9 de agosto de 2005

Letras sueltas

Ya comencé con mi proyecto de escribir en inglés. Supieran el alivio de desenvolverme en el mundo del día a día luego de pasar una hora escribiendo algo en inglés que parezca coherente. Supongo que cuesta al principio. Y el gran post de hoy cuenta cómo se me vino encima la disyuntiva acerca del nombre, porque yo quería llamarlo "Prethorian Channel" pero alguien me hizo notar (y Google me lo confirmó después) que la traducción correcta para pretoriano es "praetorian". Dato Rossa: vayan a www.answers.com, consulten por praetorian y echenle un vistazo a una de las definiciones: "Ruthlessly seeking personal advantage: corrupt, mercenary, venal. Informal crooked." ¡Valor!

No he hecho mucho estos días. Mientras tanto, me seguirán dando dolores de guata la decadencia de la tele, que el drogo de Rojo, que las amenazas telefónicas del Mekano (aunque esas ya pasaron un poco), los avisos publicitarios que te tapan 1/3 de pantalla (chuta, que no los pongan en un partido de fútbol, voy a tener que imaginarme los goles). Mientras tanto, ando más musical que de costumbre con mi juguete nuevo y viendo las fotos del encuentro bloggero que al parecer estuvo fenómeno.

Yo creo que por eso terminé creándome mi propio canal (y con señal en inglés en fase beta...)

0 comentan:

Publicar un comentario