30 de noviembre de 2007

Huevos quebrados


- fotografía original de tschaut -

El primero, yema rota. El segundo, normal. El tercero, trizado. El cuarto, trizado, yema rota. El quinto, normal. El último, trizado, yema rota, pegada a la cáscara y mal olor. Yo no me hago responsable por esos huevos, hazlos tú, a mí se me quitaron todas las ganas, le dije a mi viejo. Lo único que recuerdo es que él cerro la puerta de este dormitorio con fuerza y si hubiese sido menor de edad, sin duda me hubiese dejado sin internet hasta mañana. Traté de pasar el mal rato regando el jardín. Ya era la hora y me serviría para despejarme. Aún triste. Pensando en que el negocio de barrio no lo está matando ni el Lider ni el Jumbo. Se está matando solito, vendiendo caro y malo.

Mañana estaré en el Blogpower 2007. Así que ahí se ven...

27 de noviembre de 2007

En cada rincón


Hace algún tiempo dije que en esta casa un viejo vivió sus últimos días. En el momento exacto de su muerte, nadie supo nada. Tuvo que pasar casi una semana para que se dieran cuenta. Casi una semana de no verlo salir a nada, ni a comprar a la esquina. Hasta que una inusual concentración de moscas en el patio trasero dio para pensar en un final más trágico. El asunto es que el viejo murió solo.

Un par de días antes de vivir aquí, pude ver cómo sus familiares hacían limpieza del lugar. En toda mi vida recuerdo pocos lugares con tanta imágen religiosa por allá y por acá. Pero la gracia del viejo no era esa. El patio trasero lo había convertido en todo su tiempo libre en un jardín donde no había rincón en que no hubiera algo plantado. No era muy grande, pero estaba completamente poblado de verde. Bajo una parra, había varios mesones rústicos con macetas. En resumen, el jardín era el gran pasatiempo del viejo y el verdor que he logrado recuperar no es nada al lado de lo que dicen los vecinos que alguna vez hubo.

Talvez regarlo cada día en la tarde, cuando baja el sol, además de darme ese olor a tierra mojada que me gusta tanto cuando abro la ventana, talvez me sirva para caerle en gracia a ese viejo que vivió tan solitario como yo me siento a veces, y que talvez aún deambula por los rincones. Que fue feliz con su jardín, aunque sus ultimos años no le hayan importado a nadie. Porque cuando dedico cada día algo de mi tiempo a regar su obra -o lo que queda- y lo disfruto, siento que él, al menos en esos momentos, pudo ser feliz.

Repeat: In my house



The Mary Jane Girls - In My House

Me subí a la micro que nunca ocupaba. Iba a ver a una amiga que vivía cerca de Escuela Militar. Habían aún unos pocos asientos. Con todo un día sin comer, me perdonarán pero -al menos por ese momento- no existía la posibilidad de ceder el asiento. Cuando me siento, veo que por la puerta de adelante sube un compañero de universidad al que, exceptuando el par de semanas que formamos un grupo de proyecto -armado por un profesor-, jamás le hablé una sola palabra. Me incomodan ese tipo de situaciones. Por suerte, mi asiento tocó ventana y esos asientos la llevan. Suena esta canción. Pero, como en el tiempo de este cuentillo los mortales no conocíamos los reproductores portátiles, duró lo que duró no más. No existía la tecla repeat. Y no, no era cassette. Era la radio no más.

21 de noviembre de 2007

19 de noviembre de 2007

Clac, clac...


- fotografía original de peterFlaherty -

Habrá sido una media hora. Haciendo hora. Frente a mí, por el pasillo, se sentían los clac clac de los tacos altos, más aún a la hora de almuerzo. Hay que recuperar energías, si no con qué ganas seguirán con su clac, clac... ¿Comemos juntos? Es que me quedaron algunas cosas pendientes, pero te alcanzo... La hora seguía corriendo. Pero había que esperar al encargado de informática que nos llevara al interior de la oficina para mostrarnos el que sería nuestro lugar de trabajo todo el semestre. Hasta que llegó. Obviamente, sus zapatos no hacían clac, clac... No, hacían un sonido bastante más feo. Y es que me comenzó a agradar el clac, clac. Sonaba elegante, sobrio, hasta atractivo, sugerente... Es increíble como vuela la imaginación a partir de un simple clac, clac...

