lo mismo, ojalá pase rápido el mes porque uno tiende a cortar el cheque por el prepicado y no mirarlo mucho. En cambio, cuando aparece una mujer, dan ganas de mirarlo por un rato más y si uno pasa por una etapa más depresiva y "forever alone" de lo normal, hasta pasarse rollos. Si huachita, igual te invitaría un cafecito después de eso que estás comiendo.

¿Y de dónde sacarán esas fotos? Me imagino los casting de Sodexo para buscar "rostros" de Cheque Restaurant, y en la fila, diálogos como éste...

- ¿Hola? Mira tú dónde nos vinimos a encontrar...
- Si poh, hay que hacerle a lo que venga...
- ¿Y venís así no más?
- ¿Vení' a mirar en menos la pinta? Me conseguí esta ropa con una amiga que tiene el closet repleto... Hay que verse interesante, igual...
- ¿Y ensayaste algo?
- Igual no mucho. Lo único que hice el fin de semana fue estar con el tenedor en la boca todo el rato. Más lo que me hueviaron...

Ahora ya veo menos cheques restaurant en la oficina. Muchos prefirieron cambiarlo por recibir el monto como parte del sueldo. Es que tres lucas lo encuentran mucho chancheo. Entonces en vez de comer algo de tres lucas, comen con dos lucas y la otra luca al bolsillo. Incluso muchos se llevan comida preparada de la casa. Ni cuando estudiaba me dio por hacer eso. Y el problema ahora es que muchos con los que a veces almorzaba hicieron eso de cambiar los cheques por plata, y van a comer a otro lado más barato.

No me quejo. Como rico todos los días. Aunque de 2 a 3 sea un forever alone de mierda.

25 de noviembre de 2010

El Mundo Casi Real #1: Un café, para el calor

- Me voy a tomar un café pa'l calor...
- Hey, espera... ¿para el calor?
- Te explico...

Y ahí se mandó una explicación que muchos no nos imaginamos siquiera. Resulta que cuando uno siente frío... ¿por qué siente frío? Pues porque en comparación con la temperatura ambiente nosotros tenemos una mayor temperatura corporal y por eso sentimos que el exterior está "más frío". Y con el calor, el mismo cuento: sentimos calor porque tenemos una menor temperatura que la del ambiente, y por eso lo sentimos "más caliente".

Notable explicación. O sea que todo lo que nos han vendido por años y años, esas modelos de bebida gaseosa tomándose el brebaje bien helado y el clásico "¡¡¡aaaaaaaaaahhhhhhhhhhh!!!"... ¿era todo mentira? ¿Se terminará el negocio millonario de las fábricas de helados, así de golpe y porrazo? ¿Comenzarán los "team" veraniegos en las playas a repartir café? ¿El termo será el compañero de veraneo ideal? ¿Comenzaremos a usar estufa antes de salir de casa para no sentir más calor afuera? ¿Tendremos al perro de Lipigas diciéndonos por tele que nos refresquemos "a puro calorsh"? Es que no me calza.

Lo único que podría usar para tratar de confirmar este magno descubrimiento: en cierta época, llegue a tomarme hasta 6 cafés diarios en la oficina. Y en verano. O sea, no es menor la gracia, con 30 grados de calor afuera. Es que en ese tiempo yo era un torrante. Lo admito. Y en mi casa con suerte tenía té. Y en bolsita, pa' más recacha. Entonces tomar un Nescafé todo rasca en vaso de plumavit era top. Pero nunca para capear el calor, cómo se te ocurre.

Hasta que llegó este iluminado con el cuento.

La próxima vez que cocine pollo, creo que lo voy a meter vivo al horno a doscientos grados de calor y cuando lo saque le voy a preguntar si siente frio o calor. Lo único malo es que, no sé por qué, pero me tinca que no me va a decir ni pío.

18 de noviembre de 2010

Prende la Antú: Cerveza Pilsener ahora es Cristal (1977)


Cerveza Pílsener, la misma que llamaba a comienzos de los 70s, en plena Unidad Popular, a empinarse una dos y tres y finalmente quedar raja de curao, finalmente es etiquetada. Sí, porque antes de esto la botella no tenía ninguna etiqueta. Era rasca comprar y tomar Pilsener. Y que tuviera etiqueta no tenía mucho sentido: después de todo, los viejos en esos tiempos, cuando iban a la botillería de la esquina a comprar las "pilsen", comunmente llevaban bolsas (ya sea la del pan o por último la bolsa de la feria) y no andaban mostrando la botella a todo el mundo. No importa si compraban una botella o más, la bolsa iba igual. Porque eso de irla mostrando, eso sí era rasca. Más aún cuando los viejos nos mandaban a nosotros, cabros chicos, a comprar dichos bebestibles. Se veía feo un niño llevando la botella de "pilsen". No era como ir a comprar la Coca-Cola de litro pa'l almuerzo del fin de semana. Ahí daba lo mismo, o casi, porque siempre existía el riesgo que la botella, pesada, se nos cayera en el camino y ahí sí se fue todo a la cresta: castigado, a la pieza sin comer y yada, yada, yada.

Así la cosa, hasta que los genios de marketing de la CCU a fines de los 70s se les ocurrió la genial idea de etiquetar la botellita. Y la bautizaron como "Cristal".

¿Y qué hicieron los viejos? La siguieron metiendo en la bolsa.

* Aportazo de museopublicidad en YouTube.

13 de noviembre de 2010

24 de octubre de 2010

Preto al Paso #25


La Javi ya ni pasa en Chile. De portfolio manager de una conocida multinacional se la pasa viajando.

En la foto, en uno de sus viajes, conoció a un personaje de culto: Art Fry, el inventor del Post-It.

La idea le vino en 1974, cuando supo del adhesivo creado por un colega, el Dr. Spencer Silver (a quien no se le ocurría ninguna aplicación para su creación) y tuvo la idea de usarlo como marcador de páginas de su himnario. El Post-It, como lo conocemos hoy, fue lanzado en 1977, pero fue un rotundo fracaso. Al año siguiente regalaron muestras y encuestaron a quienes las recibieron: un 90% de ellos afirmó que lo compraría. Ya en 1980, las notitas adhesivas de Fry se vendían a lo ancho de los EE. UU. y un año más tarde aparecieron en Canadá y Europa.

No cabe duda: estos tortolitos tienen mucho que agradecerle al Sr. Fry...

10 de octubre de 2010

El Gato Viudo

Era de cada vez que íbamos a comprar al super. Pensaba en el nombre del lugar y se me imaginaba que era donde se juntaban los gatos del barrio a armar la previa con las gatitas. Y me acordaba de una canción muy antigua "Gatito (...) que le gusta bailar, con todas las gatitas, que en el boliche están..." El logo de sus últimos días era un gato negro con un brazo levantado. Nunca supe si ese brazo levantado estaba rasguñando o saludando. Tampoco supe si en alguna otra época tuvo mejor fortuna.

