18 de abril de 2008

El salto


En el mismo blog del podcast y por Twitter he insinuado algo. Lo que pasa es que me atreví a enviar la edición de esta semana de mi podcast a nada menos que a Podcaster. Y ahora me está dando susto.

Motivos hay varios: que el programa sea demasiado liviano, que sea raro, hasta que sea tonto. Por otro lado, me parece que no vale tanto ya la orientación inicial de que estaba abierto a cualquiera y ahora, con lo que se puso de moda gracias al podcast de José Miguel Villouta, mucha gente haya conocido este nuevo medio y quiera tener un podcast propio y hayan tenido que filtrar solicitudes. Todo esto sin contar que se le pidió expresamente a una colaboradora que alguna vez tuvo el podcast más bajado de Podcaster volver con una nueva serie de programas. Después, en recortes de prensa (PDF) aparece que en Podcaster se enorgullecen de tener los mejores y más diversos contenidos en podcast en español, luego de España. Con eso, ya me empieza a dar susto.

La gran duda es si puedo ser un aporte. Se sabrá pronto, si me responden el correo que les mandé anteayer.

2 comentarios:

  1. Yo siempre he querido hacerme uno, pero como que no me animo.

    ResponderEliminar
  2. Hola...aquí valdivia, uno de los fundadores de Podcaster.

    Que bueno que te hayas animado a enviar tu podcast!

    Que no te de susto...Podcaster es un plataforma super inclusiva y cada podcaster tiene su propio espacio y sus fans...es una experiencia que esperamos te guste.

    suerte con eso!

    :::v:::

    ResponderEliminar