Pero, al final del día, ella se saca los tacos y se acaba el clac clac. Y son otros los estímulos que toman su lugar. El clac clac, que tanto estimulara la imaginación previamente, además de estas líneas, quedan como alpargata al lado de la experiencia de vivir ese momento que sigue. Y las alpargatas, que yo sepa, todavía no hacen clac, clac...

Rock & Pop... ¿q.e.p.d.?


- imágen: www.rockandpop.cl -

Así, de sopetón. Eso es lo que hay en el sitio web. Al aire, temas de Violeta Parra uno tras otro. En sus auditores, una sensación mitad digna de Condorito ("exijo una explicación"), mitad incrédula, recordando las tantas bromas que la emisora hizo en fechas cercanas a su aniversario ("Rock & Pop en tu corazón" o "Martineando la tarde", por mencionar algunas). El programa ancla de la estación, "El Portal del Web" se habría despedido el pasado viernes, pero... ¿quedaba aún el fin de la radio, de los casi 15 años de Rock & Pop?

En el foro de radio de Fotech, se ha hecho circular un rumor de que se trata de una reformulación completa de la propuesta programática, como así también que la Rock & Pop sería una de las víctimas de la fusión IberoAmerican-CRC y que su frecuencia sería devuelta a Subtel para hacer posible tal fusión de acuerdo a lo dictado por la famosa Comisión Antimonopolios.

Pero, así como existen rumores -por más que siempre digan provenir de "fuentes cercanas"-, también hay hechos ciertos. Uno de ellos es la baja en el rating: luego de años de estar entre las diez emisoras más escuchadas de Santiago, ahora ha caído fuera de ese rango de honor. Se habla de que la propuesta se ha ido desgastando y que era necesaria una diferenciación mayor de su emisora hermana FM Hit que, por lo que los marketeros llaman "canibalización", entre las dos se estarían "quitando audiencia".

Y uno se acuerda de su época de estudiante. Aunque en esos años no era precisamente mi radio favorita -mucho menos hoy-, fue capaz de marcar mi época noventera. Para muchos, la radio FM en Chile se divide en antes y después de Rock & Pop. En tiempos de una FM de voces sobrias, Rock & Pop irrumpió con voces más naturales, estilo más suelto y locución en vivo. Era la radio que se escuchaba, la radio en donde sonaba esa música grunge que nunca entendí que gracia le encontraban pero que estaba ahí. Y uno se acuerda de la Jaula del Mono en más de algún carrete casero de colegio, del Sin Restricción, del Teléfono de los Atorados, de La Grua... de tantas horas.

Lo raro es que, en caso de que se tratara de una más de sus bromas, éstas acostumbraban durar a lo más un fin de semana. Y queda toda una quincena para su aniversario todavía. Es sabido en el medio que, para la nueva administración española, la gente sigue voces y no marcas. Así que, si nos confiamos en ello, son capaces de hacer desaparecer marcas como la Rock & Pop y sus 15 años de historia tirar al bote de la basura sin asco.

Y si por esas causas que sólo ellos saben, la radio volviera al aire -supuestamente renovada-, sus escuchas nuevamente les perdonarán la bromita. Es que la Rock & Pop es la Rock & Pop. Y frente a eso no hay ná que hacer.

Actualización: Aviso aparecido en LUN...


A coro, chicos... ¡¡¡TOOOOOONGOOOOOOOOOO!!!

Actualización: La Rock & Pop sigue, pero ya no como mera radio, sino como una comunidad. El asunto tiene que ver con los nuevos tiempos y yada, yada, yada... En el video que sigue, lolita, varón, lo explican mejor.

17 de noviembre de 2007

Pasan cosas extrañas


- fotografía original de DerrickT -

...que mi gato volvió hoy en la mañana con sangre en uno de sus ojos, seguramente por causa de una pelea con algún otro gato peleonero. Que maulla más de lo acostumbrado, pasa en casa y come menos de lo acostumbrado y que, cuando está calmo, pareciera que se va a morir. Que agarró una fea costumbre de mearse en las cortinas y no queda de otra que dejar que vaya al jardín, aunque se vaya y no vuelva hasta el otro día. Que no es buena idea escribir de ello en su blog y que de hacerlo, seguramente me vería poco menos que linchado por otros dueños de mascotas que lo visitan, por esa cosa a la que llaman "tenencia responsable de mascotas" y que me ha tenido a punto de cerrar ese blog varias veces. Que pienso en refrescar el formato del podcast con ideas nuevas, cuando en verdad lo que desde siempre he sentido que falta es una segunda voz. Que el pasado jueves tuve mi primera entrevista de trabajo para conseguir al fin mi práctica, y salí tan relajado y feliz de ese edificio con el mp3 enchufado en las orejas y que, como ensayo general, había estado bien pero que de esa experiencia, en el fondo, no espero nada. Que cada vez que paso por delante de mi cama siento que la bastilla arremangada del pantalón se va a atorar y voy a tener un accidente o, al menos, voy a romper algo. Que siento que en cualquier momento dejo de existir porque el cielo falso me cae encima o cualquier otro accidente, lo cual no sería raro considerando que esta casa se construyó hace unos 50 años y su dueño murió en una de sus habitaciones viejo y abandonado y su sobrino, electrocutado... Que en el techo se oyen sonidos extraños en la noche, que ojalá sólo se trate de gatos, y que ahora esos sonidos se mantienen lejos gracias al CD que dejé corriendo mientras les escribo esto.

