22 de marzo de 2005

El viejito de las bebidas

A continuación me dispongo a rememorar aquel instante en que me dí cuenta en forma evidente hasta dónde está apernada la lástima en la cultura popular y en la sociedad chilena.

Hace 1 o 2 años me tocó acompañar a un amigo a hacerle la revisión técnica a su auto en un taller de Vicuña Mackenna, no recuerdo si en La Florida o Puente Alto. De la cola que tuvimos que hacer no voy a hablar, porque no quiero precisamente hablar de eso y más de alguno que haya estado en tal situación sabe lo que eso significa. Ante tal espera, quise comprar una bebida y me fijé que en un lugar del taller había una máquina expendedora de latas de la Coca-Cola. Pero estaba "mala". Bah... La máquina no está "sold-out" aún. Todavía quedaban latas (como todos sabemos, hay luces en la máquina, al lado de cada botón de elección que indican eso). En el mismo papel que le había pegado encima a la máquina decía "si quiere bebidas, cómprele al viejito de la entrada". Ante el miedo de que los locatarios me miraran feo por no tener conciencia social y no comprarle al "viejito", miré hacia la entrada y, en efecto, había un "viejito" que además de bebidas, tenía "chocolates", galletas, confites... y bebidas. Pero qué bebidas tenía... ¡Unas mini Bilz y mini Pap asoleándose a 30 grados de calor! O sea, tomar bebida caliente yo creo que a nadie le sería grato y, por otra parte, qué le cuesta al "viejito" ir a otro lugar a vender sus cosas y permitirme a mí poder comprar una lata de bebida bien helada... Son las cosas que provoca la lástima.

Breeeeeveeeee notassssssss...
  • Los fotologs involucrados en la gresca están nuevamente al aire, pero uno de ellos (el de la cabra chica) dice "Only fotologgers can post..."
  • Estoy pegado con un tema de Saint Germain pero no me acuerdo bien cómo se llama. Encontré una página en donde hay mp3 de ese grupo para bajar, a ver si lo tienen...

0 comentan:

Publicar un comentario