Buscando en Internet, descubrí que el restaurant "El Gato Viudo" había sido inaugurado en el año 2000, tomando el nombre de un antiguo bar santiaguino. En YouTube encontré un video, -el link es sólo la primera parte- de la inauguración. La descripción reza "Inauguración Restaurant EL GATO VIUDO / Realizado el día sábado 3 de junio de 2000 / en Gran Avenida 6140 Santiago de Chile. / Con su anfitrión Nibaldo Rodriguez e Invitados." Don Nibaldo, por lo que hablaban sus amigos en el video, era una persona ya mayor, que al fin había decidido hacerse empresario y montar su restaurante. Para la inauguración invitó a familia y amigos. Me llamó la atención la luminosidad del lugar, considerando que en sus últimos días el lugar chorreaba oscuridad y abandono.

El asunto es que hoy, en la visita al super me di cuenta que habían sacado todos los letreros de la fachada. Se murió el Gato Viudo.

Y a nadie, creo yo, le importará este post. Pero sentí ganas, o mejor dicho, sentí lástima de ese lugar venido a menos y, aunque nunca hubiese querido entrar, me dio pena que muriera. ¿Dónde los gatos de la cuadra se juntarán con las gatitas ahora que cerró el Gato Viudo? ¿Habrá quebrado? ¿Se habrá muerto el dueño?

En eso pensaba. Hasta que ya no vi ningún auto y crucé para ir al super.

Actualización: El Gato Viudo aún vive, pero sólo de noche (¿a alguien le importará?).

7 de octubre de 2010

No tengo vuelta #1


Cuando chico una noche soñé que me invitaban a una suerte de parque de diversiones. Y ese parque de diversiones tenía, por cierto, a los típicos personajes disfrazados, que eran como los de Disneyworld o Mundomágico (o el Mampato.... entre paréntesis, ¿tienen personajes en el Mampato?), con la diferencia que no los conocía nadie. Resulta que estos personajes estaban felices de tenerme con ellos pero, por alguna razón que no recuerdo, los rechacé y me aparté de ellos. Sin salir del parque, aún me los encontraba caminando, juntos. Yo, apartado de ellos, los veía ir y venir a lo lejos, en otro nivel, bien arriba, y los niveles estaban conectados por escaleras mecánicas como las de los malls, así que mientras yo subia, los veía a ellos al frente bajando. Me miraban, pero sólo eso, miraban. Y sus caras, como queriendo decirme "nos perdiste para siempre".

Muchos años después, en la casa en la que vivía antes de independizarme, un día, sin pedirle permiso a nadie, mi viejo sacaba todas sus cosas del dormitorio que compartía conmigo y, a falta de un tercer dormitorio, las puso en el comedor y, enojado y serio por sentir que estaba incomodando mi privacidad, se instaló ahí. Como el comedor estaba al fondo, puso un mueble grande en medio para que la cama no se viera tanto desde la entrada. Y así fue hasta que me independicé.

Hoy, en la oficina. Cansado de ser el "distinto" del grupo y del ambiente "shacotero" del resto, tomé mis cosas y, sin permiso de nadie, fui a otro escritorio del área de al lado y me instalé. La gota que rebalsó el guáter: el chiflón de aire frio del sistema de aire acondicionado. Terminé discutiendo con un tipo de esos que andan llevando documentos y que comunmente se les llama para que, entre otras cosas y "por la módica suma de", suban o bajen el aire acondicionado. Digamos que le tenía sangre en el ojo desde el tiempo en que hacía la práctica y se enojó porque en el baño sacaba mucho papel. Me agarré con él. Pero no me siguió, limitándose a un "ya, pero eso dígaselo a XXXX..." Y la verdad de ese aire acondicionado es que fue mal instalado y que, para corregir eso, habría que hacerlo todo de nuevo y eso costaba mucha plata (¿les suena familiar?).

Quienes me rodeaban tenían tres alternativas:
a) Unírse a mi reclamo.
b) Hacerse los huevones.
c) Cagarse de la risa.
Y no fue hasta varias horas después que me dí cuenta: había actuado como mi viejo. Y había sido peor: se habían cagado de la risa de mí. Más nefasto aún, tuve que pasar el día entero en otro lugar para que ese lugar que me había tomado no se viera ocupado y la gerenta no pusiera el grito en el cielo...

No tengo vuelta.

Preto al Paso #24


Así te cambia el ánimo, de un momento a otro.

29 de septiembre de 2010

Preto al Paso #23

"Sobre el pequeño planeta del principito bastaba arrastrar la silla algunos pasos para presenciar el crepúsculo cada vez que lo deseabas...

— ¡Un día vi ponerse el sol cuarenta y tres veces! - dijo el principito.

Y un poco más tarde añadió:

— ¿Sabes? Cuando uno está verdaderamente triste le gusta ver las puestas de sol.
— El día que la viste cuarenta y tres veces estabas muy triste, ¿verdad?

Pero el principito no respondió."

- Fragmento "El principito" de Antoine de Saint-Exupery

26 de septiembre de 2010

Qué significa que twittee un punto

Cuando se cumplía un mes del terremoto, por twitter se difundía un pedido que consistía en twittear un punto el día 27 a las 3:34 AM. A esa hora dormía, así que era dificil que lo hiciera. Pero decidí que adoptaría ese comportamiento cada vez que me sintiera mal por algo, un bajón, una desesperanza de algo, un mal sentimiento en contra de alguien o algo. En definitiva, para expresar cualquier sentimiento o pensamiento que no sea grato, que no me deje paz y que no sea buena idea expresarlo abiertamente.

Así que eso significa el punto, tanto en un twitt como en una actualización de estado en Facebook. No sé si servirá o no y desconozco si hay más personas que lo hacen. Pero me deja una sensación menos mala que si me quedara callado.

23 de septiembre de 2010

14 de septiembre de 2010

Mi NES vive

Cuando leí que Super Mario Bros cumplía 25 años desde su lanzamiento en 1985, no me quedé nada indiferente. Con Mario conocí los videojuegos. No alcancé a ser de la generación del Atari, llegué tarde a eso. Incluso llegue tarde al mismo NES: recién tuve la mía en 1994, bastante tarde considerando que hace 3 años Nintendo dio el batatazo en el mundo de los 16 bit con su Super NES. De hecho fue por ahí por donde comenzó la historia y como llegué a tener mi primera consola.

En la tele ya había mucho de Nintendo dando vuelta, promociones en que regalaban consolas o juegos por juntar tapas de yogurt. Por ese tiempo acostumbrábamos ir de visita a casa de unos tíos. En realidad no eran tíos, sino que gente que vivía en la pieza de atrás de la casa de una tía. Eran un matrimonio joven con dos niñas mellizas, que les decíamos "las monitas" porque eran morenitas y andaban inquietas moviéndose y jugando todo el rato. El padre era, por lo poco que recuerdo, técnico informático y si bien no abundaba el billete, sí podían darse algunos lujos, teléfono, su tonta tele de 21 pulgadas (que en ese tiempo eran caras) y varias otras cosas, incluyendo una consola Super NES. La primera vez que jugué Mario fue en esa casa. De otro mundo.

