30 de diciembre de 2007

Compro balance personal 2007


- fotografía original de sicoactiva -

Uno que diga que:
  • Me seleccionaron de una multinacional shoriflai para un trainee por un semestre entero y que me van a pagar 500 lucas mensuales, o...
  • Que conocí a una mina increíble... mente cariñosa y que salimos todos los fines de semana, o...
  • Que vivo en mi propio departamento, que a veces me deprimo por vivir solo pero que la independencia que tengo ahora es impagable, o...
  • Que aprendí a hablar inglés como un auténtico gringo y que ya me seleccionaron para trabajar fuera, o...
  • Que dejamos esta casa arrendá hace rato, o...
  • Que encontré la paz interior con meditación o feng shui o [inserte aquí lo que le plazca], o...
  • Que logré conquistar la seguridad de mí mismo, o...
  • [Complete usté con algún logro que considere relevante en su vida personal]
Pago... lo que tengo en el bolsillo en este momento. Luquita.

28 de diciembre de 2007

De vuelta


- fotografía original by wakko -

De vuelta. De vuelta de una entrevista para una práctica en la que no me van a pagar un peso. En el campus Lo Contador. Años que no iba. Le dije a la mina que no había ido nunca, porque llegar por otro lado era como si no hubiese tenido nunca que ir allá. Volvieron los fantasmas de las entrevistas pasadas, en tenida formal, frente a un tipo que te lo ponen delante y que parece amable, pero lo único que busca es destruirte, ponerte a prueba, sacar de entre su batería de preguntas esa que provoque un silencio incómodo, para él también mostrarse incómodo... Pero la mina era simpática. No pasan ni cinco minutos y ella intuye falta de motivación. No te urjas, me dice, si me dices que postulaste porque estabas urgido por conseguir una práctica y necesitas hacerla ahora es súper válido... Si llegara un postulante frente a mí, y yo fuera el que lo tiene que entrevistar y me dijera eso, yo le grito "next!" de una. Me dice que acaba de recibir pedidos de la misma municipalidad para otras prácticas y que me escribirá contándome de eso a ver si talvez otra práctica me gusta más. Me despido de ella como si fuese una amiga de toda la vida y salgo raudo atravesando los patios de Lo Contador.

Cruzo Santa María y mientras cruzaba el puente La Concepción me llama un amigo. ¿Cómo te fue con la entrevista? Le digo que voy a esperar el fin de semana y que, si me va mal, le digo. Dice que tiene contactos en El Rastro. Tengo un temor con eso. Muchas empresas creen que una práctica es meter datos al Excel. Muchas empresas contratan practicantes para que hagan el mismo trabajo de un profesional y pagarles menos. Muchas empresas enormes donde trabajan miles de empleados ingresan sus ofertas en un sitio web o asisten a charlas en donde meten a 100 idiotas en una sala en cada lugar al que van y los tienen escuchando su charla por una hora, reciben turros de currículums a cada lugar a donde van y al final, de todos esos postulantes, seleccionan a dos o tres. El resto, puro márketing: la chapita por allá, la carpetita por acá, el lapicito, el alfajorcito...

Estaba chato. Me subí al metro en Pedro de Valdivia y, cuando hice transbordo en Baquedano, vi un tipo con una carpeta y una agenda de la USACH. Le miraba la cara y parecía tranquilo. Talvez lleno de expectativas y sueños y todo eso que uno siente cuando está a las puertas de la educación superior. Yo venía de vuelta. De vuelta a casa y de vuelta de todo lo que fue estudiar en la universidad, pensando en que otra vez las cagué en la entrevista, casi sin sueños y si los tuviera, sin nadie con quien compartirlos.

Yo, iba de vuelta de todo eso. Él, sólo iba de vuelta a su casa. Lo envidio.

23 de diciembre de 2007

Meses


- fotografía original de dreamsister -

Meses que no te veo. Pero talvez para tí no sea un motivo poderoso. Talvez yo no tenga un motivo poderoso. O quizá tienes miedo de que lo llegue a tener. Ahora, más que nunca, quiero verte. Pero comprendo que para algunas personas, no verse por largo tiempo no amerite nada.

Dar vuelta la página, le llaman.

21 de diciembre de 2007

Nada


- fotografía original de martingarri -

Eso mismo, pensando en nada. Autos, camiones, por el lado, rajados. Después, un par de kilómetros más adelante, mientras quería creer que la pasarela que se veía a lo lejos estaba así de cerca, y mientras veía a otros buses "Batuco" volver a Santiago por la vía del frente, pensé que el chofer del bus en el que había llegado en realidad me había cagado doblando antes. Me debí haber caminado de todos modos unos 5 kilómetros en tenida formal a pleno sol, por la tierra. ¿Qué huevón haría algo así? Nadie. Me aburrí de querer llegar a una pasarela y crucé a la mala. ¿Acaso va a salir un paco de entre los matorrales y me va a decir que no? Nah...

¿Habrá algo más genial que hacer huevadas cuando no le importan a nadie y nadie le va a decir nada a uno?

20 de diciembre de 2007

19 de diciembre de 2007

Las 13 googleadas más cuack!


- fotografía original de Gaetan Lee -

Así como lo lee, porque de todo hay en la villa del pulento, porque es un hecho que nos moriremos sin ver todo lo que puede resultar de los habitantes de este mundo en decadencia, es que aquí van, por primera vez en la historia del Canal, las 13 búsquedas más cuack que han terminado aquí.

Póngase cómodo(a) y tráigase la bandeja del desayuno si gusta.
  • "condorito haciendo el sexo con yayita": ¿Y éste qué se fumó? Bueh, hay fetichistas que se prenden con cualquier cosa...
  • "relaciones con mi hija": Sin comentarios.
  • "fotos denisse malebrán junio 2005 revista h": ¿Existe eso? ¡Dónde! xD
  • "cual es la probabilidad de ganarse el kino" (y sus variantes: números ganadores kino, combinaciones kino, generador de combinaciones ganadoras kino, como ganarse el kino, se me acumuló el kino, etc, etc, etc...): ¿Qué onda? ¿Lo echaron del trabajo, mijo? ¿O cree en el viejo pascuero? ¿O que va a llegar el Lucho Jara a la puerta de su casa con un pack de detergente? ¡Espabile!
  • "leche nido cancer": Este es de esos que se creen todo. Apuesto que ha reenviado todas las cadenas de niñitos pobres de Parmistán y no ha ido al cine en 20 años por miedo a contraer SIDA por una aguja en el asiento...
  • "he ain't heavy he's my brother de los hollis": Temón, pero se escribe "The Hollies", ok, ahora vaya a Google y teclee de nuevo...
  • "en pelotas novata": Lo que quería el hue... ¿Te empelotamos a ti mejor a ver si te gusta?
  • "en el facebook uno invita a la persona para que sea su amiga o la red lo agrega a uno": Chuta, no tengo Facebook, ni me interesa tener tampoco... Usté no ha vivido, parece... Si va a estar esperando que lo pesquen, le tengo un dato de una buena funeraria...
  • "chu chu became": WTF!
  • "colegialas blogspot" (y similares... no daré ejemplos): Cuidado, anda un pedófilo suelto... puede que sea el mismo de más arriba...
  • "casas poligonales": ¿Sa'e qué? Yo conozco un puro tipo de casas: cuadradas. Si le gusta, bien, si no, váyase a la mmm...
  • "las amigas de diosa canales": ¡Qué te importa, metiche!
  • "donde vive la cristel del colegio calienes que tiene 7 años" (y muchos otros similares en donde le hacen preguntas en lenguaje natural a Google esperando una respuesta como emanada de Dios mismo en toda la pantalla): A'er... déjame buscar... qué dificil lo que me estai pidiendo... ¿podís volver pa'l otro año?