Lo malo es que el CD tiene 15 temas y acabo de ver que va en el 13...

15 de noviembre de 2007

¿Cuánto vale el Transantiago?


A veces nuestros políticos nos sorprenden. Luego de 18 horas de debate en la cámara baja, una noche de cabeceos permanentes, de muertos de sueño y diputados sacando fotos para inmortalizar el momento -rara vez trabajan tanto-, los parlamentarios de derecha, además de sus amigotes del lado colorín de la DC dieron fin al show entregando una generosa donación...

Tenemos nuevo cómputo: ¡¡¡cero mil cerocientos cero millones, mil cerocientos cero pesos!!! O sea, luquita.

Eso alcanzaría para un viaje ida y vuelta y para machetear para pagar un tercer viaje. O talvez para la promo más charcha de comida rápida en algún local idem, o para el colectivo. Para lo que de seguro no alcanzará será para pagar el millón de pesos a cada fresco de raja persona que se hizo parte en la querella por el Transantiago... pero, ah, si esa querella fue rechazada. En fin...

Qué buen circo nos dan nuestros políticos. Ya, mierrr... ríanse... ¡o les subimos la tarifa!

Desayúnese con ésta: Roban muebles virtuales


Así tal cual. ¿Recuerdan cuando entre los desórdenes de una protesta por el 1 de Mayo apareció una vieja llevándose una mesa desde el interior de un banco? Eso... no es ná. Ahora salió un pastelito holandés que en el mundo virtual Habbo habría robado muebles "virtuales". Lo que pasa es que, en este mundillo en 2D, cada participante decora su casa con muebles comprados con dinero "de a deveritas". Entonces, este angelito, vía phishing, se habría conseguido las passwords de otros participantes, traspasando los muebles a su avatar, sin pagar un solo peso.


- fotografía vía Engadget Spanish -

Protestas en Second Life, robos virtuales... calma, calma, a este paso, las viejas virtuales se vienen...

[vía]

14 de noviembre de 2007

My first job interview


- original photo by Milica Sekulic -

A few hours ago, I received a call from Salfacorp inviting me to a job interview tomorrow at 11 a.m. It's the first company that have called back to me. I hope that won't be the only company that calls me back. Of course, my main desire for tomorrow is not to be forced to talk in english. I'm not prepared yet. My autodidact efforts are not enough, I feel.

I'll post here about my interview tomorrow. I promiss. As usual, wish me luck.

Update:
The interview was done exactly at the scheduled time. It was quite far from perfect, but my words were sincere and honest. I hope they value that. As a practice for future interviews, it was good. In this sense, it wasn't misspent time.

13 de noviembre de 2007

Kiss me, I'm... your friend


- fotografía original de vortistic -

Cada cierto tiempo hablo con ella. A veces sin un tema claro, muchas veces arrepintiéndome cuando la conversación se alarga sin sentido y termino sintiéndome peor. Pero al día siguiente todo se olvida y, llamarla por teléfono para hablar del día con ella antes de irnos a dormir, me parece un final ideal para un día cualquiera. Hablamos de mil cosas, pero hay un tema que rara vez me deja bien luego de conversarlo con ella. Siempre que hablamos de amor y de parejas me quedo con palabras atravesadas. No hay caso. Una noche, la semana pasada, estuve a punto de confesarle que extrañaba algo tan básico como dar un beso. Y allá afuera los demás juegan a dar vuelta la botellita, al cuarto oscuro... Nunca hubo una época en que besar fuera tan gratuito. "¿Y quieres que te dé uno?", diría, lo cual nunca habría sido mi objetivo.