A los pocos meses, gracias a un crédito de cierta tienda (que en esa época su tarjeta era dorada y salía una foca) mi viejo se entusiasmó y nos regaló una NES. ¿Por qué una NES y no una Super NES? Porque mi viejo no tenía idea. O porque justo en esa sucursal no habían Super NES. Recuerdo que habían tres consolas a la venta: la Sega Génesis, la NES y... créalo, en el '94 aún vendían ¡una Commodore! Y como yo era novato pa esas cosas, me quedaba contento viendo un mono que se moviera. Y si ese mono era Super Mario, genial.

Pasaron horas, días, meses de diversión y adicción sólo con el juego que traía la consola, el mítico pack doble con SMB y Duck Hunt. Tan adicción resultó ser, que mi viejo, para que yo no jugara, un día se llevó el juego, con tan mala suerte que se metió un boleto de micro en la funda. Así, para cuando nos levantaron el "castigo", al meter el juego de nuevo a la consola, el boleto quedó trabando los contactos. Un par de contactos se deformó y previendo que el arreglo no saldría barato, al final mi viejo le metió un cuchillo de cocina para enderezarlos. Y si bien no quedaron perfectos, al menos no hacían contacto y permitían jugar otra vez.

Hoy al llegar al departamento fui a sacar la enorme caja azul donde guardé la NES cuando dejé de usarla. De primera no prendía. Al poco rato me acordé que el transformador original se había quemado, pero tenía otro transformador universal que aunque no daba exactamente el rebuscado voltaje de 8.5 volt (daba 9), sirvió igual. Y funcionó como el primer día.


Y recordé épocas cuando no andábamos detrás del famoso chip para jugar copias piratas (porque simplemente no existía la piratería de juegos) y que, cuando se quedaba pegado un juego, no era por culpa de un rayón en el disco, sino que era por el polvo y soplábamos los contactos del cartucho (aunque las instrucciones decían e insistían que eso no debía hacerse), y los avances en los juegos casi nunca podían guardarse, y en los pocos juegos que se podía era gracias a un chip y una pila dentro del cartucho, y si te condoreabai y apagabas la consola sin apretar RESET, se borraba todo. Aunque a veces no pasaba nada. La tele que había en la casa en ese tiempo ya no funciona. Pero la consola aún vive. Como en su primer día.

Y los juegos se disfrutaban mucho más, porque eramos mucho más conscientes de lo que valían y costaban. Aún me acuerdo cuando quería que me regalaran el SMB3 y lo vimos en una tienda a 15 lucas.

Y 15 lucas era caro. Nooooooo, mucha plata.

Preto al Paso #21

"Me encantaria trabajar generando ideas, pero no tengo muchas esperanzas de que eso ocurra. La vida es mas charcha que eso. "

- Marco Silva

7 de septiembre de 2010

1 de septiembre de 2010

Mis Dos Chauchas: No nos des nuestro 20% de cada día...

La industria añeja asume realidades del mundo añejo para seguir dando aletazos y así mantener su modelo de negocio añejo y anacrónico en pie.

Hey, guashito, esta ley es más retrógrada que la cresta.

En serio, piensen un rato con la cabeza qué pretenden. Esto es pa la realidad de los años 60, cuando casi no había segmentación y las radios AM que existían ponían de todo. No puedes aplicar una obligación de porcentaje al aire de música nacional en los tiempos actuales, en que las radios están segmentadas, y es más absurdo aún si se incluye el 5% de folclor. De verdad, no me imagino que radios como la Infinita o la Duna se larguen con un programa folclórico, porque simplemente se desperfilan.

La industria añeja asume realidades del mundo añejo para seguir dando aletazos y así mantener su modelo de negocio añejo y anacrónico en pie. En serio, no quiero parecer pesado, pero veo en las noticias hablar a la Denisse (esa vieja más de 15 años que no se pone de moda con un disco), y me pregunto que cresta hacen hoy los artistas y unos cuantos políticos apoyando y aprobando una ley para una realidad de hace 50 años. Mejor que trabajen y no se dediquen a estar tirados de guata al sol viviendo de sus discos antiguos y esperando cobrar esa plata trucha por concepto de "derecho de autor". ¡Trabajen! ¿Se acuerdan lo que era eso, trabajar?

Y los políticos payasos que en la sesión del Congreso marcaban el ritmo de cueca, piensen un poco con la cabeza (la de arriba) qué cresta es lo que de verdad están apoyando. Mejorar la educación no va por hacerles más horas de clases a los pinguinos. Con la música es lo mismo: mejorar la producción nacional no va por darle más bombo en la radio. Hay que hacer música buena, que se imponga por su calidad y no por una ley que obligue a las radios a darle más o menos tiempo al aire. Imponer es nefasto y ya pasó de moda hace rato. Insisto, artistas nacionales, los queremos haciendo buena música que se venda sola y guste al público por su calidad. No queremos seguir escuchando sus discos añejos. Acuérdense de lo que significa trabajar y pónganlo en práctica. En buena.

Cuando uno escucha de todo, se da cuenta que la parrilla es más que un puñado de radios vendiéndose a los sellos y sus payolas. No voy a desconocer que eso existe (si no, asómese a ver qué pasa con radios de rotación fuerte donde le dan como bombo en fiesta a los popstars de turno). Si quieren controlar eso por la vía de imponer un cuoteo, con un 20% no les alcanza. Y por otro lado, imponer un porcentaje mayor para una industria musical chilena en pañales y que no lo vale (duro, pero cierto), eso ya sería digno de país bananero. Y los cuoteos son tan nefastos como las imposiciones: basta ver cómo se han armado los gabinetes de gobierno, preocupados más de poner políticos de los distintos partidos en porcentajes fijados para que ningún zángano ponga mala cara... en vez de mandar a los zánganos de PLR y traer a gente que haga bien la pega. Aquí es lo mismo.

Más aún, lo que van a tender a hacer las grandes cadenas radiales si esto se aprueba y llega a ser ley, es que no van a querer innovar y van a tirar al aire a los mismos de siempre, a los Alberto Plaza, a los Pablo Herrera, a las Myriam Hernandez, yada, yada... Pensar en que le van a dar cabida a artistas independientes es una UTOPIA por donde se le mire. Las radios comerciales están pa ganar plata y van a favorecer a los sellos grandes, pero ahora con artistas nacionales de sus catálogos. Los mismos de siempre.

Si tiene algún reproductor multimedia y un computador a su alcance al cual conectarlo para cargarlo con música, siéntase afortunado. La mayoría de Chile no tiene su suerte y de aprobarse esta ley en el Senado, se tendrán que mamar que otros decidan por ellos.

Por la buena música, venga de donde venga.

24 de agosto de 2010

Preto al Paso #19

Se casó.
No sé si vale más la pena olvidarlo o recordarlo.

23 de agosto de 2010

Mis Dos Chauchas: Las promotoras (y los molineros)

Ya que me lo recuerdan.

Situaciones y personas hinchapelotas allá afuera hay pa' regalar. Viejas random en el pasillo del Metro que se les pierde el cabro chico o se dan vuelta a ver donde cresta se tropezó la comadre, viejos de mierda que viven en el departamento de abajo y que les molesta todo lo que haces o tienes, o el institucionalizado "cacho de oficina". Pero hay pocas cosas más "pulga en la oreja" que las promotoras.