16 de diciembre de 2007

De mascotas naftalinosas


Decir Chispita es acordarse de la época ochentera, de los dieciochos de septiembre y de ese engendro recordándonos no elevar volantines con hilo curado -que por demás actualmente es ilegal-. Luego apareció haciendo un llamado a apagar teles, lámparas y cuanta cosa con enchufe encontráramos al paso. Debe haber sido un pésimo negocio para Chilectra. Imagínate, una mascota institucional llamándonos a no consumir el producto de la empresa para la cual trabaja. Insólito. Sería como si Ronald McDonald llamara a quemar cajitas felices en plena Alameda. Pero era posible. Más aún, muchos recordarán la pegatina que se colocaba en el interruptor y que brillaba en la oscuridad. ¿Quién no esperaba ansioso la hora de apagar todas las luces para ver la pegatina brillando en la oscuridad? Esa pegatina me imagino que les costó cientos de millones de pesos en pérdidas. Con el paso del tiempo, el brillo de esa Chispita desapareció igual que su fama, varios años decaída, hasta que en una idea brillante lo hicieron renacer, como el ave fénix, con un jockey hacia el lado y una voz más teenager. Y con sitio web y todo.

Don Graf, en tanto, no tenía esa vida bonita de Chispita. La verdad es que lo mandaron desde "ese país al norte de Latinoamérica" y, cuando supo que venía a Chile, estuvo varias semanas cagado de miedo. Pero llegó y se le pasó el susto al comprobar que el delincuente chileno era mucho más rasca de lo que se cree fuera. Algunos dicen que hasta le dio ataque de risa. El asunto es que apareció en la tele y en insertos de diarios predicando la desconfianza a cualquier cosa que se mueva.

En cuanto a Forestín, todos dicen que es un castor pero en verdad es un coipo. Se cuenta que los de la Conaf estuvieron varios años cabeceándose para encontrar a alguien capaz de llevarse la tarea de defender los árboles. Pensaron en algún superhéroe gringo, pero la verdad es que por ese año 1976 todavía el país se estaba recuperando económicamente de ese cagazo de triste recuerdo, y no había plata ni para traer a Super Ratón. En eso, apareció este dentón simpático en uno de los tantos viajecitos al sure para ver en terreno el desastre del último incendio forestal. Lo pillaron en plena faena. Le preguntaron si podría hacerse cargo de una campaña nacional masiva. O sea, con tanto incendio no tenía ni un tronco que comer y estaba muerto de hambre. Dijo al tiro que sí. De ahí en adelante, cada vez que se le podía ver apagando un incendio forestal era pa' la pura tele no más. A veces lo llaman para que vuelva, pero siempre dice que es un personaje retirado de la televisión y que la tele de hoy le apesta porque es pura farándula. En el fondo, es secreto a voces que Forestín tiene miedo de que los del SQP descubran que es un vago y que, lejos de defender los árboles, se los come...

Pero hay un personaje que talvez es el más humilde y bajo perfil de los tres: Segurito. Esa caja con patas que te dice que tienes que usar casco hasta para lavarte el pelo. Los intentos por saltar a la fama masiva han sido tantos que el pobre guardián de la seguridad terminó agotado. Hasta que en una cadena de cines se acordaron de él y lo llamaron para que le hiciera compañía a un tal Gato Joe. Dicen que Segurito con su nuevo trabajo se ahorró hasta las visitas al psicólogo cuando cachó que habían seres más miserables que él.


Cuando el Gato Joe descubrió que, tras la llegada de Segurito, las salas de Cinemark se llenaban un 1% más rápido, se urgió en mala. Dicen que estaba en conversaciones para ser segunda mascota en Paz Ciudadana, pero cuando le dijeron que iba a trabajar junto con un perro, arrancó. Luego fue donde Forestín, pero éste le dijo que ya estaba retirado hace rato. Finalmente, el único lugar que le estaría quedando como reemplazo, cuando le den la patá los de Cinemark, es acompañar a Chispita. Incluso, se cuenta que ya habría estado a prueba junto con Chispita en un evento masivo pero, para mala suerte de los dos, en un manotazo el Gato Joe le habría desatado un zapato a Chispita, saliendo al instante un olor a pata, a hongos y a calor de años...

10 de diciembre de 2007

Vale por otra L


- fotografía original de Jackie TL -

El primer año de andar en micro. Era genial, salvo por los orangutanes al volante que ponían cara de monstruo. Podía viajar por todo Santiago gratis. Particularmente, podía salir del barrio para canjear un cupón de vale otro de una promoción de galletas McKay. Y era increíble, porque con un cupón se podía canjear cualquier galleta McKay. El tipo del comercial de la tele lo decía clarito, y quién era yo para cuestionar lo que se decía en la sabia tele.

Las promociones de productos de marca nunca llegaban a los boliches de barrio. Memorable era la de los vasos de Pepsi que se canjeaban sólo con tapas. O sea, sí, eran plasticos y rascas, pero eran un regalo y para uno, como buen cabro chico, eran casi como un juguete. Tiempo después me enteré que los vasos sí llegaban y que los dueños de las botillerías iban a sus galpones, recogían las tapas que la gente devolvía con las botellas y se los canjeaban todos.

Esa era la suerte de los barrios. Si querías algo decente, tenías que salir.

Hace un par de semanas, por esos días, había encontrado ese cupón de vale otro y aún estaba a tiempo: la promoción acababa a fines de marzo. La primera semana de clases tomé la micro y me bajé apenas encontré el primer almacén "local adherido" del camino. Entré feliz. Salí derrotado. Había canjeado el cupón, pero no de la forma que yo quería. Yo quería probar unas galletas nuevas que habían salido ese año, las "Grill", pero el viejo me pasó unas de vino, seguramente las que menos se vendían, diciendo que eran las únicas que estaban en promoción. Me consolé al tiempo después, cuando caché que eran igual de rascas que las Selz, pero con un envase más bonito y con otros sabores. Y esa era toda la maravilla.

Cada vez que vuelvo a comer galletas de vino, me acuerdo de ese día.

Ya lo vengo diciendo de antes: al negocio de barrio no lo está matando ni el Jumbo ni el Lider. Y la verdad es que esta no fue más que otra historia loser. La única vez en mi vida que he tenido en mis manos un cupón de vale otro.

6 de diciembre de 2007

Tres

El blog anterior lo cerré un día 3. Éste lo abrí 3 días después de eso, un día 6 = 3 + 3. Este blog ha tenido un total de 9 logos, los que ven. 3 * 3 = 9. Nueve, como los años que me tomó hacer todos los cursos de la u, cuando "en circunstancias normales" son sólo 6, o sea, 3 años más. Si tomamos cada letra del nombre "Canal Pretoriano" y la reemplazamos por su número correlativo (sin considerar número para la ñ, o sea, con el alfabeto gringo de 26 caracteres) y sumamos todos los números, da como resultado 162. 1 + 6 + 2 = 9 que es igual a 3 * 3, que es igual al número de logos.


Todo lleva al número 3. ¿Qué cosas, no? Tres años que hoy cumple Pretoriano, desde que viera la luz como el blog del robotito que vivía en sus espacio de 20 x 20 (porque un mundo de 3x3 hubiese sido muy fome). Nerd o lo que sea, y aunque algunos ya lo saben, el nombre de Pretoriano nació de una tarea de Inteligencia Artificial, en que había que programar en Prolog un agente que reconociera lenguaje natural y en que, en el ejemplo de enunciado, su frase de bienvenida era "Hola, soy Pretoriano". Una tarea que no terminé y que contribuyó a echarme el ramo. Lo que demuestra que hasta de los tropiezos se puede salvar algo.

Gracias a todos los que aún vienen a ver qué hay aquí. Para los de esa época, la de los niñitos con juguete nuevo, de los blogueros de la vieja escuela, el abrazo va el doble de fuerte.

1 de diciembre de 2007

En el Blogpower 2007, low perfil en mala...


