28 de diciembre de 2005

Notas al cierre (de año)

No crea que me voy. No crea que cierro este sucucho (aunque debería hacerlo). Sólo es para agradecer los saludos de Navidad que he recibido tanto aquí como en el Canal y que ojalá me disculpen por no postear en otros blogs (porque no me da el tiempo y si vine a casa de una amiga es para estar con ella y no pasarme toda la tarde leyendo blogs)... Ehmmm, perdón...

Al final concurrí al Ministerio de Educación a arreglar el lío del que escribí aquí. Al final mi password para corregir mis datos era tan obvio (y por lo mismo no diré qué dato personal de uno usan como password, aunque algunos ya lo saben) que mi problema se resolvió literalmente en tres segundos. Para la mina que me atendió, un 8 (el 7 se queda corto). Y para la que me atendió vía telefónica, un 4 no más (por no saber algo tan obvio).

Sobre el Viejito engañado: me alegra saber que mi tino no anda tan errado y el tema del que hablaba apareció en los reportajes de Meganoticias del lunes pasado, además de algunos diarios el día de hoy. Y es que ya es hora de que no seamos tan ingenuos como para crernos cualquier cosa. Y es que una caravana de más de 100 vehículos pasando por enfrente del departamento de la vieja de marras es como para una patada ahí mismo a toda la gente merme que todavía cree en el Viejito Pascuero, y claro, también una patada a la vieja esa que tuvo a sus hijos largos días escribiendo la friolera de 500 cartas, todas con la misma dirección, con los dramones más insólitos. Claro, la patada para ella, obviamente, va con bototos y con punta de fierro.

Agradezco los regalillos en mi family (humildes, pero algo es algo) y aprovecho de despedirme por algun tiempo ya que no será tan habitual que escriba en mis blogs por el verano porque seguramente mi descanso me lo estaré tomando muy en serio.

Gracias... totales.

[De 44 Shadow Lane]

22 de diciembre de 2005

El viejito engañado


Es muy común ver en estos días en la televisión una serie reportajes de las cartas al "viejito pascuero" que llegan a correos de chile, cartas conmovedoras de niños llenos de inocencia que piden las más variadas cosas, generalmente para otros, cosas simples y fáciles que conmueven por su simplicidad.

Los periodistas muestran cartas, con peticiones tan fáciles de cumplir, tan pequeñas para muchos que nos asombra que puedan dar la alegría que muestran estos niños.

Lamentablemente detrás de esta muestra solidaria se esconden los mismo abusadores de siempre, gente que se aprovecha de todo lo que pueden, y hacen que sus niños pidan lo que más puedan.

Estos abusadores que se aprovechan de tanto de los subsidios del gobierno como de cualquier acción social.

En correos existe (gracias a ellos) un montón de voluntarios que se encargan de leer estas cartas para intentar que estos "estafadores de las buenas acciones" no logren sus objetivos. Así estos voluntarios se encargan de que solo una carta llegue a ser elegida, que si una carta ya fue respondida no vuelva a ser elegida, etc.

Años anteriores era usual encontrar decenas de cartas iguales (fotocopiadas), pidiendo lo mismo, supongo que para aumentar las "probabilidades" de ganar el premio de un corazón amable que le pueda cumplir. Aunque no sé, si lamentablemente o afortunadamente muchas de estas cartas iguales eran (y son) premiadas, obteniendo estos abusadores varias bicicletas, playstations, personal estéreos, etc.

Más aún, muchas de las sencillas (y muy conmovedoras) peticiones de "ropita", terminan siendo vendidas en ferias populares que existen en las poblaciones.

Este año las técnicas han cambiado, cada vez se han sofisticado más, ahora al menos las cartas son escritas de puño y letra, poniendo algo muy conmovedor primero, del estilo

"Querido viejito lo único que deseo para esta Navidad es tener una rica cena", además una bici, un diskman, un computador, etc.. etc.."