Pero me aguanté nomás, como los machos. Es que hay temas que es mejor guardar para algún día en que los planetas se alineen. Especialmente cuando nuestra amiga ya tiene a su besador y amor exclusivo y uno, cuando era el momento, no actuó oportunamente y llegó placé.

12 de noviembre de 2007

Se fue el roto, por fin


El Sr. Hugo "Monedita de Lata" Chávez las hizo todas. Llegó atrasado, payaseando, dándoselas de cantante, no respetó a nadie, vino a puro panfletear por su revolución de mierda, insultar a sus pares, pelar a alguien que no estaba presente para defenderse, y a fin de cuentas no vino a aportar en absolutamente nada... El parelé que recibió fue poco. Pa' la otra una pura patá en el poto y pa' la casa no más.

Y que pa' la otra no lo inviten. Por roto.

11 de noviembre de 2007

No, nothing yet...

November is the month. Still without being requested by any of the companies I have applied for. Feeling despair, anguish. I recently asked to my friend Clau if it's difficult to get a place for a practice for a "typical" PUC Industrial Engineering student... She said that it's somewhat easy get it. After that, I came across a new dilemma. Applying for a few practice offers I like -normal procedure- or applying for a lot of offers -'desperate' procedure-?

My practice-searching odyssey even inspired one of my podcast's episodes. Give a listen if you understand spanish. Recently I published the 12th episode: "loneliness". Personal opinions, a brief analysis and hints to overcome that unpleasant feeling. Although it was a dilemma to decide between loneliness and death for the definitive topic, I finally chose loneliness. It's still very difficult to me to talk about death.

My dad had an accident on the bycicle recently. Today I went to visit him at the hospital. He's better now. One sad fear less to think about.

I hope I can stop thinking about those sad things soon. I hope that any of that companies I applied for a professional practice finally says hello.

9 de noviembre de 2007

Los irresponsables


- fotografía original de hdur -

Ayer recibí la noticia. Mi viejo se tendrá que someter a una operación dentro de dos días más. ¿El motivo? Un accidente en bicicleta. Resulta que un tipo se le atravesó imprudentemente en un cruce, mi viejo no alcanzó a frenar y se va con todo al pavimento. A causa de esto, se le desplazó un hueso de la espalda. Algo absolutamente evitable.

Pero las experiencias de las que he sabido que afecten a cercanos, respecto a irresponsabilidades, no terminan con esto. La semana pasada, una amiga de la universidad, que trabaja como secretaria, en una noche de sano carrete con sus amigos, regresa de la disco a su casa manejando su vehículo. En eso, un inescrupuloso y bajo efecto del alcohol (en buen chileno, muerto'e curao), choca su vehículo por atrás causando que su vehículo se desviara por la berma. El incidente pudo terminar en tragedia. No exagero. Por suerte ella salvó ilesa, aunque algunos de sus acompañantes resultaron heridos. Y sin contar el trauma que provoca una experiencia como ésta.

Lo curioso es que, atención, más de alguna vez quien tiene que dar explicaciones es, vaya sorpresa, el afectado. Como debe ser, mi viejo dio aviso a su trabajo inmediatamente una vez que volvió a casa. Pero no pasan ni cinco segundos cuando, quien atiende su llamada, le llama la atención por lo sucedido. "¡¿Por qué se moviliza en bicicleta?!" Me imagino que es porque la plata no alcanza y le pagan un moco ¿no?.
"...y si no me lo creen, vayan a una fiesta de chilenos. El huevón no se compromete ni cuando rompe un jarrón... 'oh, se cayóooo...' "

Coco Legrand. "Con la camiseta puesta" (1987)

No basta cuidarse uno mismo. Si la gente fuera prudente, o sea, si no anduvieran hueones de mierda raja'e curados -disculpe la palabra, la verdad es que no se merecen otra- manejando en carretera, o pelotudos que por ahorrarse cinco segundos cruzan sin cuidado en cualquier esquina, si la gente fuera responsable y pensara alguna vez en que no vive sola en el mundo y que no puede hacer lo que le dé la gana, pasándose por el ass las normas de tránsito, sin duda que otro gallo cantaría. La irresponsabilidad personal no necesariamente tiene consecuencias sólo para uno mismo.

Me sigue dando vuelta esa flor de pregunta... "¿por qué se moviliza en bicicleta?". Qué tipo de respuesta es ésa. ¿Alguien me lo puede explicar? ¿Por qué no son más honestos y prohiben la bicicleta y nos cagamos los bronquios con smog?