Vista desde galería
- fotografía original de alvaroalegria -

Así tal como lo dije a la pasada ayer, estuve en el Blogpower 2007, después de años de no ir a ningún evento, ni junta bloggera, ni asado en el Intercomunal. El asunto es que me sentí listo para volver y eso es todo. Para un regreso no me pedí más que atender a lo que decían, porque siempre es interesante al menos saber qué dicen los que meten las manos en el tema de los blogs, un poco más "en vivo" que de vez en cuando leer sus feeds en el último par de minutos que nos quedan antes de hacer otra cosa. No me anduve codeando con nadie -porque no tengo por donde-, pero en lo poco que me moví entre ellos, vi de pasada a la Paz Jorquera y a la María Pastora -nuevamente luego de 2 años y 2 meses-, y más al final conocí a Kurotashio. Y eso sería, todo.

Claramente no soy de esos de vida social abundante. Pero así soy no más y fui consecuente conmigo mismo.

¿Les conté que este 6 de diciembre se cumplen 3 años de Pretoriano?


No, Canal Pretoriano no es ninguno de los que salen aquí...
- fotografía original de Huasonic -

30 de noviembre de 2007

Huevos quebrados


- fotografía original de tschaut -

El primero, yema rota. El segundo, normal. El tercero, trizado. El cuarto, trizado, yema rota. El quinto, normal. El último, trizado, yema rota, pegada a la cáscara y mal olor. Yo no me hago responsable por esos huevos, hazlos tú, a mí se me quitaron todas las ganas, le dije a mi viejo. Lo único que recuerdo es que él cerro la puerta de este dormitorio con fuerza y si hubiese sido menor de edad, sin duda me hubiese dejado sin internet hasta mañana. Traté de pasar el mal rato regando el jardín. Ya era la hora y me serviría para despejarme. Aún triste. Pensando en que el negocio de barrio no lo está matando ni el Lider ni el Jumbo. Se está matando solito, vendiendo caro y malo.

Mañana estaré en el Blogpower 2007. Así que ahí se ven...

27 de noviembre de 2007

En cada rincón


Hace algún tiempo dije que en esta casa un viejo vivió sus últimos días. En el momento exacto de su muerte, nadie supo nada. Tuvo que pasar casi una semana para que se dieran cuenta. Casi una semana de no verlo salir a nada, ni a comprar a la esquina. Hasta que una inusual concentración de moscas en el patio trasero dio para pensar en un final más trágico. El asunto es que el viejo murió solo.

Un par de días antes de vivir aquí, pude ver cómo sus familiares hacían limpieza del lugar. En toda mi vida recuerdo pocos lugares con tanta imágen religiosa por allá y por acá. Pero la gracia del viejo no era esa. El patio trasero lo había convertido en todo su tiempo libre en un jardín donde no había rincón en que no hubiera algo plantado. No era muy grande, pero estaba completamente poblado de verde. Bajo una parra, había varios mesones rústicos con macetas. En resumen, el jardín era el gran pasatiempo del viejo y el verdor que he logrado recuperar no es nada al lado de lo que dicen los vecinos que alguna vez hubo.

Talvez regarlo cada día en la tarde, cuando baja el sol, además de darme ese olor a tierra mojada que me gusta tanto cuando abro la ventana, talvez me sirva para caerle en gracia a ese viejo que vivió tan solitario como yo me siento a veces, y que talvez aún deambula por los rincones. Que fue feliz con su jardín, aunque sus ultimos años no le hayan importado a nadie. Porque cuando dedico cada día algo de mi tiempo a regar su obra -o lo que queda- y lo disfruto, siento que él, al menos en esos momentos, pudo ser feliz.

Repeat: In my house



The Mary Jane Girls - In My House

Me subí a la micro que nunca ocupaba. Iba a ver a una amiga que vivía cerca de Escuela Militar. Habían aún unos pocos asientos. Con todo un día sin comer, me perdonarán pero -al menos por ese momento- no existía la posibilidad de ceder el asiento. Cuando me siento, veo que por la puerta de adelante sube un compañero de universidad al que, exceptuando el par de semanas que formamos un grupo de proyecto -armado por un profesor-, jamás le hablé una sola palabra. Me incomodan ese tipo de situaciones. Por suerte, mi asiento tocó ventana y esos asientos la llevan. Suena esta canción. Pero, como en el tiempo de este cuentillo los mortales no conocíamos los reproductores portátiles, duró lo que duró no más. No existía la tecla repeat. Y no, no era cassette. Era la radio no más.

21 de noviembre de 2007

19 de noviembre de 2007

Clac, clac...


- fotografía original de peterFlaherty -

Habrá sido una media hora. Haciendo hora. Frente a mí, por el pasillo, se sentían los clac clac de los tacos altos, más aún a la hora de almuerzo. Hay que recuperar energías, si no con qué ganas seguirán con su clac, clac... ¿Comemos juntos? Es que me quedaron algunas cosas pendientes, pero te alcanzo... La hora seguía corriendo. Pero había que esperar al encargado de informática que nos llevara al interior de la oficina para mostrarnos el que sería nuestro lugar de trabajo todo el semestre. Hasta que llegó. Obviamente, sus zapatos no hacían clac, clac... No, hacían un sonido bastante más feo. Y es que me comenzó a agradar el clac, clac. Sonaba elegante, sobrio, hasta atractivo, sugerente... Es increíble como vuela la imaginación a partir de un simple clac, clac...

Pero, al final del día, ella se saca los tacos y se acaba el clac clac. Y son otros los estímulos que toman su lugar. El clac clac, que tanto estimulara la imaginación previamente, además de estas líneas, quedan como alpargata al lado de la experiencia de vivir ese momento que sigue. Y las alpargatas, que yo sepa, todavía no hacen clac, clac...

Rock & Pop... ¿q.e.p.d.?


- imágen: www.rockandpop.cl -

Así, de sopetón. Eso es lo que hay en el sitio web. Al aire, temas de Violeta Parra uno tras otro. En sus auditores, una sensación mitad digna de Condorito ("exijo una explicación"), mitad incrédula, recordando las tantas bromas que la emisora hizo en fechas cercanas a su aniversario ("Rock & Pop en tu corazón" o "Martineando la tarde", por mencionar algunas). El programa ancla de la estación, "El Portal del Web" se habría despedido el pasado viernes, pero... ¿quedaba aún el fin de la radio, de los casi 15 años de Rock & Pop?

En el foro de radio de Fotech, se ha hecho circular un rumor de que se trata de una reformulación completa de la propuesta programática, como así también que la Rock & Pop sería una de las víctimas de la fusión IberoAmerican-CRC y que su frecuencia sería devuelta a Subtel para hacer posible tal fusión de acuerdo a lo dictado por la famosa Comisión Antimonopolios.

Pero, así como existen rumores -por más que siempre digan provenir de "fuentes cercanas"-, también hay hechos ciertos. Uno de ellos es la baja en el rating: luego de años de estar entre las diez emisoras más escuchadas de Santiago, ahora ha caído fuera de ese rango de honor. Se habla de que la propuesta se ha ido desgastando y que era necesaria una diferenciación mayor de su emisora hermana FM Hit que, por lo que los marketeros llaman "canibalización", entre las dos se estarían "quitando audiencia".

Y uno se acuerda de su época de estudiante. Aunque en esos años no era precisamente mi radio favorita -mucho menos hoy-, fue capaz de marcar mi época noventera. Para muchos, la radio FM en Chile se divide en antes y después de Rock & Pop. En tiempos de una FM de voces sobrias, Rock & Pop irrumpió con voces más naturales, estilo más suelto y locución en vivo. Era la radio que se escuchaba, la radio en donde sonaba esa música grunge que nunca entendí que gracia le encontraban pero que estaba ahí. Y uno se acuerda de la Jaula del Mono en más de algún carrete casero de colegio, del Sin Restricción, del Teléfono de los Atorados, de La Grua... de tantas horas.

Lo raro es que, en caso de que se tratara de una más de sus bromas, éstas acostumbraban durar a lo más un fin de semana. Y queda toda una quincena para su aniversario todavía. Es sabido en el medio que, para la nueva administración española, la gente sigue voces y no marcas. Así que, si nos confiamos en ello, son capaces de hacer desaparecer marcas como la Rock & Pop y sus 15 años de historia tirar al bote de la basura sin asco.