Incluso llegan algunos de estos abusadores reclamando contra correos, por que le está saliendo muy caro "pagar" por la cantidad de "cositas" que le están llegando y que no abusen con la gente pobre.

Es muy triste ver como una tan bonita iniciativa es ensuciada por gente sin escrúpulos siempre dispuesta a tomar lo que puede de los demás escusandose siempre en los demás, que como son pobres lo merecen todo, que nadie se acuerda de los pobres, etc. Y cuando alguien de buen corazón quiere ayudar, estos mismos pobres e inocentes hacen lo posible por engañar y obtener todo lo que pueden.


Tomado de aquí. Ya es hora que a la gente que abusa de estas instancias de beneficencia y que ha hecho del pedir su forma de vida se le dé lo que se merece: una buena patá en la r...

(Fotografía: Diario La Discusión).

20 de diciembre de 2005

La perra que me quiso

La Sita Lee escribió el domingo pasado sobre mascotas.

Me recordó mis experiencias con mascotas. En especial una.

Como dirían en 31 Minutos, "lo recuerdo muuuuuuy bieeeeen"... Era el año 99 y nuestra casa propia estaba arrendada a otra familia hasta la semana pasada y era el día de hacer aseo que, por causas del singular estilo de vida de aquella gente de mal vivir (que sin lugar a dudas daría para escribir un post completo), hizo de la jornada algo realmente extenuante, comenzando por el baño que estaba en peores condiciones que un pozo séptico. Teníamos una fiel perrita. Bien quiltra la pobre. Pero fiel al fin y al cabo. El día que dejamos de vivir ahí no pudimos llevarla con nosotros, porque en la "nueva" casa no teníamos espacio para mascotas. Así que se quedó donde mismo. Y el día que volví estuvo dando vueltas alrededor mío toda una tarde. Y todo el rato. La pobre corrió más que en toda su vida. Y guau para allá y guau para acá y otra vez guau... Oscurecía, salía a la calle y otra vez guau, guau y más guau. Memorable. Y harto triste al final.

De los gatos no hablo porque me quieren y yo los quiero por default. Hay varias gatitas en mi historial.

(¿Qué se esperaban?)

[De 44 Shadow Lane]

19 de diciembre de 2005

Así tal cual: regálale una foto a Judas (a Pretoriano cover)

Vaya sorpresa. Me siento realmente honrado de saber que las cosas que uno hace son buenas y valen la pena de ser replicadas.

Una remozada versión de mi experimento "Regálame una foto" acaba de aparecer estos días en el blog de Judas. Pueden verlo aquí. La refinación viene cuando este chico establece temas posibles para las fotos (si la foto no ilustra los temas propuestos, la foto no vale) y licenciamiento Creative Commons, ambas cosas que en su momento no eran tan importantes para mí o sencillamente las olvidé.

Así que vayan a visitarlo, escojan una buena foto y mándensela. Veré si tengo algo digno de enviar.

Tarro nuevo, se viene

Señores, estoy en época de cambiar mi tarro viejo y hoy en la mañana cual sería mi sorpresa al ver una nota en La Hora que, aunque con una publicidad de portada completa se hace media odiosa de repente, en su interior viene con una nota sobre los procesadores de 64 bits. Dice que muy pronto (no se lo tomen tan literal porfa) los computadores de 32 bits quedarán obsoletos. Y yo, pensando en algo moderno, pero no monstruo, para escribir en Word y talvez programar o editar audio, pienso en descartar el Celeron y por 20 lucas más optar a un kit para armar con un AMD Sempron (a 64 bits, obvio), con 512 MB RAM (ampliables a 1 GB), lo que pienso yo, es más que suficiente, puede "crecer" con el tiempo, me va a durar y no es tan caro. El Athlon 64 ta muy caro todavía y no necesito un monstruo. Un amigo me comentó que me convenía pasarme a 64 bits si pensaba instalarle un sistema operativo también de 64 bits. Habrá que ver.