A las viejas random les podís hacer el quite, a los viejos gruñones los podís pelar con el conserje o con otro vecino, y las pegas cacho de la oficina las podís negociar. Pero con las promotoras, no podís hacer na. ¡Pero na!

Quédese quietita, ni se moleste en meter la cuchara, así se ve mejor

La labor de la promotora es impedir tu libre elección. Es lavarte el mate y convencerte que el producto de mierda que te están embutiendo es mejor o te conviene más. Y al final del día cobrar un moco de plata o una comisión ratona. ¿Vale la pena para alguien? No lo creo. Al único idiota que le conviene es al gil de la importadora chanta que trae cachibaches chinos y les chanta la marca aquí. Porque, pa qué estamos con cosas, la peor promotora, la más hinchabolas y la que más te caga el día es aquella que te quiere tratar de embutir un producto más penca que el que quieres comprar.

La estufa

Una tarde de invierno del año pasado tuve la urgencia de cambiar la estufa a parafina. Es que, de verdad, ya no las hacen como antes. Y la muerte de la mía resultó ser debido a diseño deficiente -pero ése es otro cuento-. Así que una tarde fui con el mini-familión al Homecenter. Ese del "hágalo usted mismo", del "anti-servicio", sí, ése mismo. Pero na de eso. Iba a comprar un producto terminado, de llegar y usar. Una nueva estufa, flamante y filete.

Y adivine quién estaba estorbando el paso, sí, una promotora.

Pa' más recacha, era una promotora de una marca que otrora era digna -no la mencionaré para no ofender a nadie-, pero le pasó lo que a muchas: no pudieron competir con el producto importado y terminaron importando todos sus productos a fábricas de genéricos en China, les chantan la calcamonea y tate. Y la pobre mina insistía a quien pasara por ahí que eran las que más convenían por consumo y rendimiento calórico y yada, yada, yada... Eso me obligó a dar la vueeeeeeeelta y entrar al pasillo por el otro lado. Al final, como había presupuesto para evitar ratonear, me llevé una estufa a gas filete, tal como quería.

Pa' no quebrarme, tampoco diré la marca.

Epílogo

De todas maneras no me arrepiento de nada, y mucho menos de no haber "invertido" un turro de plata en una de esas Toyotomi. El tiempo me dio la razón. Son demasiado sofisticadas pa' Shile. O sea, todo bien con su sistema electrónico, laser y la cach'e la espá, pero la parafina shilena es charcha. Y ahí, na' que hacer. Na.

Y aunque sale más caro el gas que la de parafina, el haber eventualmente conservado la antigua no era viable -era de esas tipo "foguita", en departamento... no way-. Aparte que no me hubiera caído na en gracia al viejo de abajo quejándose por los olores.

Es que Gargamel existe, y vive en el 36. Y si tuviera un oficio, sería molinerors. Pero, lo peor de todo, entre creerle a la promotora o al molinero, me quedaría con el molinero. ¡Santas contradicciones, Batman!



* Imagen: [vía]

18 de agosto de 2010

Preto al Paso #18

Mi gato es inquieto, pero inteligente. Porque, además de gatunés, también entiende algo de español.

Hoy al levantarme, recuerdo que dejé el netbook abierto en el escritorio. Y, horror, le faltaba una tecla. Pasé toda la noche con mi gato, seguramente él en sus ataques impulsivos por jugar con cualquier cosa, probablemente la sacó. Entonces busqué por el piso, bajo la cama, en el escritorio, hasta en la almohada y dentro de la cama. Nada. Hasta que al final, sobre la silla y bajo un chaleco, ahí estaba la tecla. Así que la volví a poner en su lugar, como si nada.

Lo más sorprendente, la tecla que arrancó mi gato fue precisamente la G, de gato. Obvio. Mi gato no es cualquier gato.

17 de agosto de 2010

Sonido AM: Alberto Cortez - Miguitas de Ternura (1973)


En mi difusa memoria -a ratos- recuerdo que cuando estaba en el colegio había un compañero que lo molestaban con un comercial de beneficencia que pasaban en la tele, donde aparecía un niño cantando "...si te sobra un poquito, dámelo a mi..." Era re chistoso y el aludido se la tomaba en buena, así que era divertido para todos cuando alguien sale y se pone a cantar "Si te sobra un poquito..." tras lo cual todo el resto de los torrantes aparecía haciendo el coro "...dáselo a él..." Lo cierto es que dicha canción es un temón del cantautor argentino Alberto Cortez.

La canción pertenece a su disco "Ni poco... ni demasiado" de 1973. Y por el recuerdo chistoso de infancia y por lo notable del tema, obviamente merece su Sonido AM.

11 de agosto de 2010

Preto al Paso #17

Profe: Juanito, defíname "frustración".
Juanito: Frustración... es descubrir manchas en la ropa recién lavada, señorita.
Profe: Vaya a sentarse. Un 1.
Juanito: Pero mi mami me dijo...
Profe: ...ah y dígale a su mami que también tiene un 1.
Juanito: Sniffff... buaaaaaaaaaa...

10 de agosto de 2010

4 de agosto de 2010

Preto al Paso #16


Ayer martes en la mañana me mandé esta vaticiná. Seco. Pulpo Paul, ¿queris combito, ah?

27 de julio de 2010

Preto al Paso #15

Veo la nota de TVN sobre las twitcam y siento un deja vu que me lleva 6 años atrás, como a muchos que vieron -y vivieron- el boom de los blogs. Pero ya vengo de vuelta, y los buenos momentos y las mayores satisfacciones ya las recibí. Aún así me parece un submundo bastante choro como hobby. Y muchos de ese mundillo, al mostrarse tal cual son, me caen tan bien que me los haría amigos. Pero mi meta no está hacia allá.

Melancolía es todo lo que sentí y todo lo que aún siento cuando miro hacia allá. Necesito "quemar etapas", como le llaman. Como cuando me decidí a eliminar mi Facebook y crearlo desde cero, con personas "de carne y hueso", poquitas, pero reales.

Pero de eso escribo otro día.

13 de julio de 2010

Mondo Shulo: Afrosound - Mar De Emociones (1991)


A'er... ¿cómo es eso de "métete a mi ritmo... habla despacito... cabalguemos hasta el sol..."? ¡Se me visten el par de califas y se mandan a cambiar! xD

No, mentira, tan santurrón no soy, pero sí hay que reconocer que este temón shulo sonó harto. En todo caso, hace tiempo que no se me aparecía algo así y que fuera digno de un post.

Aquí tiene usté, un temón shulo para alegrar su día.

2 de julio de 2010

Repeat: Middle Of The Road - Sacramento (1972)


Estos chicos fundaron su banda en 1970, aunque ya 3 años antes habían incursionado en la música sin mucho éxito. Por ello partieron a Italia en busca de mejor suerte. Y les llegó, al conocer a un productor musical que les dio su sonido característico y el empuje para un éxito internacional. Lástima que el empujón durara poco. Ya para la segunda mitad de la década su éxito comercial comenzó a decaer, sin embargo hasta el día de hoy siguen tocando.

Al escucharlos, dan ganas de pensar "ya no se hace música así", pese a que no son considerados como un grupo trascendente en la historia de la música. Nota aparte, de todas formas, merece su -estupenda- vocalista Sally Carr que, junto a sus músicos, completan una propuesta redonda y única.