Y si por esas causas que sólo ellos saben, la radio volviera al aire -supuestamente renovada-, sus escuchas nuevamente les perdonarán la bromita. Es que la Rock & Pop es la Rock & Pop. Y frente a eso no hay ná que hacer.

Actualización: Aviso aparecido en LUN...


A coro, chicos... ¡¡¡TOOOOOONGOOOOOOOOOO!!!

Actualización: La Rock & Pop sigue, pero ya no como mera radio, sino como una comunidad. El asunto tiene que ver con los nuevos tiempos y yada, yada, yada... En el video que sigue, lolita, varón, lo explican mejor.

17 de noviembre de 2007

Pasan cosas extrañas


- fotografía original de DerrickT -

...que mi gato volvió hoy en la mañana con sangre en uno de sus ojos, seguramente por causa de una pelea con algún otro gato peleonero. Que maulla más de lo acostumbrado, pasa en casa y come menos de lo acostumbrado y que, cuando está calmo, pareciera que se va a morir. Que agarró una fea costumbre de mearse en las cortinas y no queda de otra que dejar que vaya al jardín, aunque se vaya y no vuelva hasta el otro día. Que no es buena idea escribir de ello en su blog y que de hacerlo, seguramente me vería poco menos que linchado por otros dueños de mascotas que lo visitan, por esa cosa a la que llaman "tenencia responsable de mascotas" y que me ha tenido a punto de cerrar ese blog varias veces. Que pienso en refrescar el formato del podcast con ideas nuevas, cuando en verdad lo que desde siempre he sentido que falta es una segunda voz. Que el pasado jueves tuve mi primera entrevista de trabajo para conseguir al fin mi práctica, y salí tan relajado y feliz de ese edificio con el mp3 enchufado en las orejas y que, como ensayo general, había estado bien pero que de esa experiencia, en el fondo, no espero nada. Que cada vez que paso por delante de mi cama siento que la bastilla arremangada del pantalón se va a atorar y voy a tener un accidente o, al menos, voy a romper algo. Que siento que en cualquier momento dejo de existir porque el cielo falso me cae encima o cualquier otro accidente, lo cual no sería raro considerando que esta casa se construyó hace unos 50 años y su dueño murió en una de sus habitaciones viejo y abandonado y su sobrino, electrocutado... Que en el techo se oyen sonidos extraños en la noche, que ojalá sólo se trate de gatos, y que ahora esos sonidos se mantienen lejos gracias al CD que dejé corriendo mientras les escribo esto.

Lo malo es que el CD tiene 15 temas y acabo de ver que va en el 13...

15 de noviembre de 2007

¿Cuánto vale el Transantiago?


A veces nuestros políticos nos sorprenden. Luego de 18 horas de debate en la cámara baja, una noche de cabeceos permanentes, de muertos de sueño y diputados sacando fotos para inmortalizar el momento -rara vez trabajan tanto-, los parlamentarios de derecha, además de sus amigotes del lado colorín de la DC dieron fin al show entregando una generosa donación...

Tenemos nuevo cómputo: ¡¡¡cero mil cerocientos cero millones, mil cerocientos cero pesos!!! O sea, luquita.

Eso alcanzaría para un viaje ida y vuelta y para machetear para pagar un tercer viaje. O talvez para la promo más charcha de comida rápida en algún local idem, o para el colectivo. Para lo que de seguro no alcanzará será para pagar el millón de pesos a cada fresco de raja persona que se hizo parte en la querella por el Transantiago... pero, ah, si esa querella fue rechazada. En fin...

Qué buen circo nos dan nuestros políticos. Ya, mierrr... ríanse... ¡o les subimos la tarifa!

Desayúnese con ésta: Roban muebles virtuales


Así tal cual. ¿Recuerdan cuando entre los desórdenes de una protesta por el 1 de Mayo apareció una vieja llevándose una mesa desde el interior de un banco? Eso... no es ná. Ahora salió un pastelito holandés que en el mundo virtual Habbo habría robado muebles "virtuales". Lo que pasa es que, en este mundillo en 2D, cada participante decora su casa con muebles comprados con dinero "de a deveritas". Entonces, este angelito, vía phishing, se habría conseguido las passwords de otros participantes, traspasando los muebles a su avatar, sin pagar un solo peso.


- fotografía vía Engadget Spanish -

Protestas en Second Life, robos virtuales... calma, calma, a este paso, las viejas virtuales se vienen...

[vía]

14 de noviembre de 2007

My first job interview


- original photo by Milica Sekulic -

A few hours ago, I received a call from Salfacorp inviting me to a job interview tomorrow at 11 a.m. It's the first company that have called back to me. I hope that won't be the only company that calls me back. Of course, my main desire for tomorrow is not to be forced to talk in english. I'm not prepared yet. My autodidact efforts are not enough, I feel.

I'll post here about my interview tomorrow. I promiss. As usual, wish me luck.

Update:
The interview was done exactly at the scheduled time. It was quite far from perfect, but my words were sincere and honest. I hope they value that. As a practice for future interviews, it was good. In this sense, it wasn't misspent time.

13 de noviembre de 2007

Kiss me, I'm... your friend


- fotografía original de vortistic -

Cada cierto tiempo hablo con ella. A veces sin un tema claro, muchas veces arrepintiéndome cuando la conversación se alarga sin sentido y termino sintiéndome peor. Pero al día siguiente todo se olvida y, llamarla por teléfono para hablar del día con ella antes de irnos a dormir, me parece un final ideal para un día cualquiera. Hablamos de mil cosas, pero hay un tema que rara vez me deja bien luego de conversarlo con ella. Siempre que hablamos de amor y de parejas me quedo con palabras atravesadas. No hay caso. Una noche, la semana pasada, estuve a punto de confesarle que extrañaba algo tan básico como dar un beso. Y allá afuera los demás juegan a dar vuelta la botellita, al cuarto oscuro... Nunca hubo una época en que besar fuera tan gratuito. "¿Y quieres que te dé uno?", diría, lo cual nunca habría sido mi objetivo.

Pero me aguanté nomás, como los machos. Es que hay temas que es mejor guardar para algún día en que los planetas se alineen. Especialmente cuando nuestra amiga ya tiene a su besador y amor exclusivo y uno, cuando era el momento, no actuó oportunamente y llegó placé.

12 de noviembre de 2007

Se fue el roto, por fin


El Sr. Hugo "Monedita de Lata" Chávez las hizo todas. Llegó atrasado, payaseando, dándoselas de cantante, no respetó a nadie, vino a puro panfletear por su revolución de mierda, insultar a sus pares, pelar a alguien que no estaba presente para defenderse, y a fin de cuentas no vino a aportar en absolutamente nada... El parelé que recibió fue poco. Pa' la otra una pura patá en el poto y pa' la casa no más.

Y que pa' la otra no lo inviten. Por roto.

11 de noviembre de 2007

No, nothing yet...

November is the month. Still without being requested by any of the companies I have applied for. Feeling despair, anguish. I recently asked to my friend Clau if it's difficult to get a place for a practice for a "typical" PUC Industrial Engineering student... She said that it's somewhat easy get it. After that, I came across a new dilemma. Applying for a few practice offers I like -normal procedure- or applying for a lot of offers -'desperate' procedure-?

My practice-searching odyssey even inspired one of my podcast's episodes. Give a listen if you understand spanish. Recently I published the 12th episode: "loneliness". Personal opinions, a brief analysis and hints to overcome that unpleasant feeling. Although it was a dilemma to decide between loneliness and death for the definitive topic, I finally chose loneliness. It's still very difficult to me to talk about death.

My dad had an accident on the bycicle recently. Today I went to visit him at the hospital. He's better now. One sad fear less to think about.

I hope I can stop thinking about those sad things soon. I hope that any of that companies I applied for a professional practice finally says hello.

9 de noviembre de 2007

Los irresponsables


- fotografía original de hdur -

Ayer recibí la noticia. Mi viejo se tendrá que someter a una operación dentro de dos días más. ¿El motivo? Un accidente en bicicleta. Resulta que un tipo se le atravesó imprudentemente en un cruce, mi viejo no alcanzó a frenar y se va con todo al pavimento. A causa de esto, se le desplazó un hueso de la espalda. Algo absolutamente evitable.

