16 de diciembre de 2007

De mascotas naftalinosas


Decir Chispita es acordarse de la época ochentera, de los dieciochos de septiembre y de ese engendro recordándonos no elevar volantines con hilo curado -que por demás actualmente es ilegal-. Luego apareció haciendo un llamado a apagar teles, lámparas y cuanta cosa con enchufe encontráramos al paso. Debe haber sido un pésimo negocio para Chilectra. Imagínate, una mascota institucional llamándonos a no consumir el producto de la empresa para la cual trabaja. Insólito. Sería como si Ronald McDonald llamara a quemar cajitas felices en plena Alameda. Pero era posible. Más aún, muchos recordarán la pegatina que se colocaba en el interruptor y que brillaba en la oscuridad. ¿Quién no esperaba ansioso la hora de apagar todas las luces para ver la pegatina brillando en la oscuridad? Esa pegatina me imagino que les costó cientos de millones de pesos en pérdidas. Con el paso del tiempo, el brillo de esa Chispita desapareció igual que su fama, varios años decaída, hasta que en una idea brillante lo hicieron renacer, como el ave fénix, con un jockey hacia el lado y una voz más teenager. Y con sitio web y todo.

Don Graf, en tanto, no tenía esa vida bonita de Chispita. La verdad es que lo mandaron desde "ese país al norte de Latinoamérica" y, cuando supo que venía a Chile, estuvo varias semanas cagado de miedo. Pero llegó y se le pasó el susto al comprobar que el delincuente chileno era mucho más rasca de lo que se cree fuera. Algunos dicen que hasta le dio ataque de risa. El asunto es que apareció en la tele y en insertos de diarios predicando la desconfianza a cualquier cosa que se mueva.

En cuanto a Forestín, todos dicen que es un castor pero en verdad es un coipo. Se cuenta que los de la Conaf estuvieron varios años cabeceándose para encontrar a alguien capaz de llevarse la tarea de defender los árboles. Pensaron en algún superhéroe gringo, pero la verdad es que por ese año 1976 todavía el país se estaba recuperando económicamente de ese cagazo de triste recuerdo, y no había plata ni para traer a Super Ratón. En eso, apareció este dentón simpático en uno de los tantos viajecitos al sure para ver en terreno el desastre del último incendio forestal. Lo pillaron en plena faena. Le preguntaron si podría hacerse cargo de una campaña nacional masiva. O sea, con tanto incendio no tenía ni un tronco que comer y estaba muerto de hambre. Dijo al tiro que sí. De ahí en adelante, cada vez que se le podía ver apagando un incendio forestal era pa' la pura tele no más. A veces lo llaman para que vuelva, pero siempre dice que es un personaje retirado de la televisión y que la tele de hoy le apesta porque es pura farándula. En el fondo, es secreto a voces que Forestín tiene miedo de que los del SQP descubran que es un vago y que, lejos de defender los árboles, se los come...

Pero hay un personaje que talvez es el más humilde y bajo perfil de los tres: Segurito. Esa caja con patas que te dice que tienes que usar casco hasta para lavarte el pelo. Los intentos por saltar a la fama masiva han sido tantos que el pobre guardián de la seguridad terminó agotado. Hasta que en una cadena de cines se acordaron de él y lo llamaron para que le hiciera compañía a un tal Gato Joe. Dicen que Segurito con su nuevo trabajo se ahorró hasta las visitas al psicólogo cuando cachó que habían seres más miserables que él.


Cuando el Gato Joe descubrió que, tras la llegada de Segurito, las salas de Cinemark se llenaban un 1% más rápido, se urgió en mala. Dicen que estaba en conversaciones para ser segunda mascota en Paz Ciudadana, pero cuando le dijeron que iba a trabajar junto con un perro, arrancó. Luego fue donde Forestín, pero éste le dijo que ya estaba retirado hace rato. Finalmente, el único lugar que le estaría quedando como reemplazo, cuando le den la patá los de Cinemark, es acompañar a Chispita. Incluso, se cuenta que ya habría estado a prueba junto con Chispita en un evento masivo pero, para mala suerte de los dos, en un manotazo el Gato Joe le habría desatado un zapato a Chispita, saliendo al instante un olor a pata, a hongos y a calor de años...

10 comentarios:

  1. recuerdo siempre a chispita cuando salía en Cachureos, en sus años dorados en TVN.

    Tb, creo que vi a un perro similar a Don Graff, en el Laboratorio de Dexter, comprobando q el "sagüeso" es grigo.

    Siempre pensé que forestín era castor, tan anglosajones q somos poh XD

    Al cubo no lo caxo :P oie! faltaron los pacos caricaturas: el alto flaco y el chico masizo ^^

    salutes, te leo dsps
    chaop''

    AdRiáN AlernatINFO MeLlevaPorGamba CírculoBloser

    ResponderEliminar
  2. La cago..juntaste en un post a los personajes más detestables de campañas mediaticas...los metería a todos en una juguera (partiendo por el tigre de cinemark y su polola), y se lo doy de beber a Marcelo de Cachureos.-

    Cuídate.-

    ResponderEliminar
  3. Qué buena!, de hecho cuando hace poco reflotaron al recordado chispita, pensaba que quizás algunas personas necesitan de estos personajes ficticios para aprender a comportarse.

    Don Graf era notable, pero cualquier persona con dos dedos de frente, no necesita que alguien (o algo) le esté enseñando a comportarse.

    Saludos!.

    ResponderEliminar
  4. Justo este fin de semana estuve hablando del tema con unos amigos, justo este fin de semana me enteró de que una amiga de una amiga hace -o hacía-, la voz de Chispita en la radio, justo ahora me acuerdo que cuando niña me decían Forestín, justo ahora leo este post...
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Como q no existe el viejito pascuero???
    http://www.flickr.com/photos/jazzone/323306268/
    :)
    saludines jiji

    ResponderEliminar
  6. Recuerdo pocas canciones tan malas como eso de "a trabajar, a trabajar, el bosque hay que cuidar..."

    Mucho mejor el cover que hizo 31 Minutos...

    ResponderEliminar
  7. Definitivamente excelentes recuerdos todos esos monos, no tanto por los monos sino por la asociación con la realidad de cada uno.

    Saludos sangrientos

    Blood

    ResponderEliminar
  8. Ésto es como recordar las mascotas de los mundiales! Si te acuerdas de Naranjito pa´elante... es porque eres muy vieeeeeejo...jajajajaja

    Mejor no digo nada.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Ajajajajajajaja, qué ácida crítica a la imaginería televisiva chilena.

    Me dijeron que el Chispita Jr, el nuevo, es un hijo no reconocido que tuvo el Chispita original, pero como fue una costumbre de los 80 en Chile se ocultó esta información hasta nuestros días.

    ¿Que será del resto de estos personajes hoy en día?
    Te dejo esa misión Pretoriano.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Que excelente repaso de rostros publicitarios.
    Y sí, lo de chispita es impensado verlo hoy en día, casi medieval.

    Zaludoorrrsss.

    Pd: Tengo por ahí la foto de rigor con Forestín, creo que lo pille en el norte en Fray Jorge. Se veia en buena forma la última vez que lo vi.

    ResponderEliminar