24 de noviembre de 2005

Melancolía... no sé.

Converso con una amiga por MSN. Estoy en una de las últimas filas de la sala. Desde aquí se puede ver más o menos toda la sala. Los infaltables messengeros, los que están haciendo la tarea en Word, que discuten si incluir este párrafo o no. Un habitué que siempre veo en esta sala y que pienso que debe ser tan habitué como yo, para variar grabando CD. Mi amiga me dice que también se siente melancólica, que también desearía estar en otro lugar, que no podía creer que le faltaba otro año entero. Chócale.

Dos pruebas y un examen en 2 días. Ni tan terrible. El examen fue de Gestión del Conocimiento. Tengo el ramo pasado, así que aunque saque un 1 lo paso. Presumo mi nota de examen en un 5 y tanto. Y eso que estudié la pura mañana. Rendía mi examen y el profesor sentado frente a todos nosotros revisando algo en su tablet PC recibía un apretón de manos de uno de mis compañeros de clase. Yo quería hacer eso también. Me gusta tanto el profe que ya antes hice tres veces su curso de Arquitectura de Computadores, con proyecto de programación en assembler incluído. Lindo. Al final un revival del Montezuma no me hizo destacar frente a los demás de mi clase pero me permitió esquivar la causal de eliminación, esa que todavía me ronda si repruebo Finanzas o Inteligencia Artificial. Fuera de estos percances, es un buen profe. Un día lloré pensando en Nussbaum. En serio. Pero fue por causas que sería conveniente (y prudente) callar por ahora.

Debo ser responsable. En mi vida personal y en mi camino por lograr cosas. Y en el blog también.

[De 44 Shadow Lane]

0 comentan:

Publicar un comentario