3 de noviembre de 2005

Que tu felicidad sea la mía... ¿por qué ha de serme tan complicado?

Sigo pensando en mi maldita semana pasada llena de pensamientos oscuros. En las personas que pierdo por mi oscura psiquis. En que sigo siendo el lado B de la prosperidad de otras personas. El asunto es descubrir que no porque a otros les va bien debiera sentirme desplazado de sus vidas. Y todo esto suena muy cliché pero siento que ya está bueno, que tengo que salir del hoyo en el que estoy aún metido. Como no va a ser posible que la felicidad en otras personas no se refleje en una sonrisa en sus rostros, una sonrisa que se me contagie. Supuestamente soy igual que ellos.

Cuando no sé como resolver un problema me frustro. Anoche me llamó mi partner de Finanzas para decirme qué falta del trabajo para que yo lo haga. Luego de un par de intentos en que se le cortaba la llamada, ya no quería saber más del tema. Le mandé un mensaje diciendo que me ocuparía hoy de lo que hubiera que ocuparse. Ya no quería más. Me quedaba cero neurona a las 10 y media de la noche y lo que era peor, con miedo de aceptar un trabajo que poco o nada entendía. Hasta hoy, que tengo que hacerlo sí o sí, para mañana. Un ingeniero debiera ser capaz de hacer algo cuando no se sabe bien qué hacer. Creo que en eso estoy fallando.

Ahora en 44SL Radio: Vangelis - 12 O'Clock: La música no obedece a ningún pensamiento suicida ni nada por el estilo, a Dios gracias creo que esa etapa de mi vida ya pasó. Es sólo que se trata de un tema que andaba buscando desde chico. Lo usaron en la teleserie Angel Malo, y hace poco en Machos y hasta en los Conquistadores del Fin del Mundo, todos programas del 13. Mucha tele, parece... Y es que este tema se me ha aparecido hasta en un par de sueños.

[De 44 Shadow Lane]

0 comentan:

Publicar un comentario