Pero las experiencias de las que he sabido que afecten a cercanos, respecto a irresponsabilidades, no terminan con esto. La semana pasada, una amiga de la universidad, que trabaja como secretaria, en una noche de sano carrete con sus amigos, regresa de la disco a su casa manejando su vehículo. En eso, un inescrupuloso y bajo efecto del alcohol (en buen chileno, muerto'e curao), choca su vehículo por atrás causando que su vehículo se desviara por la berma. El incidente pudo terminar en tragedia. No exagero. Por suerte ella salvó ilesa, aunque algunos de sus acompañantes resultaron heridos. Y sin contar el trauma que provoca una experiencia como ésta.

Lo curioso es que, atención, más de alguna vez quien tiene que dar explicaciones es, vaya sorpresa, el afectado. Como debe ser, mi viejo dio aviso a su trabajo inmediatamente una vez que volvió a casa. Pero no pasan ni cinco segundos cuando, quien atiende su llamada, le llama la atención por lo sucedido. "¡¿Por qué se moviliza en bicicleta?!" Me imagino que es porque la plata no alcanza y le pagan un moco ¿no?.
"...y si no me lo creen, vayan a una fiesta de chilenos. El huevón no se compromete ni cuando rompe un jarrón... 'oh, se cayóooo...' "

Coco Legrand. "Con la camiseta puesta" (1987)

No basta cuidarse uno mismo. Si la gente fuera prudente, o sea, si no anduvieran hueones de mierda raja'e curados -disculpe la palabra, la verdad es que no se merecen otra- manejando en carretera, o pelotudos que por ahorrarse cinco segundos cruzan sin cuidado en cualquier esquina, si la gente fuera responsable y pensara alguna vez en que no vive sola en el mundo y que no puede hacer lo que le dé la gana, pasándose por el ass las normas de tránsito, sin duda que otro gallo cantaría. La irresponsabilidad personal no necesariamente tiene consecuencias sólo para uno mismo.

Me sigue dando vuelta esa flor de pregunta... "¿por qué se moviliza en bicicleta?". Qué tipo de respuesta es ésa. ¿Alguien me lo puede explicar? ¿Por qué no son más honestos y prohiben la bicicleta y nos cagamos los bronquios con smog?

8 de noviembre de 2007

Ambulancia


- fotografía original de FreeCat -

Soñé que me llevaban en una ambulancia por un camino de tierra. La ambulancia se movía mucho. A veces subía, otras veces bajaba. Pero me gustaba. Dejé corriendo un CD y la música se metía en el sueño como música de fondo. Y el viaje seguía. Al rato desperté y noté que el calor que sentía era el del sol que entraba por mi ventana, que el movimiento cíclico que percibía no era más que mi brazo derecho entorpeciendo el paso de la sangre por alguna vena en mi cabeza, y que cada vez que mi corazón bombeaba sangre hacia el cerebro, cada latido se convertía en un ligero movimiento de la cabeza, el movimiento de la ambulancia por el camino de tierra.

Rescato dos cosas. La primera, que necesito salir. Y la segunda, que la ambulancia del sueño talvez estuvo a punto de convertirse en una de verdad.

4 de noviembre de 2007

Demasiadas redes


- fotografía original de b_d_solis -

Aquí en el Canal está pasando una cosa super loca. Me están llegando las primeras invitaciones a un cuantuay de redes sociales virtuales, los juguetes de moda, pues. Ya sabe, la web 2.0 y la cacha de la espá. Son unas cosas que hacen muy bien la tarea de absorber tu tiempo y hacerte adicto a ellas, según dicen. Las hay de todos colores, para todos los gustos y de todas las orientaciones.

La decisión está tomada, pero antes daré mis antecedentes y fundamentos.

Cuando uno recibe estas invitaciones, pueden darse dos casos: el primero, en el que conocemos a quien envía la invitación. Hay, dependiendo del caso, un nexo afectivo con esa persona. Si es una amistad de años, no lo dudamos y aceptamos, porque sabemos que con esa persona efectivamente nos relacionamos y hasta puede que mejore nuestra comunicación en horarios en que el contacto personal no es factible. Esa seguridad no es la misma en el caso de una amistad "de Internet". Alguna vez algún sabio dijo que el Messenger servía para mantener conversaciones insípidas la mayor parte del tiempo. Comúnmente converso vía mensajería instantánea -con suerte- con un tercio de mis contactos. A buen entendedor, pocas palabras. En cuanto al caso en que no conocemos a quien nos invita -y no nos imaginamos quién o cómo puede ser-, el psicópata encubierto que todos llevamos dentro entra en acción, señores. Y a "googlear" su nombre se ha dicho. Dependiendo de la pericia de quien realiza esta insólita labor, podemos dar con pistas. Pero, por desgracia, el julepe siempre puede más, y "nos da cosa" aceptar de todos modos -¿por qué motivo una joven guapa, profesional y culta podría fijarse en uno, todo vago y rotoso, no?-. Si además el email contiene alguna frase del tipo "si no respondes, el(la) pensará que dijiste que no :(" -smiley incluído-... ¡manipulación con premeditación y alevosía! Eso último da un ligero y efímero dolor de guata, que de todos modos no recomiendo.

Por otro lado, las redes sociales son tan numerosas... ¿y que a cada orate se le ocurra meterse en una distinta, por la miéchica? Talvez, en caso de aceptar, lleguemos a un lugar que nos invite a descubrir "cuáles de tus amigos ya están aquí". En ese sentido, de llegar primero y hacer los contactos después, se parece a ir a una disco. Sinceramente preferiría otro lugar para hacer amistades. El gran pro que tiene esta forma de hacer contactos en el siglo XXI es que cada miembro pone a disposición del resto información personal que puede derivar en afinidades, gustos e intereses -exactamente esas cosas que da lata preguntar a una chica en la disco y que hay que estar gritando para que nos escuche-.

Una vez superado todo lo anterior, cuando ya se está dentro, hay una verdad innegable: serás el 0,0000000000000000001% de la comunidad y contribuirás con tu información personal al "maligno" -un maligno que, por cierto, pide más información que la que se pide al abrir una cuenta de mail-. Los efectos de red -esos que dicen que es más valioso formar parte de algo cuando hay más gente dentro- harán lo suyo, pero sólo con el paso del tiempo. Luego, el tiempo que pasamos en linea se triplica y si ya Twitter es adictivo para algunos -conmigo no funcionó, mal antecedente-, el efecto Facebook, Hi5, Orkut o cómo se llame, definitivamente promete. Lo patético viene cuando nos damos cuenta que en la comunidad hay sobrepoblación de seres guiados por aparentar -¿la evolución/mutación de los poseros de Fotolog?- Ahí viene la resignación -es lo que hay- y entramos al régimen normal. ¿Prejuicioso yo? Al menos lo asumo... Dese la pega de leer a los que saben y han metido las manos en el cuento. No me tome en serio a mí.

Si me permite, finalizo esta divagación por la apariencia del nuevo juguete -que según más de alguno por ahí, posiblemente destronará a los blogs- con mi voto de abstención. Por ahora no más. Si no acepto su invitación, no haga pucheros, no amenace con la ley del hielo y mucho menos se tire al vacío desde un piso 20. ¿Conoce el email? Pasa algo muy extraño con el Messenger vs el email. No nos atrevemos a mailear a alguien por percibir este acto como demasiado compromiso. Pero no nos cuestionamos al agregar un contacto en el Messenger. Esto último es similar a un "como que no quiere la cosa..." Y puede hacerse la similitud con este juguete nuevo de las redes sociales, exceptuando que la invitación nos llega... ¡como email!

Mucha divagación por hoy, parece. Aunque ya lo sabe, me abstengo, pero sólo por ahora. A ver quién será el próximo que me invite al Facebook...