Los viejos se acuerdan más de esto: "Ah... del tiempo de Música Libre..." Sin más, un temón de su segundo disco, "Acceleration" de 1972.

P.S.: Quien sabe si en 40 años más estemos pensando "...te acordai de Lady Gaga o del Waka Waka... ya no se hace música así..."

25 de junio de 2010

Líneas y círculos


(Publicado originalmente en enero de 2003)

Veo las luces de las calles. Luego de una pequeña escala en Chillán para asistir a la misa de cierre, vamos de regreso a Santiago después de haber participado yo y mis -ahora- amigos, en las misiones de la PUC. Sí, voy a escribir sobre las misiones. Pero no espero que alguien tome esta columna y la publique como testimonio, porque no es la típica experiencia misionera que a los organizadores de todo esto les gusta que se difunda. No voy a hablar mal de las misiones, muy por el contrario, fueron increíbles. Lo malo soy -para variar- yo. Mis compañeros van atrás en el bus cantando. Yo sólo miro hacia afuera. Acabo de desconectarme. No me molesten hasta que hayamos llegado a Santiago. Me pregunto cómo habrá salido la foto que se sacaron los demás mientras yo andaba en el mall ayudando a cargar comida para la comunidad. Ojalá haya sido la foto de los 600 misioneros todos juntos; nadie notaría la ausencia de un misionero en particular entre tantos. ¿Y te parecen pocas las otras fotos? Alcanzo a ver a la Delia que otra vez está sola, se fue a Santa Bárbara sola y ahora está volviendo igual. Ella tiene estilo para ser sola -y se lo envidio, porque si voy a ser solo, que al menos sea con estilo-. También veo a la Kari y a Felix que va más adelante. Pero voy en silencio. Escogí conectarme los audífonos e ir pescando radios en el camino. A veces se encuentran cosas interesantes en el dial. Lo que no se escucha en Santiago, sonidos por decirlo así, más "amateur", menos impecables -en Santiago es pecado mortal poner música de cassettes en una radio FM- y no tan comprimidos como los de las radios capitalinas, canciones que hace tiempo no escuchaba, voces "nuevas", y así fueron pasando los minutos...

Pasó apenas media hora y creo ser el único despierto. Me equivoco... creo que más adelante van pendientes al camino porque al parecer alguien se baja pronto. Yo también voy solo. Arturo iba a ir conmigo pero camino a Chillán se fue en el auto de la Carola y después no sé dónde se metió. Le dije a mi jefa de comunidad que si quería me acompañaba, pero nunca se apareció. Algo que estoy tratando de aprender a la fuerza es que, cuando la vida le da la espalda a uno, hay que agarrarle el traste. Dicho de forma más decente, y como dice una canción, "si la vida te da limones, aprende a hacer limonada". Así que -qué importa que nadie se vaya conmigo- feliz ocupé los dos asientos y me recosté a dormir, pero nunca pude. Me vencieron las ganas de ir mirando el camino de noche. Me gusta la noche. Me gusta quedarme inmóvil y ver la noche y ese cielo estrellado imposible de ver en Santiago. Al rato en la radio ponen el dichoso temita que se convirtió en el himno no oficial de las misiones, al menos en Santa Barbara -y creo que ya más de alguien sabe a qué canción me refiero-. Cerré los ojos y de inmediato vi cada rincón de la escuela donde alojamos, la cocina, el patio, todo. Vi las caras de la gente a la que misionamos, caras que vimos sólo una vez y caras que vimos muchas veces y de las cuales nos hicimos amigos yo y mis compañeros. Pero hay que aprovechar ahora puesto que es casi seguro que si llegan a rayar la cancioncita de tanto ponerla, ya no nos será grato recordarla y tendremos que recurrir al ya clásico "vamos a tocar a cada pueeeeeertaaaaaaaaaaaa..." -con coreografía ridiculizante incluída-.

Ya veo pocas luces en el camino. Pocas casas. Poco de todo. Una de Sanz empieza a sonar en la radio. Sanz me deprime. A falta de algo que mirar afuera, recordé mi vida de Santiago que había tenido abandonada por poco más de una semana. Me vi otra vez en mi imaginación recostado en mi cama, triste, recordando tiempos mejores, con menos responsabilidades. ¿Qué voy a hacer cuando vuelva a ver a mis otros amigos? Talvez me haga el desentendido, talvez saque fuerzas de no sé donde y trate de reparar aquellas amistades dañadas y recuperar las que ya han muerto. Otra vez gastando esfuerzo en imposibles. La señal de la radio se muere de a poco. Apago el walkman y sólo escucho el andar del bus. Me acabo de dar cuenta que una compañera que iba adelante mio reclinó su asiento. Pude ver su perfil. Se veía linda. Pero no dura nada ya que al rato se da vuelta hacia la ventana. Me doy cuenta que voy incómodo y me pongo en otra posición apoyando mi cabeza en el lado de la ventana. Estamos pasando por otra ciudad pero no sé cuál. Sigo triste. Triste pero muy sereno. Comienzo a recordar las cosas que hice bien, las que hice a medias y las que dejé de hacer por "falta de ánimo". Es siempre lo mismo. Me arrepiento, digo que nunca más, pero vuelvo siempre a hacer lo mismo. Yo creo que hay dos tipos de vidas, lineales y circulares, y que cuando me tocó ir por la mía en donde las estaban repartiendo, las vidas lineales ya se habían acabado hace rato. Así que llegó un chato y me dijo: "saís que no nos quedan lineales, pero tengo de estas redondas si querís una; podís cortarla y quedar con una lineal pero es más pelúo que la cresta, aunque el premio es pulento..." Dicho esto, me pasa una vida circular y un libraco de tamaño apoteósico lleno de giles con testimonios del tipo "yo rompí mi vida reonda y ahora vivo bacán y bla bla bla...", pero parecian sacados del "llame ya" así que no les creí mucho.

Mientras yo trataba de pensar en la manera de romper el circulo me di cuenta que iba de lo más bien solo y había tenido por unas horas la tranquilidad más grande en mucho tiempo. No es tan malo estar solo. Es bien triste eso sí. Se supone que estamos en este mundo para relacionarnos. Estar solo, visto de esta forma, es un fracaso rotundo, pero en mi caso es el camino "menos malo" -por ahora-. Y esto me pone más triste, pues pienso que le estoy fallando a todo el grupo que quiere que esté con ellos en todo lo que hagan volviendo a Santiago y durante todo el año los días que se juntan. Y la culpa no la tiene el grupo, ni alguien en particular del grupo, ni yo mismo. Nadie. Eso es lo más frustrante.

Luego de eso dormí un buen rato y cuando desperté me di cuenta que estábamos parados en Angostura. De inmediato recorde mis tiempos infantiles cuando creía que "Angostura" era un puente muy delgadito y frágil por el que había que cruzar con mucho cuidado o si no nos caíamos al precipicio, al más puro estilo "El mundo de Bobby" -si alguien vio alguna vez esos monos en la tele-.

