2 de julio de 2005

Trabajos

Trabajos
Ya se acaba el semestre y comienza el empapelamiento de "actividades" para hacer en las vacaciones, y por supuesto los trabajos y misiones de invierno se hacen presentes. Está claro que no iré ni a trabajos ni a misiones (debo estudiar para el exámen de licenciatura, chicos, recuerden), pero si pudiera ir, creo que volvería a trabajos, porque a las misiones no vuelvo ni cantando. Mi error fue ir a conocer gente como lo primordial en lugar de mentalizarse en lo que hay que hacer, frase sumamente subjetiva que depende completamente de lo que anda pensando la persona que va a estas actividades, y así perfectamente "ir a trabajos" puede significar construir mediaguas o comerse minas... si es tan subjetiva la cosa... Más exactamente, lo que me pasó a mí fue que iba a misiones con la mentalidad de trabajos. Y son cosas bastante distintas (¿necesito decir que las misiones las organizan las pastorales de cada carrera en grupos de carreras, y son católicas?).

Pero hay algo que me molesta sobremanera, y es que para promover los trabajos, siempre usan fotos de niños pobres con los mocos colgando. ¿No podrían ser un poco más dignos? O sea, no tienen que mostrarlos con sus familias a bordo de un Mercedes o un Chrysler (o su marca favorita de auto caro), pero al menos ser un poco más dignos. ¿Por qué no mostrar un paisaje, por ejemplo? (Siempre están los que caen con los paisajes y piensan en ir a hacer turismo social... eso se va a dar siempre y no hay ná' que hacer).

El afiche de las misiones aquí en la UC me gustó. Es simple y al hueso. Una mochila y un crucifijo de madera típico de misionero (todavía guardo los que usé): "Ésta [refiriéndose al crucifijo] es la única credencial que necesitarás estas vacaciones". En el fondo te están diciendo que para misionar bien hay que olvidarse del contexto de vida usual de uno, en especial de la vida universitaria de pasar los ramos y todo eso, y enfocarse en las actividades y en la gente. Y ahora me lo recuerdan...

Si van a alguna de estas cosas, suerte. Y aprovechen el turismo social que siempre existe, por unas 10 o 15 luquitas...

0 comentan:

Publicar un comentario