3 de noviembre de 2007

Misión personal


- fotografía original de ign -

Alguna vez mi trabajo ocasional fue traspasar mp3 a cassette. Aún conservo todos esos cassettes y no he ocupado ninguno de ellos en grabar otra cosa. Recordé que para una misión de invierno por la universidad me había hecho una compilación de new-age pensada especialmente para el viaje en bus. Y cuando me refiero a los viajes en bus de ida y de regreso, hablo de los únicos viajes en bus que hacía en todo el año. Y comencé a buscarlo. Si no estaba entre los pocos que hay en el estante, estaba de seguro en la vieja y querida caja de cassettes, en donde nunca permití que nadie se metiera. Con un sticker pegado por dentro de las misiones del invierno del 2003, fue fácil encontrarlo. Es increíble cómo una selección que nunca fue pensada para ser mi banda sonora terminó siéndolo para todo ese invierno. Y para las misiones que le siguieron.

Un verano, hace dos años, comenzó otra misión. La nostalgia dio paso a la superación del trauma, a descubrir que luego del desastre y de años de no asumir mi eterno problema de socialización, entender finalmente que ese mundo no era para mí. Muchos estuvieron cerca, muy cerca, se alejaron y dejaron su lugar a otros. Hoy me doy cuenta que, lejos de haber sido olvidado, fui yo quien permitió paulatinamente que se fueran. Hoy comienzan a construir sus vidas adultas, felices, profesionales, lejos. No quiero volver a recurrir a ellos, y no es porque sean malas personas. Es sólo por la sensación de alivio que al fin se siente luego de dejar de ser la piedra en sus zapatos. Recuerde que a quienes tendemos a recurrir demasiado a los demás, la gente feliz y bacán nos ha hecho mala fama.

Al final, la misión era personal. No completamente, pero sí al final, cuando había que darle el remate. Personal. Igual que ese cassette y esa música que jamás permití que otros conocieran.

Tanto costaba entender eso.

1 de noviembre de 2007

Despegar


- fotografía original de Spojení -

El disparo, el fósforo que enciende la mecha, el trampolín: faltan. El metro cuadrado que de tan conocido se hace absolutamente predecible: está, y es enfermizamente omnipresente. Pisar el metro cuadrado del lado se torna algo autoprohibido, con un autocastigo involucrado que a uno no le queda más que autocumplir y quedar con un autoremordimiento de conciencia que, por cierto, tampoco se sale del metro cuadrado. Porque la desconfianza a lo que se ve afuera es reina y ley y se escribió a punta de intentos de prueba y error que han permitido redactar un compendio completísimo sobre lo que no hay que hacer. No tiene título, porque el editor quedó tan rayado de "nos" después de terminarlo, que creyó haber leído en la página 4561 una línea casi al final de la hoja que decía "no pondrás título al libro..."

Son terribles los "no". Pero son peores lo que uno se autoimpone.

Y lo único que aguardas es que una persona especial del mundo de afuera te diga -vaya cosa- que sí. Y caer en la cuenta que afuera del metro cuadrado propio existen los "sí" y que el cielo está lleno de muchos "sí". Y -vaya cosa también- que dan mucha más felicidad que los "no".

Lance algún "no" que ayude a ser feliz, si no me cree...

Ehmmm... espere, mejor no.

30 de octubre de 2007

Guárdese su consejo no más


- fotografía original de paulworthington -

Práctica profesional. Primero postulaste, y luego esperas y esperas respuesta. Aún no ha pasado nada.

Pero todo depende de cómo lo cuentes. Si enfrentas la espera con optimismo, van y te dicen "ve, tiene que tener paciencia, ya le va a llegar, si usté es inteligente..." Pero si decides ser sincero y hablar desde el alma, contando a otros que estás angustiado, ya lo hiciste todo y estás esperando una respuesta -y te ves de un pésimo semblante que te es imposible ocultar-, los demás te ven embarrado en tu psiquis... y te hunden más: "Yaaaa... ¿y se va a quedar ahí flojeando? ¡Ya, muévase, muévase! O se va a quedar siiiiin práaactica..."

¿Sabe qué más? Guárdese sus consejos no más. No los necesito.

24 de octubre de 2007

Nunca jamás


- fotografía original de chdwckvnstrsslhm -

La noche en que seis pelotudos en auto buscaban un lugar en lo alto de los cerros para pasar el rato. Tres y tres. Miradas, abrazos, besos que quedaron en borrador. Una que otra cerveza y de vuelta, yo, el único sobrio, abstemio y fome de la noche no era el que conducía. La noche en que dejé de ser quien soy, me negué a mí mismo y los seguí. La noche que, aunque lo quisiera, sé que no volverá nunca jamás.

21 de octubre de 2007

Triste cumpleaños


- fotografía original de sunshinecity -

Cumpleaños. De mi amiga. Regalos, visitas, saludos, repartición de chocolates... Hasta desayuno hubo. Ya, niña, póngase así de feliz porque tiene mucha gente que la quiere y es su día, decía yo mientras con el dedo pulgar y el índice jugaba con su rostro. Inútil. Para ella era el cumpleaños más triste de su vida.

Llegaba la hora de salida de su trabajo. Me iba yo también. Ya no se ponga triste por tonteras, es su día. Es que faltaba esa persona y, ciertamente, que se te muera tu vieja no es ninguna tontera.

16 de octubre de 2007

Desprecio


- Fotografía original de billjacobus1 -

Cuando me llamaste para decirme que habías cambiado tu número de celular, me imaginé que por lo menos te importaba tanto como para ser digno de poder ubicarte. Hoy te llamo y no me contestas. Hay formás más deferentes de decirme que desaparezca de tu vista. No soy ni tu suegra, ni cobrador de impuestos, ni testigo de Jehová para merecer tu desprecio.

Sólo tenías que haberme dicho que ya no más. Así siquiera hubiese habido respeto.

14 de octubre de 2007

Punto muerto


- fotografía original de justinrussell -

Me encantó verte de nuevo. Aunque a ratos no lo pareció. ¿Te ha pasado que a veces sientes que estás en un punto muerto, en donde no pasa nada y no ves nada a lo lejos que te diga que va a venir algo? Nada es como uno quiere. Me comía la vorágine y pedía días de sólo descanso y ojalá no tener que ponerle caritas a ningún negrero. Ahora, la vida se me ralentiza y no me pasa nada. ¿Quieres una respuesta cuando me preguntas cómo estoy? La verdad es que no sé siquiera si estoy. O sea, sí, estoy. Quieto, inquieto, ansioso, esperando la nada. Y te vuelvo a ver. Pero no quiero que sigas con esa cara de pregunta, pidiéndome explicaciones del por qué aún no doy por finalizado el ciclo.

Pensando en que vienen muchas cosas allá adelante. Cuando el ciclo, que ya no da más de estirado, al fin acabe, algún día incierto. Porque hoy, aquí, sigo en un punto muerto y no veo nada.

9 de octubre de 2007

Sedante


Te di instrucciones precisas, que en caso que te pidiera tu opinión personal de algo, me respondieras con la verdad. Pero ya no es lo mismo. Lo que ahora quiero es escuchar, al menos por un instante, palabras que me animen a romper mi desgano, que vengan de una persona que vea en mi a alguien especial, en vez de alguien paralizado por el miedo y las responsabilidades. Es que ya no quiero más verdad. Quiero que me mientan, me hagan creer con superpoderes o algo así. O por último que me amen. Pero tú ya elegiste. Así es que no podría pedirte algo tan desubicado como eso. Amor. Qué huevada más grande.

- Fotografía original de OndraSoukup

5 de octubre de 2007

Mañana


Hola... ¿Que de qué quería hablar? Ah, es que me pillaste en otra cosa. Pensé que me llamarías más tarde. Es más, te iba a llamar yo... Es que si hablamos ahora, te juro que no hablaríamos de nada. Pero llámame a la hora que hablamos siempre. 11 y media... ¿No puedes? Claro que puedo mañana... Entonces que sea mañana... Yo te llamo mañana y hablamos... Tes bien...

¿Conocen el cuento de "hoy no se fía pero mañana sí"?

