22 de diciembre de 2006

El sentido de las palabras


Fotografía: Amy Alldis @ Flickr

Palabras. Tan torpes saliendo de mis labios y de mis dedos que muchas veces he tenido que enmudecer, huir lejos, desaparecer de escena para no caer antes de tiempo. Siempre con miedo, sin la seguridad de poder expresarte lo que realmente quiero. Mi mente está repleta de palabras luchando por salir. Debe ser por ello que a veces sale cualquier cosa. Por las noches, aún en silencio, no bastándome con mi caos interior, el mundo me bombardea con más palabras aún cuando pretendo no pensar en nada. Me rindo y pienso en algo, pienso en alguien...

Pero en la única persona en la que vale la pena pensar en mis momentos de soledad es en ti que aun no llegas, aunque aún no seas real... Ya no quiero pensar en esos tantos intentos fallidos en todos estos años de dar palos de ciego buscándote.

Y cuando pienso en ti, hasta las mismas palabras desaparecen y todo se vuelve tan lleno de sentimientos imposibles de describir. Las palabras mismas pierden sentido al lado de nuestras miradas, nuestros abrazos, nuestras besos y nuestros momentos de amor sin límite con los que sueño día tras día...

Tengo tan poca fé en las palabras que pueda dejarte. Tengo tan pocas ganas de escribirte, pero tantas ganas de tenerte muy junto a mí...

Cómo seguir plasmando para ti mis sueños en este lugar si tengo tan poca fe en mis propias palabras y en la posibilidad que tenga con ellas de enamorarte...

0 comentan:

Publicar un comentario