8 de abril de 2007

La tarea


Esta semana, la tarea es sacar palabras de apoyo de donde no las hay. Y no hay porque me volví duro, porque puedo llorar por cualquier insignificancia, excepto por la muerte, hacia la cual reacciono con respeto y resignación. No las hay porque nunca las recibí con sinceridad. Hace diez años preferí vivir el duelo en soledad cuando me di cuenta que las palabras no reviven a un muerto. Y no las habrá simplemente porque nadie me las ha pedido, ni ella, ni nadie.

Y a partir de mañana seré un insensible.

Fotografía: http://www.flickr.com/photos/sebastianba/

0 comentan:

Publicar un comentario