7 de mayo de 2008

Soy (casi) como Taz

Hoy fue la famosa entrevista con el psicólogo. En limpio:
  • No creer ciegamente en cualquiera, incluso en compañeros de trabajo con los cuales se trabajó por bastante tiempo. Uno de ellos ya se especializó por encontrar "pollo" cada cosa que hago y salirme con cuentos de terror de vez en cuando (y con esto me refiero a lo del psicólogo "perro a cagar" que dije en el podcast).
  • No descarto que no vean con muy buenos ojos entrar a la empresa a quitarle la oportunidad a un interno. La dirección de la consulta me la dieron incompleta (no mencionaron el dpto.) y confusa (me dieron de referencia una estación de Metro a mil cuadras del lugar).
  • Y finalmente: soy (casi) como Taz. Taz puede llegar a ser un demonio (de hecho, lo es) pero que bien se calma al escuchar música. Y como yo me conozco lo suficiente, hoy más que nunca no podía dejar en casa el discman (sí, aún lo uso). Hay gente que le cargan los CDs porque se rayan. A mi me gustan, más que nada porque todavía recuerdo lo que me costaba tener cosas en CD (tenía que ir donde un amigo a grabar cosas) y porque es lo portatil más romántico que va quedando, porque el cassette ya está muerto. Y para lo único que me está sirviendo el "cassette" es como adaptador para conectar el discman a mi equipo 3 en 1 ultra vintage y enseñarle algo sobre cómo es la música del siglo XXI y, por qué no, recordar sus mejores años. En especial cuando no está con la maña y se ilumina su dial con luz amarilla. Impagable.

Y, a propósito de Taz (y gracias al usuario McLocoMX en YouTube) es que dejo como pequeño regalito el corto clásico donde debuta el Demonio de Tasmania (Tasmanian Devil). Mi escena favorita es cuando a Lucas se le desarma la trompeta. Siempre me rio en esa parte pese a haberla visto por primera vez hace más de 20 años.

Ahí se ven.

5 comentarios:

  1. Oye sí, te jodieron ene... como que no querían darte la pega.

    Saludos, "Don Preto".

    ResponderEliminar
  2. Que lata que te hubieran mandado para otro lado, huele a no te queremos aquí en la empresa.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Que notable que todavía guardes tu discman, el mio no se donde estará, de repente está en la casa de mi vieja, si es que todavía funciona.

    Cuídate.-

    ResponderEliminar
  4. NO-TA-BLE que tengas aún el discam, yo debo de reconocer que hace poco lo deje de usar lo reemplaze - como muchos- por el mp3, que aunque me rehuse en un comienzo a utilizarlo, termine cediendo...

    Que mal que te dieron la dirección cambiada, pero creo que al final la encontraste ¿o no?, si es asi espero que la experiencia no haya sido "tan mala" después de todo, insisto que no todos somos MALOS, ni MERCENARIOS :D

    Saludos...Y Taz es genial, me han comparado un par de veces con ese dibujo, pero que se la va a hacer...

    ResponderEliminar
  5. Mh... yo nunca usé un discman así que no alcanzo a sopesar el valor que puedas darle. Lo que sí, mi mp3 no es reemplazable por un mp4... sirve? XD

    Un abrazo enorme... cuidado con los desastres de torbellino.

    ResponderEliminar