28 de diciembre de 2005

Notas al cierre (de año)

No crea que me voy. No crea que cierro este sucucho (aunque debería hacerlo). Sólo es para agradecer los saludos de Navidad que he recibido tanto aquí como en el Canal y que ojalá me disculpen por no postear en otros blogs (porque no me da el tiempo y si vine a casa de una amiga es para estar con ella y no pasarme toda la tarde leyendo blogs)... Ehmmm, perdón...

Al final concurrí al Ministerio de Educación a arreglar el lío del que escribí aquí. Al final mi password para corregir mis datos era tan obvio (y por lo mismo no diré qué dato personal de uno usan como password, aunque algunos ya lo saben) que mi problema se resolvió literalmente en tres segundos. Para la mina que me atendió, un 8 (el 7 se queda corto). Y para la que me atendió vía telefónica, un 4 no más (por no saber algo tan obvio).

Sobre el Viejito engañado: me alegra saber que mi tino no anda tan errado y el tema del que hablaba apareció en los reportajes de Meganoticias del lunes pasado, además de algunos diarios el día de hoy. Y es que ya es hora de que no seamos tan ingenuos como para crernos cualquier cosa. Y es que una caravana de más de 100 vehículos pasando por enfrente del departamento de la vieja de marras es como para una patada ahí mismo a toda la gente merme que todavía cree en el Viejito Pascuero, y claro, también una patada a la vieja esa que tuvo a sus hijos largos días escribiendo la friolera de 500 cartas, todas con la misma dirección, con los dramones más insólitos. Claro, la patada para ella, obviamente, va con bototos y con punta de fierro.

Agradezco los regalillos en mi family (humildes, pero algo es algo) y aprovecho de despedirme por algun tiempo ya que no será tan habitual que escriba en mis blogs por el verano porque seguramente mi descanso me lo estaré tomando muy en serio.

Gracias... totales.

[De 44 Shadow Lane]

0 comentan:

Publicar un comentario