Si, bien geek el post, pero es lo que hay. ¿Opiniones de los entendidos?



[De 44 Shadow Lane]

16 de diciembre de 2005

Por la módica

En casa ya tenemos árbol de navidad con luces, adornos y todo. Un manso ni que pino de 2 metros que apenas cae en la casa. Siete lucas... obviando el efecto "990", claro. Y esta maravilla se la debemos a mi hermana que trabaja en una cadena de megamercados muy famosa de la que no voy a decir su nombre pero que el logo son cinco letras azules en fondo blanco... oops, dije demasiado. Y las luces no son de cuneta, de esas que hacen corto circuito y que causaron el desastre más grande en el especial de navidad de 31 Minutos, no, nada de eso. Según mi hermana colorienta, todo el kit navideño costaba la no despreciable suma de 100 lucas, pero se lo llevó a ese precio irrisorio porque era supuestamente de exhibición y ayer habían decidido liquidar todo lo de navidad. Mi viejo, obviamente, la tuvo que ir a buscar y pa variar quejándose por el Transantiago que al parecer nunca le gustó (es la opinión de alguien que prefiere el Morandé con Compañía en vez del noticiero al cierre y escucha Amar Azul, es comprensible). A mi viejo no le gusta mucho la idea de que nos "regalen cosas", porque hiere su orgullo, porque es él quien supuestamente tiene que esforzarse por nosotros. Lo mismo pasó cuando un amigo me armó un computador con partes que juntaban polvo en su closet. Ahora que me voy a armar un computador nuevo con mi plata no le afecta tanto, porque no es regalado, y a la vez se enorgulece de que haya ganado algo de plata (como ayudante, aunque todavía no sé a quién cresta ayudé).

El árbol no es exactamente el de la foto, pero se parece... algo.



[De 44 Shadow Lane]

15 de diciembre de 2005

¡No, po'h!


Pucha, Gordi. Guateaste.

Lo siento, pero es que como es facil ver actualmente que algunos que se dicen tolerantes y open mind en verdad son lo más intolerantes, usté ha hecho abuso de los nunca sanos prejuicios. O sea, está claro y no podría desmentir que con plata se compra cualquier cosa (dije cualquier cosa, seamos realistas), pero tirar acusaciones así no más... Es como el niñito que le roban la colación y se lo va a decir a la profesora y cuando la profe revisa a los pelusones uno por uno la colación no aparece. Si pueh, hay cosas que no se pueden probar así como así y en esos casos, resignación no más. Aunque todos sabemos que la colación del antipático del curso se la roban igual.

Pero la comprendo, mi queridísima Gordi. La desesperación en estos tiempos de segunda vuelta cunde. Debo reconocer que, de las cuatro franjas políticas, la suya fue la que más me gustó. Esa pose de madre, para quienes nos falta la propia, nos hace clic. Aunque critiqué fuertemente su pose triunfalista, amén del exitismo que envuelve la sociedad no sólo en Chile, sino hasta en la quebrá del ají, en donde si alguien no está del lado de los winners, mejor que se mate. Sabe que la gente, cuando hay que dar la pelea, opta por el camino fácil y prefiere irse donde los presuntos winners, los que agarraron más vuelo y en donde no hay que bajarse a empujar el cacharro para poder ganar.

Su contendor, obviando el billetón, es un carismático y rey del bla blá. Mucho bla blá tiene este Tatán. Mejor será verlo en acción, a ver si funciona bien. Pero debo reconocerlo. Hasta ahora le creo más a usté, mi Gordi. Porque el otro... qué lata... se va en puro bla blá.

Debo, pese a todo, lamentar la inexistencia de una posición moderada en esta contienda. Porque usté, perdone que se lo diga, se puso demasiado izquierdosa y queriendo intentar plantear la contienda de un mes más como una lucha de clases (ojalá me equivoque). Extraño a su amigui del Liceo 1, la Chole. Qué lata que por ser de la DC se haya perdido como candidata al silloncito de la Moneda. Pero lo que me da más lata es que tanto DC quiera cobijarse en una coalición que cada día los mira más a huevo.