2 de octubre de 2007

La pega


A ver, espérate poh... En el mismo instante llegaba un alumno a retirar su impresión. La misma pega que tenía yo por una hora al día hace sólo tres meses. Extrañaba ir. Extrañaba verlos. Verla. Mientras ella atendía, yo alistaba la cámara para hacer de fotógrafo durante esos ratos muertos en que no iba nadie. A ver, noooo, bufffff... horrible. Una, y otra, y otra más... ¿A ver cómo salí? Como que de arriba salgo mejor... ya, a ver, tómame otra. Y otra vez, tratando de encuadrar bien con mis conocimientos muy aficionados y, pucha, salió con mucha luz, pucha, te moviste, ya... quietita... no se mueva...

¿A ver cómo salí? Perfecto. Cuántas veces te he dicho que no eris fea...

Quedó feliz con la foto. Y yo también. La pega está hecha.

24 de septiembre de 2007

Piano


Se te ocurrió la idea loca de ir a tocar piano. Y me invitaste a estar ahí y escucharte tocar. Pero no sucedió. La sala donde estaba el piano estaba cerrada. Así es que nunca te escuché tocar. Nunca conocí tu otro cuento. Es más, nunca te volví a ver. Y pienso que nunca volveré a verte haciendo eso que te gustaba tanto. Existen más posibilidades de vivir de otra cosa. Ingeniera. Qué loco. Y también eras buena estudiante. Pero me quedé con las ganas. Las ganas de verte tocar el piano.

- Fotografía original de katiebate

21 de septiembre de 2007

La primera casa, los primeros años


- Fotografía de FotoDawg

La bienvenida la daba un portón de madera y malla metálica. Arriba, un letrero pintado a la rápida: "Alberto Llona 1156". Al traspasar el portón, se llegaba a un largo camino de tierra por el que a veces entraban camiones. A la izquierda, torres de ladrillos y, al lado, la oficina del jefe de obra. A la derecha, algunos escombros y, más adelante, los baños. Luego de la oficina del jefe venían las bodegas. Eran enormes y nunca vi lo que había dentro. Más al fondo, un galpón techado y algunas cajas de madera a las que me gustaba meterme. Eran entretenidas porque eran de formas poligonales. Más allá, montículos de arena y algunas máquinas mezcladoras de cemento. Y a la derecha, frente a las máquinas, un paso hacia el condominio en construcción donde trabajaba mi viejo.

Pero, al lado de las bodegas, estaba mi primera casa, de madera y levantada casi de emergencia en no más de un mes. Mi viejo consiguió que su jefe considerara construir una casa habitable como parte de las bodegas, aunque la tuviera que levantar él mismo. Originalmente tenía dos ambientes, a los que luego se agregó un tercero. En el primero, cocina y comedor. El segundo era el dormitorio. Y, finalmente, cuando se hizo pequeño el espacio para colocar sillones, la casa se amplió para acoger una sala de estar. Todo, por supuesto, de madera.

Me gustaba el dormitorio, porque tenía una ventana que daba al parrón y por donde entraba la luz del día. Casi junto a la ventana, había una cuna que primero ocupé yo y luego mi hermana. Al lado de la cuna había una cajonera que aún conservo y no recuerdo si además había un armario. Más al fondo estaban las dos camas, una mesa metálica con la suficiente resistencia como para soportar una tele portátil en blanco y negro. En la pared, un botiquín que siempre fue un misterio y que rara vez vi qué contenía.

Eran días alegres. Todos los días mi vieja despertaba antes para hacer el aseo y la comida y me dejaba a mi acostado viendo la tele. Cuando iban de compras al supermercado volvían con paquetes de fideos, conservas, cremas Nivea, Atrix y betúnes de zapato, y me los prestaban para que yo jugara. También tenía un conejo de peluche que perdí en una mudanza o porque ya estaba muy viejo, no lo recuerdo bien. Y el resto del día, lo único que hacía era jugar en el enorme patio o ir a ver cómo trabajaban los maestros al otro lado. También los acompañaba en sus almuerzos, sonorizados con una radio a pilas en donde escuchaban las noticias de la Radio Chilena. Me gustaba saltar sobre la panza del más guatón. Todos me querían. Luego iba a ver cómo instalaban los pisos plásticos y llegaba de vuelta a casa con una carretilla llena de cajas de piso flexit. Al atardecer mi viejo regaba y barría el patio y el camino hacia el portón de entrada, luego de que todos los maestros se duchaban y volvían a sus casas. Extraña cosa era que en mi casa también se comía de noche -y no era lo que quedaba del almuerzo-.

A partir de las 9 de la noche, al ser de madera y no muy aislada del exterior, la casa era fría y, por lo mismo, nos acostábamos temprano. Mis viejos no siempre dormían juntos. Muchas veces a mi vieja le gustaba dormir conmigo porque le daba pena dejarme solo en una cama. Así que a las 9 y media de la noche, hora en que terminaba el Teletrece, ya estábamos bajo 3 o 4 frazadas viendo a la -joven en ese tiempo- Jeanette Frazier o a la Gina Zuanic dar el informe del tiempo y después decir que luego venía el Martes 13, el Mundo no sé cuánto o lo que hubiera. Y así eran casi todos los días.

Hoy de eso no queda casi nada. Todo, salvo el condominio, fue echado abajo. La numeración exacta ya no existe. Al menos el condominio fue bautizado con el apellido de alguien muy inteligente: el Pasaje Einstein, en la comuna de Maipú, le recibirá con una reja firme y un citófono en la entrada. Al lado, encontrará una enorme ferretería, en los mismos amplios terrenos en donde estaba mi casa.

Dando vuelta la esquina, vivía el zapatero de quien mi viejo se hizo muy amigo. Pero de eso escribiré otro día.

18 de septiembre de 2007

Haciendo camino por donde ya no hay


La parte del viaje de la que muchos coinciden en decir que es la más gratificante, y en la que el esfuerzo y la motivación personal son los que mueven la máquina. Esa etapa fuera del nido, esa etapa en que nace el cuento propio. Esa etapa está ya afuera sonando el claxon. Y yo, a un paso.

- Fotografía de frumbert

14 de septiembre de 2007

Hoy no


No sé si es el lugar. No sé si soy yo o si eres tú. Me convenzo de a poco de que hay cosas que no me darás, porque no quieres o no puedes dármelas. Porque tú eres mucho más consciente que yo de lo que puedes dar a otros. Yo, doy de lo que no tengo.

Te quiero y te recuerdo siempre, pero vernos nunca ha sido la experiencia que yo buscaba. Estaré cerca tuyo, pero no te hablaré porque, en nuestro caso, hay formas mejores de comunicarnos que el contacto personal. Y eso, extrañamente, va en contra de todo mi discurso. Nunca termino de aprender.

Ya, adios.

- Fotografía de moriza

9 de septiembre de 2007

Un día más


Pensé que caminaríamos por siempre. Apenas nos dieron las energías para una tarde.

Te veo cansada. Te ofrezco mi hombro y lo aceptas. Aún sonries. Aún sonrio yo también, mirando tus ojos, a centímetros de los mios. Cansados y todo. Vuelves a tomar mi mano, igual como toda una tarde, como todas esas horas en que estuve más preocupado de vivir cada segundo sintiendo tus manos vivas que poco recuerdo cuánto hablamos, de nada y de todo. ¿Ya ves por qué digo que las palabras al final quedan relegadas en importancia al lado de otros estímulos? Y a tí que te gustan tanto, y te gusta que te diga cosas lindas aunque te cueste creerlas y tu amiga amargada te diga una y otra vez que los hombres no son de creer. Espero haberte dicho cosas lindas porque, para serte sincero, creo que olvidé mucho de eso. Así, olvidadizo, cansado, pero tan feliz de tenerte. Tan feliz de haber vivido mil sensaciones contigo y de ser cómplice de tus sueños. Tan feliz de ser humano, de estar vivo. Tan feliz de llegar a casa, caer rendido de cansancio y soñar con mil sensaciones más y devanarme el seso ideando formas de vivirlas contigo, de prolongar mi sueño un día más.

