7 de septiembre de 2005

Un post intrascendente

Ayer, como cada día, me tocó ser ayudante de los laboratorios del 2do piso del Edif. San Agustín y ya me vuelvo a acostumbrar a que mi trabajo es tal y es lo que hay. Lo más común es que los alumnos acudan a mí para resolver problemas del tipo "oye, sabís que no puedo entrar, no me funciona la password". Entonces tengo que llamar al anexo de la otra sala en donde alguien que sí tiene permiso para meterse a las cuentas pueda resolverle el problema. Antes el trato era cariñoso. Hoy la Mariela casi me come del otro lado de la línea por no hablar fuerte al teléfono.

Hoy estaba haciendo una tarea de Finanzas y había que usar un sitio web con permisos de estudiante, por tanto, no podía entrar a algunas partes del sitio antes de las 7 de la tarde (si, por eso sigo aquí a esta hora) y para más remate exige Windows e Internet Exploiter y si entras con otro browser o sistema operativo no muestra nada.

Me quedé dormido en Inteligencia Artificial y desperté cuando pasaron una hoja de ejercicios. Pero a quién cresta le importa.

Y éste es de los posts más malos que he escrito. No me pidan lucidez después de casi un día entero al frente de esta cosa. Hoy me faltó mi vacación diaria, está claro.

Aviso: todavía pueden mandar su foto para el experimento, así que con confianza no más, cualquier foto vale... (oops, no debí decir eso, era parte del experimento)

0 comentan:

Publicar un comentario