30 de marzo de 2009

Vuelta de página


No digas que nunca has tenido las ganas de que te lo hubiera dicho de forma explícita. Luego extrañas, te dan ganas de retomar el lazo, pero la solución más cómoda y la que sirve para dejar tranquilo a todo quien te pregunte, es una simple frase: "ya di vuelta la página". Y, por fuera, ya no interesa qué más pudo pasar. Por fuera, basta con este futuro presunto. Y contra esto no hay cuenta de Facebook que pueda.

La procesión va por dentro, dicen.

* Fotografía original de Clara en su mundo (CC BY-NC-SA 2.0)

0 comentan:

Publicar un comentario