14 de noviembre de 2008

Autoreverse: Video Loco


Junta a una actriz, un corredor de autos y dos humoristas, consigue un set de TV lo suficientemente grande donde meter un publico familiar, en lo posible con muchos niños, arma una escenografía temática que asemeje a un hogar tipico y pon una gran tele en frente. Todo eso y una sobredosis de videos caseros y ya lo tienes. El hit televisivo familiar de los noventas: Video Loco. Conducido por Checho Hirane y la compañía de tres "corresponsales videístas" -como los llamó Hirane a partir de la primera temporada-, Eliseo Salazar, Carolina Arregui y Álvaro salas, que se pasaban toda la semana "buscando" videos graciosos que llevar al programa. Fue realizado por Canal 13 entre 1991 y entrados los años 2000.



Video Loco era tan simple como efectivo. Era traer a Chile lo que hacía furor en Gringolandia, claro... pero no era así no más la cosa. OK, es divertido ver bloopers, pero... ¿qué tal si agregamos algo de nuestra cosecha? Y aquí entran en escena los libretos y las voces con las que "doblaban" los videos, hechas por ellos mismos.

¿Qué recuerdo yo de "Video Loco"? Básicamente lo siguiente:

El "video loco musical": una secuencia de videos caseros uno tras otro, con alguna música movida de fondo. Entre los videos, a veces el director pinchaba una cámara por fracción de segundo para mostrar a alguna persona del público riendo. Era natural reirse con cada video que pasaba, uno tras otro.

El "¿qué va a pasar?". Le dan play a un video y lo detienen en la mitad lanzando un gran signo de interrogación en la pantalla. Entonces Checho dice "¿Qué va a pasar?" y llaman a tres niños del público y les preguntan el final del video -y los que ganaban se llevaban un regalo-.

La competencia internacional: para cada bloque, cada "corresponsal videísta", a partir de programas gringos de bloopers, seleccionaba y preparaba un set de videos para mostrar. Y cada uno de ellos se dedicaba a un tema especial: Carolina, los videos "tiernos", Eliseo, los de deportes, y Álvaro, los videos de animales. Pero, con el paso de las temporadas, los animales que se robaban la película eran los encarnados por un perro muy particular, "Cachupín". En este perro, Álvaro concentró todos los videos de perros que llevaba al programa: en la piscina, peleando con un loro o con un gato, etcétera. Fue tanto el impacto de este personaje que hasta apareció una marca de comida para perros con su nombre ¿Álvaro habrá registrado la marca? No lo creo... Al final del programa, designaban a una niña de entre el público para que fuese la "modeloca" que entregaba regalos a quienes se ganaban algo o votaban por un video.



La competencia nacional: sin YouTube, sin PCs multimedia, y en tiempos en que comprarse una Handycam te salía por 500 lucas de la época (y VHS más encima, nada de MiniDVs, ni memorias flash, ni DVDs), los presentadores instaban a que la gente comenzara a enviar sus videos caseros. De esos videos caseros, el que más recuerdo es sin duda el del frustrado hipnotizador de patos, que dio la vuelta al mundo, gano la competencia anual, fue traducido al inglés y que fue mérito para tener al protagonista y a su pato en vivo en el estudio.

Como para preguntarse qué mató a Video Loco. ¿El recambio de panelistas? ¿La escasez de videos nuevos en los últimos años? ¿YouTube? ¿La modernidá? ¿Internet? ¿O talvez la maldá?


4 comentarios:

  1. la única razón de peso que tenía para ver video loco, es que después daban los Simpson...


    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Ahora están repitiendo una de las últimas temporadas a eso del mediodía, para competir con la repetición de Rojo 1º Generación :P

    El clásico de los clásicos: la niña chilena que cantaba la canción del Guardaespaldas y al final se pegaba un bostezo... entre '93 y '95... ¿lo recuerdas?

    Era un gran programa. Se echa de menos. Lástima que ninguno ya está en el canal (salvo arregui), así que imposible que vuelva. Era mejor que los que dan ahora en CHV y Mega.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Para mi era el porgrama que alegraba las noches de los viernes.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Muy malo. Pero sí, lo veía, para después ver Los Simpsons.

    Qué horrible que lo estén dando ahora.

    ResponderEliminar