15 de junio de 2007

Me recordó...


...el sur.

Va a sonar raro que lo diga, considerando que la foto que elegí no es nada de representativa del sure. Pero la experiencia de salir de casa el día de ayer durante la lluvia fue por momentos una experiencia bastante de allá. O de lo que me ha tocado vivir en asuntos de trabajos y misiones universitarias. Cuando caminaba con el paraguas entre mi barrio en el que coexisten casas precarias con otras bastante más "arregladas", y respirando el olor a brasero que salía de muchas de éstas, me sentía como en una de esas cuantas salidas de hace tantos años. Y es que en mi barrio habita aún mucho adulto mayor que aún le encanta el cuento de prender carbón cuando hace frio. Y la lluvia, además de despejar el ambiente del aire sucio, además ayuda a que el pelusita de siempre prefiera permanecer en casa en vez de salir a hueviar. Hasta me pareció que las casas tenían colores "pintorescos". Y toda esa combinación de sensaciones por un momento me quiso recordar algo de eso que viví a unos cuántos kilómetros al sur de casa.

Fue un agrado salir a comprar comida para mis gatos. Y todo esto no ocurrirá hasta otro nuevo temporal de lluvia cuando, al fin, vuelva a salir de casa y a recorrer el barrio con el gusto que no se siente el resto de los días en que, literalmente, da asco salir.

Fotografía de anarchitect

9 comentarios:

  1. Toda esta descripción que haces de tu día me trae a colación mi clásica cuestionamiento, porque se habla de días feos, si los días nublados y con lluvia suelen ser bonitos?

    Cuídate.-

    ResponderEliminar
  2. Concuerdo con Don Chere! Adoro la lluvia!!! Y la Cordillera hoy en la mañana Wooow! Simplemente maravillosa!

    ResponderEliminar
  3. Si no hiciera tanto frío de verdad hubiera disfrutado mucho más de la lluvia. Ahora aprovechemos de respirar mientras dure el aire...

    Saludos sangrientos

    Blood

    ResponderEliminar
  4. creo estar de acuerdo contigo, la lluvia es hermosa, aparte de mandar a la mierda al smog, trae reflexion...
    cuando llueve suelo salir de mi casa, me pongo mis botas, no de agua pero sirven, mi parka que odio porque es media regetona pero sirve pa la lluvia y mi paraguas azul...las caminatas por la lluvia se vuelven interminables, vivo cerca de la cordillera y al momento de llover se ve hermosa y cae una helada que me emociona...me vuelvo pensativa, mas de lo normal y se viene mil recuerdos a mi mente...
    ahhh! tb me acuerdo del sur con el olor a carbon es un olor especial, indescriptible...es olor a sur!!!

    un beso!

    Lu.

    ResponderEliminar
  5. Yo por más que trato de tenerle buena, no puedo: odio la lluvia en mi cara.

    Se cuida.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Cómo se extraña la lluvia y todo el sur!

    ResponderEliminar
  7. Los días de lluvia, para mi, son buenos días. Los recuerdos fluyen a mil y la nostalgia se asienta en las horas que pasan.

    Viví 18 años en el suuuur, dónde la lluvia es mas cotidiana que los días soleados. Cuando aquí veo correr a la gente desesperada como si se acabara el mundo por un rato de agua no me queda mas que reirme.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  8. Me gusta la lluvia, me gusta mojarme, me gusta el olor a leña quemada y a tierra mojada. Ese olor a lluvia del sur.
    Me recuerda Doñihue.

    ResponderEliminar
  9. vengo de un post de lluvia, y me encuentro con uno de sur...
    jajajaj, como son las cosas...

    Pues, yo diría que si representa el sur esa foto.
    NOCHE, ÄRBOLES, LUZ AMARILLA y por sobre todo CALLE MOJADA...

    para mí, el olor característico de esta época, más que le carbón, es el olor a leña... ese que cuando sales te hace picar la nariz, y que cuando regresas de donde vengas... te deja la ropa pasada...

    el sur... invierno... agua, escarcha y oscuridad... pero muchas luces!

    ah! hoy comienza el invierno... no sé si a la 1 o a las 3... XD

    ResponderEliminar