Al llegar a Santiago, el bus para frente a la Casa Central y ponen una música como si quisieran decir "¡bájense ahora!". Luego yo, que estaba más despierto que el resto, fui el primero en salir, tomar mis cosas e irme cerca de la puerta principal a ordenarme un poco. Uno de los guardias, con cara de "plop" me pregunta de dónde veníamos. "Venimos de misiones" dije. Me extrañó que aquel sujeto no lo supiera, después de todo alguien tuvo que ir a decirle que abriera las puertas a las 6 de la mañana y el porqué de aquello. "¿Cuántos buses más van a llegar?" me preguntó el pobre tipo. "Doce" le dije. Luego de eso el desinformado guardia me dejó tranquilo y pude ordenar un poco mi equipaje. Eso sí, esperaba una despedida con más emoción, con caras de llanto y todo eso. Pero no. El grupo no se iba a morir luego de insignificantes diez días, no señor... porque ese mismo día en la noche sería la fiesta en Campus Oriente y ahí todos (o sea ellos) se verían de nuevo, sin contar las reuniones de cada mes. Yo en cambio estoy más cerca de irme por mi camino circular -y cíclico- y no seguir en el tren de vías lineales en el que va la gran mayoría de la gente.

Que ellos coman Trencito. Yo me tomo una rica sopa igual a la de todos los días, servida por supuesto en un lindo plato circular... por ahora.

21 de junio de 2010

Preto al Paso #14

"Siempre dijimos que Chile sería campeón mundial "el año de la corneta". Bueno, llegó el momento... "

16 de junio de 2010

13 de junio de 2010

Sushi, un gato con suerte


Probablemente, si no leyeron el primer post, no conocerán muy bien cuál fue el orígen de este gato que nos robó el corazón (y a veces la paciencia, hay que decirlo). Sushi era un gato abandonado que tiraron desde un auto en marcha, fue encontrado por un guardia del Aeropuerto (SCL) y luego pasó a manos de una compañera de mi hermana. En el "dilema" de no saber qué hacer con él, y ya que nadie podría adoptarlo, mi hermana se quedó con él. Estaba flaco, sucio y triste.

Esta semana llegaron a mis manos las primeras fotos que le sacaron ese día. Como fue encontrado y como está ahora.

Luego de unos 4 meses con nosotros, en departamento, y con un terremoto en el cuerpo (aunque frente a lo que vivió cuando fue abandonado, el terremoto es lo de menos) es la alegría del hogar, "el hijo único", mimado como ninguno, con "licencia" para muchas cosas (felino malcria'o) pero con el amor de un par de amos.

Sushi, o Sushito, la alegría del hogar, esperemos que por muchos años más.







[Del blog de Sushi]

11 de junio de 2010

Preto al Paso #13

¿Soy yo nomás o alguien más, cuando chico, cuando alguien decía "partido político" se imaginaba a los políticos jugando a la pelota?

10 de junio de 2010

Sonido AM: Mina - Amor Mío (1971)


TE-MÓN! Otro hitazo AM digno de cantarlo a lo Chimoltrufia, de Italia con amor, por encargo de Mina. Vaya nombre. Si igual la vieja tiene su algo...

Pero bueh... No sea les@, súbale el wattaje, y juegue.

9 de junio de 2010

Prende la Antú - Lifetex de Wella (1984)


Me acuerdo re bien que este comercial lo comenzaron a pasar en las tandas del Festival de Viña, incluso hasta varios años después. Sin Lifetex, con Lifetex, sin Lifetex... ¡con Lifetex! Tamaire, soy niño otra vez. Gracias, Canal 13, por rescatar esto.

Naturalmente que me gustaría volver a ver otros notables de esa época, Atrix, Nivea Milk, Parche León y tantos más. ¿Dónde está la wishlist?

Aporte de MrErlolo1

8 de junio de 2010

Preto al Paso #12

Ni curao.

  • a alguien le ha tocado estar envuelto en una mocha de Metro?
  • día de mierda, Metro de mierda, gente de mierda
  • Pienso seriamente mañana en no usar el Metro
  • Recibí un cachuchazo en la cabeza en forma gratuita
  • Lo repito, GENTE DE MIERDA
  • Y los genios del Transantiago donde chucha están, se dan cuenta que todos cagamos?
  • iba a hacer streaming pa patear la perra, p3ero hablar solo no es lo mio, además hay re poco ánimo
  • asunto aparte las pastillas, un día te las dejai de tomar y te vai a la cresta, antidepresivos de mierda
  • mañana hablo conj mi jefa a ver si me deja suspender la psicoterapia, sale mas cara que la mierda y sigo igual de cagado
  • lo que vivi hoy en la tarde no lo vivia desde que era chico y me decian el mongolito
  • al menos le pegué la última patada al saco e huea
  • es una sensacion de mierda como si me hubieran asaltado, quedé tiritón varias horas, de hecho todavía me queda algo
  • me gustaria demandar al saco e huea que diseño el transantiago por el daño psicologico
  • twitteo solo y que tanto
  • si tuviera fuerza de voluntad iria ya por una soga
  • tristeza y abandono, es todo lo que ahora siento
  • mañana me voy en micro, filo si llego atrasado, ahi mido cuanto me demoro
  • pregunte si quiere no más http://www.formspring.me/williamhdez - ahora al sobre, día de mierda, pero mañana será otro
  • todo lo que es tristeza

7 de junio de 2010

6 de junio de 2010

5 de junio de 2010

4 de junio de 2010

Los Pájaros (o la magia del REC-PLAY)


En mi casa no habían muchos cassettes. De lo que habían harto eran discos long play. Recuerdo que en el closet del segundo piso había un bolso que parecía de paja -pero que en realidad era plástico- lleno de vinilos y uno que otro acetato, incluso. Mi vieja decía siempre que "están rayados". Igual me sirvieron para jugar, cuando mi abuela Sara me regaló una "Victrola" con el brazo malo y sin la cápsula. Así que le improvisé una aguja con un hilo de cobre que saqué de un cable viejo, se lo pegué al pedazo de brazo que le quedaba al aparato y hacía girar los discos con el dedo. ¡Sonaban! Aunque luego terminé por matar esos discos. Al final los tiraron todos al fondo del patio. Deben estar degradándose ya. Si es que.

Volviendo a los cassettes, como habían pocos, cada vez que mi viejo llegaba con uno era como un gran suceso. Una tarde llegó de la pega con un cassette blanco. ¿Qué tiene? le pregunté. "De todo un poco..." me dijo. Era como típico eso.

Mi viejo gustaba de escuchar radio FM las mañanas de fin de semana. Un día domingo del '87 estaba girando la perilla del equipo de música, hasta que escucho a mi vieja que venía de la cocina: "Qué lindo..." Era un programa de música orquestada con canto de aves que estaban pasando en la radio El Conquistador. De vez en cuando, la voz de Hernán Belmar decía "Los pájaros..." y algo más que ya no recuerdo. Al rato a mi vieja se le ocurrió la gran idea: "¿Y lo podís grabar?". Mi viejo agarró el cassette, le puso dos pedazos de cinta adhesiva en los huecos de arriba, lo metió a la cassettera y luego, REC-PLAY.

