25 de diciembre de 2006

El viejo guatón


Mirando hacia el techo.

Recuerdos de infancia, de navidades pasadas.
La película favorita de todos los años en TV
que un día desapareció para siempre.
Los regalos queridos y los otros.
Los tradicionales bingos de la cuadra
para comprarnos un regalo de mil pesos.
El cuento con el que nos salían cada año
y al que cada vez cambiaban algo...
Que el viejo
tenía una llave mágica
o que al lado de la puerta
había otra puerta "invisible"
que sólo él podía abrir...
Que había que dar una vuelta a la manzana
para darle tiempo al viejo guatón.
Que miráramos al cielo para ver el trineo
el que mi viejo juraba que existía
y nosotros no veíamos nada...
Que faltaba una pieza de algún juguete
y nos decían que se le había caído del trineo...

Los regalos nunca los trajo el viejo guatón
con traje de Coca-Cola
sino que mi viejo
y mi vieja
que está allá arriba
y que le debe constar
que el trineo del viejo rojo
por allá no ha pasado nunca...

No fueron malas mis navidades
sólo fueron hechas de cosas simples
a las que este mundo actual
les quitó su capacidad de emocionar...

¿Te parece si desde ahora
comenzamos a crear
nuevas y mejores historias
para a nuestros hijos contar?

Te espero.

1 comentario:

  1. Mira, la verdad es que pensaba que ia a ser otra de esas mierdas melosas navideñas pero no, te quedó hasta lindo.

    Feliz navidac, le desea el Cerdo Navideño.

    PD: Lo mejor de la navidad es comer!

    ResponderEliminar