7 de octubre de 2005

Hasta que la hicieron

Chicos, salgan a la calle, anden en Metro, prendan la tele. La nueva campaña contra el SIDA ya salío.

Creo que es poco lo que queda por decir. Lo más notable de todo esto es que pudimos ver que el gobierno al final se salió con la suya, que como dice el refrán, "el burro coge por insistente y no por bonito", que la campaña es aberrante (luego trataré de explicar por qué) pero que al final terminó por hastiar a sus detractores que, al parecer, "dejaron ser".

Hoy veo el titular del Publimetro y dice que la Iglesia califica de "antiética" la campaña. No cabe duda, es antiética, antimoral, anti-todo... Pero, mirando la realidad chilena, en donde a la gran masa de gente ya no le importa la moral, la ética, es capaz de mentirse a sí misma, es la manera menos mala de salvarla. Olvídense de fidelidad y de guardarse para el matrimonio... y con mayor razón, de la abstinencia. Aceptando tristemente que al mutante chileno medio "le gusta tirar", no queda otra. No le voy a hacer ver que sería bueno tender a la superación personal, porque seguramente se reirá en mi cara. Ya lo dice una canción por ahí... "cuando el mundo tira para abajo, es mejor no estar atado a nada". La gente busca compensación a las cosas malas del mundo (si a veces pareciera ser que por cada cosa buena hay 100 malas).

Las personas que tienen bien metidos sus valores no necesitan campañas anti-SIDA. Los que las necesitan son los otros, la gran mayoría. Pero... ¿qué es más rápido y eficiente? ¿Educar a las personas en torno a valores de vida o pasarles un pedazo de goma? Creo que el gobierno decidió al final hacer regir la ley del mínimo esfuerzo. Implícitamente se declaró incompetente en crear una campaña valórica y se fue por el camino fácil. Y vaya, en tiempos de elecciones, se fue hacia la postura de dar pan y circo.

Al final, lo acepto tristemente. Los pueblos tienen los gobiernos, la televisión, las leyes... y las campañas de prevención del SIDA que se merecen. Esta campaña era necesaria. Antiética, antimoral, aberrante, pero necesaria para el chileno típico que sólo "le gusta tirar y tirar".

Gracias.

10 comentarios:

  1. Holas Pretoriano!

    Iba a postear sobre el mismo tema, pero has dicho todo lo que iba a decir... me ganaste la mano. Es eso, nada más. La campaña no va para los con su moral puesta (o impuesta), sino a la gran mayoría (nosotros).

    Pareciera que a la Iglesia no le interesara salvar vidas, sino sólo mantener su alicaído imperio. No se percata que por religiosos que se digan algunas de sus ovejas, les gusta el hueveo más que contar plata. Para qué decir los no religiosos que se pasan por la raja las tiradas de orejas de los curas.

    No puede estar mejor ejemplificada la ley del mínimo esfuerzo: Entregar una gigantesta, inciertamente efectiva, desgastante (y millonaria) campaña de educación valórica, ética y moral, o un forro de goma ¿Qué es más fácil?

    Salu2,

    D.C.

    Ficción en Pulpa

    ResponderEliminar
  2. Pretoriano,
    Tu mismo lo dices...esta campaña esta dirigida al chileno "Mutante medio, amoral y carente de ética que le gusta tirar.", y bajo esas perspectiva es una campaña que apunta a la mayoria y es muy buena.

    Si bien estoy de acuerdo contigo en que la principal forma de prevención esla abstinencia, hay cosas que no puedo dejar pasar:

    ¿Porque tanto escándalo? Los iluminados como tu no necesitan estas campañas, son los chilenos que les gustan "tirar y tirar" y que por lo mismo carecen de valores básicos para algunas mentes obtusas incapaces de ver más allá de sus narices; los que la necesitan.

    Por último, inmoral y carente de ética es el que roba, el que miente, el que mata, no el que tira y lo disfruta.
    Chileno Mutante Medio es aquel incapaz de aceptar las diferencias religiosas, etnicas, y sexuales que existen a su alrededor y tratarlas con respeto.

    ResponderEliminar
  3. los invito a leer mi columna al respecto "Morir de Sida es menos Ordinario. (y no atenta contra los valores)" http://www.numcero.cl/legio_sarra/?p=8

    ResponderEliminar
  4. 100% de acuerdo con el Chere... cortémosla con los que pregonan desde su Ética, su Moral, y se golpean el pecho por lo que hacen otros y quieren imponerles su absolutista visión del mundo.