8 de noviembre de 2007

Ambulancia


- fotografía original de FreeCat -

Soñé que me llevaban en una ambulancia por un camino de tierra. La ambulancia se movía mucho. A veces subía, otras veces bajaba. Pero me gustaba. Dejé corriendo un CD y la música se metía en el sueño como música de fondo. Y el viaje seguía. Al rato desperté y noté que el calor que sentía era el del sol que entraba por mi ventana, que el movimiento cíclico que percibía no era más que mi brazo derecho entorpeciendo el paso de la sangre por alguna vena en mi cabeza, y que cada vez que mi corazón bombeaba sangre hacia el cerebro, cada latido se convertía en un ligero movimiento de la cabeza, el movimiento de la ambulancia por el camino de tierra.

Rescato dos cosas. La primera, que necesito salir. Y la segunda, que la ambulancia del sueño talvez estuvo a punto de convertirse en una de verdad.

4 de noviembre de 2007

Demasiadas redes


- fotografía original de b_d_solis -

Aquí en el Canal está pasando una cosa super loca. Me están llegando las primeras invitaciones a un cuantuay de redes sociales virtuales, los juguetes de moda, pues. Ya sabe, la web 2.0 y la cacha de la espá. Son unas cosas que hacen muy bien la tarea de absorber tu tiempo y hacerte adicto a ellas, según dicen. Las hay de todos colores, para todos los gustos y de todas las orientaciones.

La decisión está tomada, pero antes daré mis antecedentes y fundamentos.

Cuando uno recibe estas invitaciones, pueden darse dos casos: el primero, en el que conocemos a quien envía la invitación. Hay, dependiendo del caso, un nexo afectivo con esa persona. Si es una amistad de años, no lo dudamos y aceptamos, porque sabemos que con esa persona efectivamente nos relacionamos y hasta puede que mejore nuestra comunicación en horarios en que el contacto personal no es factible. Esa seguridad no es la misma en el caso de una amistad "de Internet". Alguna vez algún sabio dijo que el Messenger servía para mantener conversaciones insípidas la mayor parte del tiempo. Comúnmente converso vía mensajería instantánea -con suerte- con un tercio de mis contactos. A buen entendedor, pocas palabras. En cuanto al caso en que no conocemos a quien nos invita -y no nos imaginamos quién o cómo puede ser-, el psicópata encubierto que todos llevamos dentro entra en acción, señores. Y a "googlear" su nombre se ha dicho. Dependiendo de la pericia de quien realiza esta insólita labor, podemos dar con pistas. Pero, por desgracia, el julepe siempre puede más, y "nos da cosa" aceptar de todos modos -¿por qué motivo una joven guapa, profesional y culta podría fijarse en uno, todo vago y rotoso, no?-. Si además el email contiene alguna frase del tipo "si no respondes, el(la) pensará que dijiste que no :(" -smiley incluído-... ¡manipulación con premeditación y alevosía! Eso último da un ligero y efímero dolor de guata, que de todos modos no recomiendo.

Por otro lado, las redes sociales son tan numerosas... ¿y que a cada orate se le ocurra meterse en una distinta, por la miéchica? Talvez, en caso de aceptar, lleguemos a un lugar que nos invite a descubrir "cuáles de tus amigos ya están aquí". En ese sentido, de llegar primero y hacer los contactos después, se parece a ir a una disco. Sinceramente preferiría otro lugar para hacer amistades. El gran pro que tiene esta forma de hacer contactos en el siglo XXI es que cada miembro pone a disposición del resto información personal que puede derivar en afinidades, gustos e intereses -exactamente esas cosas que da lata preguntar a una chica en la disco y que hay que estar gritando para que nos escuche-.

Una vez superado todo lo anterior, cuando ya se está dentro, hay una verdad innegable: serás el 0,0000000000000000001% de la comunidad y contribuirás con tu información personal al "maligno" -un maligno que, por cierto, pide más información que la que se pide al abrir una cuenta de mail-. Los efectos de red -esos que dicen que es más valioso formar parte de algo cuando hay más gente dentro- harán lo suyo, pero sólo con el paso del tiempo. Luego, el tiempo que pasamos en linea se triplica y si ya Twitter es adictivo para algunos -conmigo no funcionó, mal antecedente-, el efecto Facebook, Hi5, Orkut o cómo se llame, definitivamente promete. Lo patético viene cuando nos damos cuenta que en la comunidad hay sobrepoblación de seres guiados por aparentar -¿la evolución/mutación de los poseros de Fotolog?- Ahí viene la resignación -es lo que hay- y entramos al régimen normal. ¿Prejuicioso yo? Al menos lo asumo... Dese la pega de leer a los que saben y han metido las manos en el cuento. No me tome en serio a mí.

