28 de septiembre de 2005

Triunfo... o no triunfo

Hoy fue la entrega de las firmas recolectadas vía Internet por la campaña "Mi Primer PC... pero de verdad" que, aunque no fueron las 25000 que se habían fijado como meta, sirvieron para, entre otras cosas, llamar la atención de la opinión pública acerca de cómo a veces los acuerdos están más pensados en cómo satisfacer al maletín de plata más grande que a hacer crecer el bien común. Algo más de 13000 firmas. No fue un triunfo lo de las firmas. Fue "mi mejor fracaso", como lo explicó en su blog Francotirador, uno de los fundadores de la iniciativa. El triunfo de "Mi primer PC..." fue haber conseguido efectivamente un PC más barato que el del Gobierno. Y eso es categórico. Sin embargo, el gesto simbólico fue la entrega de la mitad de firmas que se habían propuesto recolectar.

Por otro lado, ya algunos días antes las federaciones de estudiantes del Consejo de Rectores habían conseguido una reforma por todos calificada como "histórica" del sistema de Crédito Universitario, asegurando financiamiento con créditos y becas para los 3 quintiles más pobres de los estudiantes que ingresarán a las universidades estatales desde el próximo año. Otra vez, no es la gran solución, pero es un avance.

Y pareciera ser que todos los triunfos en verdad no se consiguen en forma absoluta. De un tiempo a esta parte, la gente que está más adelante en mi carrera -y algunos hasta trabajando- me comentan que el éxito laboral consiste en cumplir objetivos. Lo hiciste o no lo hiciste. Nada de cosas a medias. Sí o no. Y punto.

Pero en la práctica los avances "de a poco" terminan siendo los triunfos que se celebran. Es como la trillada frase "Apunta hacia la Luna pues, aunque te equivoques, llegarás a las estrellas..."

"Tolerancia a la frustración" le llaman algunos.

Y yo todavía no sé a quién creerle su teoría del triunfo.

Actualización: 29 de septiembre, 20:20.

Me la jugué por una opinión y, a juzgar por el rating, perdí. Salvo algunos críticos aún a la inciativa del "Colectivo Nuestro PC" (me causa gracia cómo los llamaron en Agenda Digital, como si fueran manifestantes anárquicos o algo así), el gran logro de la iniciativa es que lograron "dar a luz" un PC casi el doble de poderoso que el del gobierno por un precio levemente menor. Y ese es el triunfo y nada más cabe decir. Uno lee los artículos que han sido publicados respecto al tema y se siente miserable de haber colaborado con una cagona línea de texto en un mamotreto de fantastrillones de páginas. El triunfo es de esos tres locos que armaron todo. ¡Quién cresta soy yo para subirme al carro de la victoria!

Desde hoy, este sucucho se hace independiente. Evaluando si el próximo año se suma o no al "bloggerpower".

Y eso sería todo. Este sábado hay rejunta bloggera en el Intercriminal de La Reina y los fomes no hicieron ni flyer promocional. Pfff...

0 comentan:

Publicar un comentario