- Fotografía de SparklieSunShine

3 de septiembre de 2007

El viaje


Olvida el mal rato. Busca tu mejor ropa. Tómate el tiempo de lucir como nunca. Regálame esa mirada que sabes que me encanta. Dime que saldrás en un viaje rumbo a deslumbrar al resto del mundo. Extiéndeme tu mano para que la tome y pueda aprender todos sus detalles. Y un último favor te pido: permíteme seguir sosteniendo tu mano. Me encantaría ser tu compañero de viaje. Quiero ir contigo donde vayas.

- Fotografía de Mayr

1 de septiembre de 2007

Dos años


(Obvio... este mes comienza la primavera... )

Dos años -y un poco más- hace ya desde el día en que, en unas misiones, mi jefe de grupo me invitó a ocupar el tiempo en una especie de proceso de reflexión, pensando en mi egreso, antes de llegar a lo que se supone que sigue después de la etapa de estudiante. Pero no fue sino hasta este año en que tuve el tiempo suficiente, porque un rato entre tarea y tarea no basta, ni tampoco un día a la semana. He podido tener días completos para dejar de pensar completamente en lo que pasa allá afuera y darme el lujo -porque actualmente disponer del tiempo propio es un lujo de pocos- de pensar en nada. O reconciliarme con decisiones o actos pasados. Y cuando he sentido que paso mucho tiempo encerrado, para ver a quienes quiero me ha sobrado el tiempo.

Sentí como si me dieran el alta de una clínica de rehabilitación. Después de haber tenido meses de reflexión que sentí como si fueran años. Dos años. O talvez más. Llego a este punto sabiendo que cuento con amigos con quienes puedo compartir un almuerzo, con una amiga que fue mi compañera de universidad y que siento que puedo confiarle mi vida, con un amigo del colegio que se preocupa cuando me ve mal y a su familia que me considera uno más de la casa. Una secretaria de mi campus a quien puedo llamar "tía". Una familia que se preocupa por mí a veces más de lo que quisiera. Pero algunas observaciones me hizo el de blanco: contar hasta 20 o 30 en vez de hasta 10, pensar más los actos propios, no caer en actos que interfieran mi paz interna, ser menos pasional y pensar bien -en lugar de mucho- antes de asumir una causa ajena. Es excelente mostrar preocupación por los demás, pero si involucra descuidarse a uno mismo -como lo estuve haciendo- la bondad desinteresada puede terminar en un acto torpe, inmaduro e incomprendido.

Termina agosto y hacen muchas ganas de salir afuera y recuperar el tiempo perdido. Comienza septiembre, el mes en que inicia la primavera, y aquí se le esperará como corresponde. Comienza el tiempo de valorar los logros pequeños, de apoyarme en quienes están conmigo. Y por último, pero no menos importante, comienza el tiempo de recuperar la confianza de las personas a quienes fallé. Las palabras mayores hechas sueño. Talvez no lo conseguiré ni en un mes, ni en dos, ni en veinte años. Pero hacia allá vamos. Con trabajo personal en lugar de compensaciones desesperadas y actos impulsivos. Hacia allá vamos. Quién sabe si lo logre.

Si solo existiera ese refrán que dijera que no hay rencor que dure... dos años.

- Fotografía de [ Romiau! ]

28 de agosto de 2007

Asuntos pendientes


No hubo ninguna despedida. Al final yo no quise. Sin embargo, guardo recuerdos. Y sigo viendola en sueños. Pero ya decidí. Una despedida sería peor. Espero no tener que cambiar mi decisión.

Son asuntos pendientes. Y llámenme irresponsable, pero no quiero ocuparme de ellos. Aún.

- Fotografía de timfnhou

25 de agosto de 2007

Quieren Chicle Podcast #6


Tema: ¡Me termo-c*garon! (8:42)

Pretoriano quiso evolucionar en su manera de escuchar música. Se compró un MP3. Pero la suerte no estuvo a su lado. Escucha lo que le pasó con su flamante compra.

Temas:
Cortina de inicio: Burning Babylon - Roots Fi Cool
Tema de fondo: Wicked Allstars - Possible New House
(Ambos tracks usados bajo una licencia Creative Commons)

Fotografía:
massdistraction @ Flickr bajo licencia Creative Commons.









[Descargar]
[Suscribir por RSS]
[Blog oficial del podcast] <- ¡Los primeros episodios están aquí!

24 de agosto de 2007

El disfraz


La jefa me había mandado a ordenar el patio. Allá, en la tienda de artículos de cumpleaños, cuando hacía mi práctica obrera y mi trabajo de todo el día era atender una máquina de helados americanos. Pero como esa mañana había poca clientela -y como el practicante muy a menudo es "el goma"-, mi trabajo temporal de esa mañana era ordenar las javas de bebidas que estaban tiradas por todo el patio.

Pero hubo algo que me llamó la atención intensamente por un par de minutos. Al fondo del patio, dentro de una relativamente pequeña caseta de madera, estaban perfectamente colgados y ordenados talvez cientos de disfraces infantiles, casi de lo que a uno se le antojara. Los confeccionaba una señora que había llegado un buen día a la tienda con la intención de asociársele a la dueña. Y tal pareció que la idea le gustó.

Hasta que un día no la ví en el mesón. Le pregunté a la jefa dónde estaba. Me respondió que atrás, en el patio, haciendo un disfraz. Si mal no recuerdo, estuvo dos días completos dedicada desde la mañana hasta la noche a confeccionar un disfraz que le habían pedido. Hasta que llegó una señora preguntando por el disfraz que había encargado. Luego de verlo terminado, su cara no era precisamente de aprobación. Oí a la señora de los disfraces decirle varias veces que la costura "era así, que de otro modo se deformaba" y bla, bla, bla... El caso es que el disfraz recién terminado no le gustó a la clienta. Y se fue sin llevar nada.

Personalmente desconozco qué pasó luego con ese disfraz, si acaso quedó olvidado por ahí o bien como uno más de entre los cientos que estaban atrás, en la caseta al fondo del patio, esperando mejor suerte y una clienta que lo quiera. Ni pensar en esos tiempos en que hacer un disfraz era algo que requería tiempo y dedicación, esos tiempos en que los disfraces no los vendían en los supermercados, hechos en serie. Esos tiempos en que las mamás se esmeraban en hacerles a sus hijos el mejor disfraz de sus vidas y no salían a arrendarlo o a comprarlo por cinco lucas.

- Fotografía de tavopp

Enchúlame el blops...


Si el blog que usté está viendo y disfrutando se ve como en la foto, quiere decir que usté usa Firefox 2 u Opera 9. Si no lo ve igual-igual a la foto -aunque de manera aceptable- quiere decir que usté usa Internet Explorer 7. Ahora bien, si se le desarmó escandalosamente, no ve el logo o cosas así, quiere decir que usté, o se metió en una cámara criogénica y acaba de despertar justo hoy, prendió su Pentium con Windows 95 y Netscape 3... o algo menos terrible: aún usa Internet Explorer 6 (por favor, que alguien lo mate ya).

Ahora me voy a dormir, mira que estar horas y horas tratando de adaptar un template bajado de por ahí y quedarse hasta las 4 de la noche es musho ya... A mí me gustó el resultado final... ¿y a usté? ¡Opine! :)

No, no la pude revisar en Safari...

Actualización (27/Agosto/2007):
Vuelta al diseño clásico. Recibo muchas visitas aún con Internet Explorer 6 (es el segundo browser más usado por los visitantes) y no sería simpático que el 30% de mis visitas se lleve la mala experiencia. Sería una falta de respeto.

21 de agosto de 2007

El que calla, otorga


Todos los años que nos conocemos.
Todas las tardes conversadas.
Todos los abrazos.
Todos los cariños.
Todo lo que crees conocerme.
¿Me permitirán algún día hacerte creer que estoy bien?
¿Me permitirán algún día creer que estoy bien?
¿Me permitirán algún día estar bien?

Te quiero.

- Fotografía de mnadi