Fue la primera vez que veía que se podía hacer eso. Era magia. Gracias a mi viejo, agarré con el tiempo el hábito de tener listo el cassette y esperar hasta que saliera esa canción en la radio y luego tan simple como apretar REC-PLAY.

Fue lo mismo que hice yo unos 10 años después cuando lo repitieron. Pero en ese tiempo tenía sólo un radiocassette y un cassette demo con algo de uso, de esos que traía mi viejo cuando trabajaba de guardia en la EMI. Agarré el programa casi al final, y sin la voz de Belmar. Pero logré al menos rescatar algo de mi historia. Dudo que haya otro audio con un valor emocional y personal más grande para mí que éste.

Y pensar que de esto, más de 20 años ya...

30 de mayo de 2010

Preto al Paso #10

Estamos llegando tarde a un fenómeno viejo.

Esto de transmitirse con webcam partió con los videologs, gente grabándose frente al PC y después subiéndose a YouTube. Lo que pasó ahora es que lo de las twitcams se percibe que no necesita tanta preparación ni pauta y más encima es en vivo.

Yo opino que hay que dejar ser no más. Que sigan experimentando. No le pido tanto a una forma de comunicación que, tanto tecnológicamente, socialmente, y en comparación a países más pro, aquí aún está en pañales.

Algunos dicen que es la tele del futuro. Yo esperaría unos años y hasta terminen en algo interesante.
- Mi respuesta a este comentario.

29 de mayo de 2010

Buenas noches, mamá


"Vayan a acostarse, yo me lavo los dientes por mientras", me decía mi vieja. Había traído la tele en blanco y negro y la había puesto sobre un tambor de cartón grueso. Porque la tele a color no llegó a la casa hasta el '89. Y eran contaditos los que tenían una. Ni hablar de "video" o de "pasapelículas" como los llamaban en ese tiempo. El tambor donde puso la tele estaba forrado con papel mural, ambos "subproductos" del condominio en construcción donde vivíamos antes. Porque ahora ya estábamos en la casa del Serviu, y llevábamos algo más de un año. El barrio era feo, aún quedaban algunas casas no habitadas y cubiertas por panderetas de tablas.

En la tele terminaban las noticias y salían esas luces apuntando al cielo y moviéndose... "a contar de este momento, los canales de televisión pueden emitir programación para mayores de 18 años..." Eran días medios tristes. No recuerdo bien si en ese tiempo mi viejo había empezado a trabajar en las noches o ya se había peleado con mi vieja. Con mi hermana nos fuimos a acostar a la cama matrimonial, que era lo que hacíamos todas las noches en que mi viejo no estaba. Después llegaba mi vieja y se acostaba en medio de los dos. Era una cama de 2 plazas que mi viejo consiguió de segunda mano, con un colchón de lana que era duro al principio pero después abrigaba harto y dormíamos felices igual. En el 13, la Jeanette Frazier o la Gina Zuanic anunciaban la programación nocturna.

Nos veíamos religiosamente el Siempre Lunes, el Martes 13, ALF... hasta Sabor Latino en su segunda época. "Sin quedarse dormidos" decía ella, y no sé por qué le preocupaba tanto eso. Quizás porque alguien tenía que pararse a apagar la tele y no sería ella, que al medio de la cama le costaba un poco salir.

Cuando terminaba cual fuere el programa estelar de turno, y comenzaban las noticias o alguna película de trasnoche, mi vieja decía "ya, monito, vaya a apagar la tele..." Casi siempre iba yo, giraba una perilla hacia la izquierda y hasta mañana. En la pantalla quedaba el "fantasma" de la última imágen que se vio y de noche se seguía viendo un raro resplandor por varios segundos. Las teles de antes eran así.

"Buenas noches, mamá", decíamos. "Buenas noches, niños" escuchábamos de vuelta".

26 de mayo de 2010

Preto al Paso #9

"Cada hombre es lo que hace, de lo que hicieron de él."
- J. P. Sartre

24 de mayo de 2010

De la nada

Recuerdo que salía de la oficina. Más tarde de lo normal. Mucho más tarde, considerando que era viernes. Mi bolso iba lleno, aunque comunmente ocupo algunas pocas cosas de todo lo que contiene. Me siento raro no llevando nada. Es como si me faltara algo. O alguien.

Mi jefa había reparado en mi pantalón que estaba roto justo en un bolsillo. Era el bolsillo donde acostumbraba llevar la billetera, en el mismo lado donde llevaba el bolso. Talvez por eso es que lo llevaba.

Iba bajando a tomar el Metro. Esa tarde no quise tomarlo donde siempre. Caminé un poco más. Talvez porque no quería, o estaba aburrido, del camino de todos los días. Llegué al andén, pero todavía había bastante gente. Eran como las 7. Me enchufé los audífonos y al poco rato me senté en un asiento de esos de colores que han sobrevivido de la época bonita del Metro. Estuve media hora ahí, pero todavía no quería irme. Me daba lo mismo, era viernes, al otro día no importaba lo que pasara, tenía una suerte de permiso para perderlo, de puro gusto, de puro cómodo. O talvez, de puro abandono. Me salí del asiento y me fui a sentar en el suelo. Después de más de media hora los asientos ya se hacían duros. Los trenes ya iban más vacíos, hasta uno que otro asiento vacío llevaban, pero todavía no me quería ir. Sentía que algo estaba a punto de ocurrir, no sabía qué cosa, pero sentía que si en ese mismo momento tomaba el tren a mi casa me lo perdería.

Seguía escuchando mi música. "Música de crisis", pensaba, recordando que la última vez que le cargué música a ese aparato fue justamente para cargarle de eso que no escuchaba siempre. Una especie de autoterapia de shock. Quise abandonarme. Quise bajar mis revoluciones y alcanzar a estar consciente de ello, sentirlo, sumergirme en ello. Recordé lo del bolsillo, recordé lo de trabajar hasta tarde, recordé lo de la paga, que era mucho más que lo que en algún momento creí que me bastaría y que varios meses después mi psicóloga me comentara con un "negociaste mal". Recordé mi problema pendiente de falta de eso de las "habilidades interpersonales", por ende recordé mi soledad. Y lloré por ello... No, mentira, no fue por eso, en realidad fue por nada. Pero tenía que buscarle algún motivo, no podía ocurrir de la nada. No me resignaba a que fuera así, que no pudiera sobreponerme a mi problema. Lloré harto. Cerré los ojos. La música se mezclaba con el sonido de los trenes que paraban y luego seguían. En eso me interrumpió uno de los guardias del Metro. "Por favor salga de ahí". Y volví a mi asiento, ya pasando lo peor, pero aún con mis ojos llorosos. Finalmente cuando todo pasó, me subí a un tren. Ya eran las 9.

Llevaba tanto tiempo sin poder soltar el llanto, por culpa de los antidepresivos, que lo que viví esa tarde lo sentí como una liberación.

Talvez todo me lo provoqué yo mismo. Pero al final preferí pensar que me llegó de la nada. Así, sin más. De la nada.

22 de mayo de 2010

El último alarido de Activia

ActiviaUn product manager y su asistente, una noche cualquiera después de la hora de trabajo, en una oficina de Danone. Traducido al shileno pa' su conveniencia.