    Cada uno es libre... si alguien quiere la vía de la abstinencia, bien. Si otro quiere la pareja única, bien. Si hay "Mutantes medios, amorales y carentes de ética que le gusta tirar", bien también.

    ¿Hasta cuándo hay quienes se creen dueños de la verdad y creen que pueden meterse en la conciencias de sus prójimo?

    Imbéciles que se escandalizan si se menciona la palabra condón o se muestra un poco de raya del poto para llamar a votar.

    Ya, esto es demasiado. Me voy del Blogusdei.

    Tino RO.

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que soy de esos que "tiran y tiran", ya no llegué virgen al matrimonio, y no tengo problemas en tener aventuras ocasionales mientras aparezca alguien con quien quiera viví mi vida, si es que aparece. Pero no soy mutante ni chileno medio, mucho menos amoral.

    Soy más bien un liberal en materia valórica, estando de acuerdo con la mayor cantidad de libertades personales existentes mientras no se haga daño al otro, por tanto creo que la campaña no es la salida más fácil, es la única.

    El gobierno de un Estado demócrata y liberal como el que existe en Chile puede invertir en educación, en campañas de salud pública, pero no puede inmiscuirse en materias de este tipo, no puede hacer campañas morales basadas en los pensamientos de algunos. Si se trata de enfrentar la corrupción, el abuso de menores, por supuesto que hay un tema ético, pero que nos atañe a todos, pero es muy distinto de que nos indiquen con quien debemos o no demos mantener relaciones sexuales.

    Si tu quieres mantener una vida donde el matrimonio es la pareja única es lo fundamental, bien por ti, espero que seas feliz, pero no te metas con la mía, donde yo soy el único que puedo decidir si quiero tener sexo con la persona que quiera y me acepte, con o sin una relación estable, de lo contrario estas pisoteando mi libertad y eso no la admito.

    Lo que menos me interesa es un Estado paternalista en Chile, regido una moral (mas bien moralina) rígida y excluyente.

    ResponderEliminar
  6. Lamentablemente tal vez sea más rápido y efectivo pasarles un pedazo de goma que la edución de valores, tal vez sea la ley del mínimo esfuerzo, pero también es educación. Las personas (sea con o sin valores, como dices tú) tiran: con o sin la misma pareja, con personas de su mismo sexo, con prostitutas, con el perro, etc. Bajo ese punto de vista, y considerando lo urgente que es bajar la mortalidad asociada al sida (y que muchos NO tienen idea que están enfermos), es que yo por lo menos... apoyo esta campaña.

    ResponderEliminar
  7. Amigazo, predicar en el desierto es tu mision, yo pienso que cada uno es dueño de su vida, no cabe duda, pero tampoco estoy de acuerdo con la campaña del gobierno, tampoco estoy de acuerdo con el libertinaje, no pensaria en llegar a otro nivel con una galla que en su cartera tenga condones...

    ResponderEliminar
  8. opss se me olvido comentarte, yo tb postee sobre el tema, caliente esta mis comments, echate una miradita

    ResponderEliminar
  9. Hola,
    entra a mi pagina y vota por los Premios Cero Aporte 2005...http://elchere.blogspot.com

    Saludos.-

    ResponderEliminar
  10. Es interesante ver como es que la mayoría de las personas vincula un "no" a la campaña con cierta religión, ciertos partidos políticos, ciertas prácticas para recolectar dinero, etc. Cuando pensamos en términos negativos, los prejuicios tienden a agruparse y tiende a ocurrir que vemos todo en negro y blanco, cuando de verdad la cosa no es así.
    Dudo que la Iglesia sea una empresa que recolecte plata. Dudo que el decirle no a la campaña suponga un obligar a otros a tener cierta sexualidad.
    Para mí el asunto es el siguiente: el Gobierno quiso sacársela barata. Lo más fácil es bajar el sida con condón. Si hasta incluso es popular. Pero, porqué no se usan los otros dos métodos: abstinencia y pareja única?
    Me da pena por el cómo nos ve el gobierno.Es como si creyese que somos animalitos.
    Y yo espero algo más grande del hombre. Tengo esperanza y trabajo por ello. Siento que el hombre es mucho más que un manejo de pulsiones que necesitan descargarse.
    Te apoyo man.

    ResponderEliminar