24 de octubre de 2005

Alumno, profesor, santo


Así dice un enorme lienzo a la entrada del campus.

Lo rescatable de todo esto de la canonizacíón del Padre Alberto Hurtado fue que se reconoció a una persona que lo dio todo por los pobres, que le paró el carro a la elite de su época, que hasta tuvo que aguantar que lo tildaran de comunista, pero que, con medios pacíficos (algo que no se puede decir de otros señores...), trato de crear conciencia de la pobreza de nuestro país, pero fundamentalmente de la actitud de todos nosotros frente al problema de la pobreza y marginación social.

En resumen, clap, clap, clap, cualquier reconocimiento se queda corto.

Y por favor, esos señores canutos que dicen que el Padre Hurtado fue un pecador como cualquier otra persona y que el único que merece toda la gloria es el Señor Jesucristo y la cacha de la espada, por favor, dejen de darle tanto bombo a su fundamentalismo y entiendan de una vez que al Padre Hurtado se le canoniza porque representa un modelo de vida y un ejemplo a seguir para los cristianos, y no porque sea un Dios ni nada parecido. Y al que insista, por favor, hágame el favor y váyase a la m... (Mi humilde opinión, pa' que ahora nadie se enoje, porque si uno se le ocurre opinar en su blog se enojan pueh...)

7 comentarios:

  1. Jajajaja, buena observación :P

    Y sí, cualquier reconocimiento queda corto. Qué tipo más admirable.

    ResponderEliminar
  2. Yo que he sido fundamentalmente agnóstico místico estos tiempos, que creo en Dios y dudo, admiro de todo corazón a este hombre, que fue santo con o sin dios claro que lo fue. Un wjwmplo de hacer no para "agregar valor", no para "la imagen país", para el bienestar del prójimo ese que se nos olvida a cada rato...

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que yo me alejé de a poco de la iglesia católica desde los 14 años y ya nunca más volví. No concuerdo en muchas cosas con ellos, pero sí soy muy creyente.

    Admiro al Padre Hurtado porque literal,mente se "sacó la cresta" por la gente, hizo una labor social preciosa (aunque muchos critiquen el hogar de Cristo hoy en día...), tuve la suerte de conocer y trabajar en una pequeñísima parte (el "programa de la calle"), en el cual mi participación fue mínima, pero con eso aprendí tanto de la gente y de lo que hizo este hombre que me saco el sombrero por él.

    (Y por los que siguen trabajando con el hogar de Cristo)

    ResponderEliminar
  4. (En realidad por todos los que hacen labores sociales...es cansador...y desgastante, pero muy lindo)

    ResponderEliminar
  5. Estimado:
    El mensje del Padre Hurtado esta vigente, y más que nunca dado la desigualdad de nuestro país y la pobresa que es avergonzante para un "jaguar" como lo es chile.
    Ante esto, los "politicos" y sus gobiernos no han logrado avanzar, en estos dias ha sonado fuerte el Padre Hurtado, pero me pregunto ¿este mensje entrara por una oreja y saldra por la otra?.

    ResponderEliminar
  6. Absolutamente de acuerdo con su post señor Pretoriano... ¿milagro de San Alberto?
    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Mhmm.
    Todo esto, no es más que una movida subrepticia para hacerle propaganda al Hogar de Cristo.
    :P
    J.C.

    ResponderEliminar