Pero igual dile a tu amiga la Chole que la extraño. Y, talvez, si estuviera inscrito, hasta votaría por ella. Talvez. Se extraña una candidata moderada y no tan polarizada como usté y el carismático ese.

¿Dónde quedó?


El niñito lindo que leía poesias lindo y de corrido.
El amiguito de todas las niñas de su curso.
El de los primeros lugares.
¿Dónde?

No, no estoy deprimido de nuevo. Todo lo contrario. Hay que volver a pensar ganador. Pero ya.



[De 44 Shadow Lane]

13 de diciembre de 2005

Las luces de la navidad


Cuando era chico siempre me preguntaba cuál era la magia que hacía que las luces del árbol de navidad funcionaran intermitentemente, primero encendían algunas y luego las demás. Me imaginé que tenía que ver algo con la manera en que estaban conectadas, esos trenzados de cable verde que sólo los taiwaneses que las fabrican lo entienden, en definitiva una cosa espantosa. Y nunca llegué a resolver tal misterio. En realidad, para qué resolverlo. Sería como tratar de echar por tierra el misterio de un truco de magia: perdería toda la gracia.

Hace algunos días supimos en TV de una persona que instalaba luces de navidad en los postes de la calle. No recuerdo si se cayó del poste, se electrocutó o ambas cosas. El asunto es que muchas veces nos maravillamos de lo lindas o lo bien que funcionan o lo mucho que nos sirven algunas cosas, pero nunca reparamos en lo que tiene que hacerse para lograrlas. Todo cuesta. Y esa sensación de ir en el auto o en la micro a visitar a los parientes y que la calle esté repleta de árboles de navidad, pesebres, luces y adornos varios que hagan pensar en que estamos en un tiempo de paz y felicidad es algo impagable. Al menos para mí. Pero, como todo, tiene su costo. Y no quiero ser trágico, pero eso tan lindo que ves en la calle no vino de la nada. Hubo gente que, talvez por poca plata, se preocupó de hacerlo, a veces arriesgando la vida, para que tú lo disfrutes.



[De 44 Shadow Lane]

12 de diciembre de 2005

Pase Escolar Nightmare Strikes Back! (o vivan los Chilean Programmers)

El sistema de inscripción del Mineduc para el pase escolar es como el soberano poto.

Hace unas semanas intenté inscribirme en su sitio y en el proceso un "amigable" mensaje de Microsoft SQL Server me comunicaba que había un deadlock entre dos transacciones y que el sistema había decidido botar la mía, por lo cual debía repetir todo el proceso. Naturalmentre que me dio lata y lo dejé para otro día.

Pero si esto ya es penca, prepárese para lo que sigue. El viernes pasado volví a intentar llevar a cabo mi inscripción, y vaya sorpresa la que me llevé:



¡Qué prostitutas se habrán imaginado estos orates! ¿No se suponía que mi transacción había quedado deshecha? Ahora el sistema no me permite completar la inscripción. Estos hue... creen que me voy a mamar dos meses pagando adulto de nuevo. Estaba en el sistema como "inscripción incompleta". ¿Qué solución me dan estos señores?



Obviamente les mandé mail:

Holas,

Mi problema es que hace unos días me inscribí en el sitio y no se pudo completar el procedimiento por falla en el servidor, que desplegó un mensaje en pantalla de que mi transacción en el sistema fue deshecha (la página falló entre el paso 2 y el paso 3). Ahora he vuelto a reinscribirme y el validador del formulario avisa que ya hay una inscripción asociada a mi RUN y no me permite continuar la inscripción. Además, como el sistema no me permitió completar el proceso la primera vez, no tengo la clave que entrega el sistema al final para modificar datos.

Espero alguna respuesta.
Saludos.