Si me permite, finalizo esta divagación por la apariencia del nuevo juguete -que según más de alguno por ahí, posiblemente destronará a los blogs- con mi voto de abstención. Por ahora no más. Si no acepto su invitación, no haga pucheros, no amenace con la ley del hielo y mucho menos se tire al vacío desde un piso 20. ¿Conoce el email? Pasa algo muy extraño con el Messenger vs el email. No nos atrevemos a mailear a alguien por percibir este acto como demasiado compromiso. Pero no nos cuestionamos al agregar un contacto en el Messenger. Esto último es similar a un "como que no quiere la cosa..." Y puede hacerse la similitud con este juguete nuevo de las redes sociales, exceptuando que la invitación nos llega... ¡como email!

Mucha divagación por hoy, parece. Aunque ya lo sabe, me abstengo, pero sólo por ahora. A ver quién será el próximo que me invite al Facebook...

3 de noviembre de 2007

Misión personal


- fotografía original de ign -

Alguna vez mi trabajo ocasional fue traspasar mp3 a cassette. Aún conservo todos esos cassettes y no he ocupado ninguno de ellos en grabar otra cosa. Recordé que para una misión de invierno por la universidad me había hecho una compilación de new-age pensada especialmente para el viaje en bus. Y cuando me refiero a los viajes en bus de ida y de regreso, hablo de los únicos viajes en bus que hacía en todo el año. Y comencé a buscarlo. Si no estaba entre los pocos que hay en el estante, estaba de seguro en la vieja y querida caja de cassettes, en donde nunca permití que nadie se metiera. Con un sticker pegado por dentro de las misiones del invierno del 2003, fue fácil encontrarlo. Es increíble cómo una selección que nunca fue pensada para ser mi banda sonora terminó siéndolo para todo ese invierno. Y para las misiones que le siguieron.

Un verano, hace dos años, comenzó otra misión. La nostalgia dio paso a la superación del trauma, a descubrir que luego del desastre y de años de no asumir mi eterno problema de socialización, entender finalmente que ese mundo no era para mí. Muchos estuvieron cerca, muy cerca, se alejaron y dejaron su lugar a otros. Hoy me doy cuenta que, lejos de haber sido olvidado, fui yo quien permitió paulatinamente que se fueran. Hoy comienzan a construir sus vidas adultas, felices, profesionales, lejos. No quiero volver a recurrir a ellos, y no es porque sean malas personas. Es sólo por la sensación de alivio que al fin se siente luego de dejar de ser la piedra en sus zapatos. Recuerde que a quienes tendemos a recurrir demasiado a los demás, la gente feliz y bacán nos ha hecho mala fama.

Al final, la misión era personal. No completamente, pero sí al final, cuando había que darle el remate. Personal. Igual que ese cassette y esa música que jamás permití que otros conocieran.

Tanto costaba entender eso.

1 de noviembre de 2007

Despegar


- fotografía original de Spojení -

El disparo, el fósforo que enciende la mecha, el trampolín: faltan. El metro cuadrado que de tan conocido se hace absolutamente predecible: está, y es enfermizamente omnipresente. Pisar el metro cuadrado del lado se torna algo autoprohibido, con un autocastigo involucrado que a uno no le queda más que autocumplir y quedar con un autoremordimiento de conciencia que, por cierto, tampoco se sale del metro cuadrado. Porque la desconfianza a lo que se ve afuera es reina y ley y se escribió a punta de intentos de prueba y error que han permitido redactar un compendio completísimo sobre lo que no hay que hacer. No tiene título, porque el editor quedó tan rayado de "nos" después de terminarlo, que creyó haber leído en la página 4561 una línea casi al final de la hoja que decía "no pondrás título al libro..."

Son terribles los "no". Pero son peores lo que uno se autoimpone.

Y lo único que aguardas es que una persona especial del mundo de afuera te diga -vaya cosa- que sí. Y caer en la cuenta que afuera del metro cuadrado propio existen los "sí" y que el cielo está lleno de muchos "sí". Y -vaya cosa también- que dan mucha más felicidad que los "no".

Lance algún "no" que ayude a ser feliz, si no me cree...

Ehmmm... espere, mejor no.