- Sonamos...
- Es que ahora todos ya sacaron sus yogurt para el tránsito lento y el Activia no lo pesca nadie, po'h... Hay que pensar en algo...
- Pensemos... ¿se te ocurre algo ahora?
- Ná.
- ¡Ya sé! ¿Y si bajamos el precio?
- P'ta que eris básico, weón...
- Y qué querí' hacer entonces. Más encima en Chile nos hacen competencia con un yogurt... "Nex" parece que se llama la hue'á... que dice haber sido probado con minas chilenas. Tamos sonaos.
- Pero igual podríamos decir lo mismo en todos los países donde ellos no están po'h...
- Tai más hueón... Si no somos la Coca-Cola po'. ¿Viste esa hueá? Más prostituídos que Lesotho...
- ¿Y es rica al menos la hueá?
- No he probado el yogurt, pero tienen un agua con gusto a guater, más mala que la cresta.
- Ya sé. Nos tenimos que diferenciar po'h, hueón.
- Le podimos llamar de otra forma, po'h. ¿Te sabís una forma distinta de decir que "ayuda al tránsito lento"?
- ...en Colombia o Venezuela parece que le dicen "intestino perezoso".
- ...que eris mamasán, como tan gil!
- Era una idea no más hueón, no te enojis. Ya sé...
- ¿Qué se te ocurrió ahora?
- ¡Hinchazón!
- (luego de pensársela un rato) oye, hueón, no es mala idea, es la misma hueá del tránsito lento, pero dicho de otra forma, po'h... si las minas no cachan ná. Podríamos hacer hasta una campaña chora...
- Con la minita del tiempo, ahi... "¡Probado contra la hinchazón!" Con eso matamos.
- ¡Te las mandaste, zorrón! Mañana mandamos a hacer una hueá rápida y la lanzamos pa' la otra semana.
- La raja, hueón.

Desinchate con Activia

21 de mayo de 2010

Preto al Paso #8

"Nuestra meta de crecer al seis por ciento nos permitirá en ocho años -es decir, antes que termine esta década- alcanzar el desarrollo y superar el ingreso per cápita que hoy día tienen países como Portugal, Checoslovaquia y muchos más".
- Sebastián Piñera, 21 de mayo de 2010.

Esta es mi camita

A contar de hoy. Es en protesta porque los humanos aún no me compran la mía. ¡He dicho!




19 de mayo de 2010

Lo peor que podrían decirme

Me siento solo. La porfiada manera de sortear la vida, alejando a mis antiguos amigos, comienza a mostrar sus primeras consecuencias. Personas que alguna vez fueron básicas en mi vida, hoy solo se me cruzan como recuerdos de tiempos mejores, de tiempos mas tranquilos en donde la única gran misión era ser buen estudiante. Porque mi vida afectiva siempre fue un suplicio, algo de lo que había que mantenr distancia, no fuera cosa que por una sonrisa cómplice de ella olvidara otras cosas "mas importantes", como por ejemlo estudiar para ese control de Calculo y, al fin, a la tercera oportunidad, pasar el ramo. Y porque aun sigo pensando en que mi paso por la universidad fue, con todas sus letras, una época de mierda, es que siento que lo que se transmitió fuera de mi no fue lo mas acertado, lo mas idóneo, lo mas identificable con lo que podría entenderse como una "buena persona". Y lo confirme gracias a un invento que en su momento odie: Facebook. Con Facebook descubrí en forma fácil y rápida que había gente que no le interesaba saber nunca mas nada de mi, de mi vida, de lo que he vivido y conseguido. Y no eran pocos. Entonces caí en la cuenta que, aparte de haber sido nueve largos años, fueron nueve amargos largos años. Nueve incomprendidos, largos y amargos años. Ahora me siento inseguro de repasar esos rincones del pasado, donde puedo pisar sin sacarme la cresta y donde no. Donde puedo dejar un "te extraño, juntemonos" y donde mejor no. Entonces cuando al fin me decida a rescatar, luego de largo tiempo, a una de esas poquitas personas que siempre estuvieron conmigo cuando fui un torrante, y ponerle al día de mí...

"Willy, no has cambiado en nada..."

Es lo peor que me imagino que podría escuchar. Lejos.

17 de mayo de 2010

Preto al Paso #7

"La verdadera TV es esta, la interactiva, a la otra no le doy más de dos años"

Repeat: Ramones - Blitzkrieg Bop (Hey! Ho! Let's Go!)


Ná que decir de los Ramones (pronúnciese "ramouns"). Surgidos en New York en medio de la década de los '70, fueron una banda de enorme influencia, aunque con un discreto éxito comercial y, talvez, la primera banda de punk rock de la historia.

Este tema es de 1976, de su álbum homónimo "Ramones". Pegote, pegote, pegote, y lo mejor de todo, wena wena.

15 de mayo de 2010

Sonido AM: Jeane Manson - Si te vas


Jeane Manson nació en Cleveland, Ohio, en 1950. Primero fue actriz, luego tuvo un paso por Playboy siendo Playmate del mes en 1974, para luego repentinamente irse a Francia, donde quiso hacer una nueva vida y comenzar su carrera como cantante en 1977.

Este temón es del disco de 1980 "Jeane Manson canta en Español". Póngala fuerte y cántela a lo Chimoltrufia. Y, por si acaso, aleje todo tipo de cuchillos de su alcance. No está de más prevenir...



4 de mayo de 2010

Preto al Paso #6

Ahora que Blogger permite crear páginas, ya estoy pensando qué texto incluirá la mía. Veamos...

"Ser humano (o intento serlo en el tiempo que me queda libre), ingeniero, edad veinti-siempre, infelizmente soltero, vivo en la oficina, duermo en mi departamento, pero he descubierto fascinado una de las verdades más grandes del universo: el dueño del depa, mi psicóloga, mi psiquiatra, mi hermana y hasta el conserje se han convertido en los magos más secos de la galaxia, porque son capaces de hacer desaparecer todo mi sueldo. No me dejan plata ni pa'l super."

Unos pocos retoques y queda filete.

3 de mayo de 2010

Repeat: Stryper - Honestly


Stryper fue una banda de rock cristiano de los 80s. Sí, ni yo lo sabía. Y la verdad es que sólo analizando sus letras alguien podría darse cuenta, porque por sonido claramente se asemejaban mucho al rock comercial de su tiempo, lo que les valió la crítica de sectores más religiosamente "fanáticos". Esta canción, lanzada como parte del disco "To Hell With The Devil" de 1986, fue un hit al año siguiente.

Vamos sacando los pañuelos.

28 de abril de 2010

Preto al Paso #5

Paulino Rivero, presidente del gobierno de las Islas Canarias, a propósito del telescopio que se instalará en Chile:

"Que esa infraestructura se vaya a un país sudamericano, se vaya a Chile, da muestras de la desidia, de la dejadez, de la falta de compromiso político que ha tenido el gobierno de España en este asunto"
"Sudacas", les faltó decir.

27 de abril de 2010

Preto al Paso #4

Comunico el sensible fallecimiento de mi paz interior, de mi estabilidad emocional y de mi esperanza en el amor. Sus funerales se efectuarán en el mismo lugar de siempre, ese que todos miran pero nadie ve.