¿A quiénes le echamos la culpa? ¿A Microsoft? ¿A los genios programadores del Mineduc? A los evaluadores del sistema que nunca se preguntaron qué tan bueno era en caso de tener que recuperarse de una falla? ¿A todos?

Pta, esas son las cosas que me fascinan de este país mediocre. ¡Viva Chile, mierrrrrrrrrrrrr...!

9 de diciembre de 2005

Fechas

16 de Julio de 1980
3 de Marzo de 1985
3 de Marzo de 1989
10 de Junio de 1997
20 de Agosto de 1999
3 de Diciembre de 2001
23 de Abril de 2004
3 de Diciembre de 2004
15 de Diciembre de 2004
21 de Enero de 2005
8 de Octubre de 2005
12 de Noviembre de 2005

Sin año:
17 de Agosto

Sin día:
Octubre 1986

Lo que más me duele no son estas fechas, sino todas las que olvidé.



[De 44 Shadow Lane]

La misión fallida

Una noche, después de muchas vueltas y enredos de sábana, llegué al plan brillante que había craneado durante meses. Llamé a un par de tipos para explicarles brevemente lo que pensaba hacer. Crear una circunstancia casual para poder expresar a alguien algo que tenía atorado dentro. Supuse que ellos también lo entenderían. También la conocían. Además no me la podía solo. La idea era poner en su camino circunstancias, guiños que le recordaran los buenos tiempos y gatillar alguna reacción, de pena, de rabia, de nostalgia, de violencia, no importa de lo que sea, pero que sea de algo. El problema fue que a medida que iba explicando lo que quería hacer, el que iba quedando se comenzó a negar. Y digo "el que iba quedando" porque al otro, después de mi primera frase y al enterarse de quien se trataba, se negó a colaborar diciendo que no la conocía, hasta que finalmente fue tanta la mala onda que tiró que opté por dejar que se fuera. Así quedé solo, sin saber cuál es el sentimiento que surge en su interior al recordar mi nombre. Quedan algunas fotos. En especial una en que ella, una chica de lentes y yo, un chico pelucón, sonríen a la cámara, miran al cielo y sueñan con ser amigos por siempre.

A veces armarse un nuevo mundo es más dificil de lo que parece.

[De 44 Shadow Lane]

5 de diciembre de 2005

De los CDs multisesión y como mueve la patita

Como contaba algunos posts atrás, la estrategia que tengo para ir respaldando info es que cada vez que el pendrive rasca de 128 megas que tengo se llena, ir a una sala de computación y traspasar los archivos a un CD multisesión. El asunto es que hoy, en una de esas tantas oportunidades en que hago tal rutinario procedimiento, me toca un orate en el computador del lado que no paraba de mover la patita mientras movía el tower del equipo que estaba ocupando. Cuando ya me temía lo peor, perder todo lo que ya tenía en el CD, le digo al orate amablemente "porfa, ¿podí dejar de mover que estoy grabando un CD y puede fallar?". Con eso creo que dejé al sujeto en estado de shock. A todo esto, el Nero se había quedado pegado en el intertanto, pensé en el chacal de la patita que tenía al lado y volví a pensar en lo peor. Al rato, mis sospechas se habían confirmado: ¡Falló la grabación, por la ch*cha! Tomé un poco de aire, me tranquilicé, y una vez que estaba seguro de no terminar dando un golpe a la mesa, saqué el CD, lo volví a meter en el grabador, reinicié el Nero (una vez que lo pude cerrar porque se pegó de nuevo), repetí todo el procedimiento, lo grabé a 8x nomás (no vaya a ser que por apurón me va a fallar de nuevo) y luego de un momento respiré aliviado: todos los archivos al final estaban donde mismo y lo más importante, pude grabar lo que quería.

¿Y qué era eso tan importante? Pues un cassette que en la mañana digitalicé a mp3 en otra sala. No lo puedo evitar. Amo el sonido de antaño. Y este es uno de mis placeres culpables. Ya, lo dije y qué.



[De 44 Shadow Lane]