19 de octubre de 2005

Si necesita mucho, pero mucho de una cosa, no lo divulgue

Porque podría ser contraproducente.

Anoche hablaba con una nueva amiga (los habitues de este blog ya sabrán de quién se trata) y comentábamos que desde el incidente del Pura Gula que nadie de los que comentaban a menudo se ha aparecido ni aquí ni en el Canal. Quizá deba celebrar que al fin Murphy es un gurú (y eso que no soy partidario de tener gurúes), porque si hay algo que puede ir mal, inevitablemente irá peor, y esto de los blogs no es la excepción. Siempre decía que estaba solo, pero que al menos tenía gente en el blog que me comentaba más o menos a menudo. Ahora ni eso. Claro, salvo ella y unos pocos más, todos nuevos visitantes, porque de los antiguos, ni su sombra. Así es que ella me propuso eliminar links. Vaya su sorpresa cuando le comenté que en el Canal ya no había links para nadie. Y aquí voy a borrar también todos los links para comenzar a linkear desde cero, a los nuevos. Porque mi mundo bloggero anterior ya se pudrió y está pa' botarlo.

Y por último, me dedico el comercial de los chocolates "te debo el regalo". Muy ad-hoc para un día como hoy en que dos amigas están de cumpleaños y no tengo regalo para ninguna. Me pagaron ayer y yo el muy menso olvidé sacar un par de lucas.

Tacaño y qué. Estoy ahorrando para mi nuevo computador.

[De 44 Shadow Lane]

0 comentan:

Publicar un comentario