11 de febrero de 2008

La Face-máquina del tiempo


- fotografía original de Cristián Carafí @ Facebook -

El que dijo que no pisaría engendros de redes sociales... llegó a Facebook. Y le gustó. Y alucinó. Y se embarcó en una suerte de máquina del tiempo en busca de amigos de todas las épocas. De reconciliación con etapas pasadas y con los errores que las hicieron terminar. De gentes que se aburrieron de mis palos de ciego y de otros que injustamente olvidé, hasta hoy. No hay mejor cosa que una foto -o unas cuantas fotos- para asumir que uno fue parte de las vidas de otros y que haber roto el nexo podría ser considerado hasta egoísta.

Mi primera semana de Facebook no ha sido más que para matar fantasmas. Y es tan simple: buscar en los profiles de los amigos, y en los de los amigos de los amigos y hasta lo que de la paciencia de profundidad, agregarlos y descubrir en qué estado quedaron las cosas. Descartar, la tarea ingrata. Y recuperar, que es lo que al final vale la pena.

3 comentarios:

  1. Sabes que yo igual he divisado gente de mis vidas pasadas por ahí, pero he preferido dejarlos justo donde están.

    Me niego a que una red social por internet haga el trabajo que yo no he querido hacer, justamente por miedo a mis propios fantasmas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. en entretenido encontrarse con las ex pololas en facebook.

    ResponderEliminar
  3. No había pensado en eso. Los que no hemos tenido nunca a nadie al lado no tenemos esos problemas.

    ResponderEliminar