5 de octubre de 2009

¿Y ahora qué dije?


Ya sé que soy un desatinado en las cosas que digo, pero no te lo guardes. ¿Por qué nadie me dice a la cara lo que piensa de mí? ¿Por qué se lo guardan? ¿Por qué siempre me tengo que quedar sin una explicación? Por qué... Talvez pienses que me vas a herir.

Por favor, no te lo guardes. Dímelo.

* Foto de fotographix.ca (CC BY 2.0)

0 comentan:

Publicar un comentario