12 de marzo de 2008

Hay quienes hablan de felicidad...


- fotografía original de circo de invierno -

Hace un par de días viví desde fuera, desde el otro lado, mis días más negros. Frente a mí, en un patio de comidas del centro, tenía a una persona talvez teniendo una vida muy similar a la que yo tenía, resignada, lanzando escupitajos hacia todas mis decisiones anteriores, queriendo morir, rápido, pronto, ojalá instantáneamente. Pero su historia era peor, tanto así que me reservaré detalles de lo demás, quedándome en que definitivamente no quería más de la vida. No fue hasta cuando me confesó que se comportaba de forma pesada con el resto para que no le quisieran y así no hacer sufrir a nadie si algún día hacía caso a su impulso de dejar este mundo. "¿En serio quieres que no te quieran?" le dije. Y algo de sentido tenía mi pregunta. Después de todo, no habla bien de uno que sus funerales sean en solitario. Creo que ya conocemos un ejemplo.


- fotografía: Emol -

El pasado 6 de Marzo, la columna de Cristián Warnken en El Mercurio hablaba de que todos somos felices, pero no lo sabemos. Yo me pregunto cómo se puede ser feliz si -más que el mero hecho de no saberlo- no se siente esa felicidad, si hemos perdido la capacidad de sentirla. Y en todos lados, los medios, buscando provocar cada vez mayor impacto, nos han anestesiado y las sensaciones placenteras más habituales ya no las sentimos, el sol que entra por la ventana, la brisa, el sonido que tienen las hojas del otoño al pisarlas. Perdimos la capacidad de sentir ese tipo de cosas y, si no las sentimos, para ser felices no tenemos por donde. En especial, y personalmente, sentir cariño de mis cercanos. Me gusta sentir que me quieren y no me da vergüenza decirlo. Pienso en lo estúpida que es la gente que predica que para lograr la paz interior hay que prescindir del cariño de los demás. Váyanse a la mierda. Es algo completamente antinatura.

Y todo esto para hacer el enlace al meme que recibí de ella y cuya gran tarea es escribir sobre las cosas que nos gustaría hacer antes de morir. Yo resumo todas esas cosas en una sola gran palabra. Sentir. No quisiera dejar de sentir todas esas sensaciones que le hacen bien a mi alma, esas que cada día intento no dejar de percibir, tanto como esas otras que me dieron momentos increíbles y que hoy extraño.

Para ser feliz, hay que sentir esas pequeñas cosas, no basta con saber que existen. Ello, en lugar de felicidad, no hará más que traer pura frustración.

Chicos, no llenen columnas hablando de la felicidad. Siéntanla. Dense el trabajo. Vale la pena.

7 comentarios:

  1. El dsifrutar cada día que se esta vivo, el disfrutar lo que se tiene y no vivir lamentandose por lo que no se tiene,es lo que todos debemos aprender en mayor o menor medida..

    Dejarse querer por aquellos que nos aman no nos hace menos mujeres u hombres, nos hace mas seres humanos; Todos (incluyendo a aquellos que reniegan de eso) necesitamos que alguien nos diga que nos quiere, sentirnos importantes y no para alimentar el ego, sino para alimentar el alma...

    Observar, olor, sentir...esas tres cosas son fundamentales en la vida y muchas veces las olvidamos, vamos tan rápido que olvidamos sentir, vamos tan rápido que olvidamos vivir.

    ResponderEliminar
  2. La felicidad por alguna razón tiene más de opción que de cualquier cosa...es cosa de autoexaminarse y ver que nos provoca dicha..algo por pequeño que sea se encuentra.-

    Cuídate.-

    ResponderEliminar
  3. ooooo:
    Hay una gran diferencia. El que alimenta el ego busca "cantidad". El que alimenta el alma busca "calidad". Gracias por detenerte en ese punto.

    jaime ceresa:
    Hay gente que está tan hundida que se paraliza. Eso es fatal. Y más de alguna vez me pasó.

    ResponderEliminar
  4. Bueh, siempre es mejor hacer algo concreto que hablar y hablar sobre un mismo tema. En eso estoy completamente de acuerdo. Y en eso de la felicidad, me parece más un tema matemático... es parecido a la construcción del infinito que hacen estos personajes de los números. Es algo a lo que te puedes aproximar, pero que jamás vas a alcanzar.

    Pesimismo militante hoy.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Habitualmente te leo. te observo desde lejos. Soy una persona sencilla, simple y directa. No tengo la agudeza con la que nos regalas en cada uno de tus post.
    pero este en particular me ha echo pensar... en lo realmente importante. Y me hace obsevarte desde otro punto de vista. Interesante.
    Me sorprendiste agradablemente =)
    Te ganaste un porotito.

    ResponderEliminar
  6. cristian:
    La felicidad hoy por hoy es una cosa tan demandada pero perceptiblemente tan cara que cualquier receta facil se la devoran cual pirañas. Imagínate: "todos somos felices, pero no lo sabemos"... qué más facilista que eso. Palabrería pura. Ser feliz es dificil (y requiere esfuerzo personal), mas no imposible. Por lo manos, para mí, la felicidad no está en el infinito. Pero mucha gente cree que sí.

    bruja_in_love:
    Gracias. Habia pensado en la felicidad y en la muerte por lo menos varios días a propósito de esa columna y de la conversación que tuve con esa persona y tu meme me llevó a sacar las palabras fuera. Tes bien.

    ResponderEliminar
  7. Hola, solo quería agradecer el link a mi blog, pero la foto que ahí aparece pertenece a Emol. Saludos
    Paty

    ResponderEliminar