17 de diciembre de 2004

Noche sin dormir, picnic frustrado y trabajillo web

Anoche me dormí después de las 3. Supongo que mañana sí se viene el picnic, o no? Sería genial, pero me conformaría sólo con que nos juntáramos. Duerme bien. No he cambiado mi pensamiento respecto a los mensajes de texto. Aún los odio un poco. Sobre todo cuando llegan horas después. Al final la llamé. Estaba con sueño y aparentemente con cosas por hacer. ¿Qué tal si ahora que me conoce ya no tiene las mismas ganas o ya no le agrado como en un principio? Rompí en llanto de puro nervio e incertidumbre. Paranoias de mierda. Hoy se despertó tarde y con un problema suficientemente grande en su casa como para que nos juntáramos. Abort Mission. Obvio.

La próxima semana voy a crear la primera página web que no es para mí. Es para un amigo que (adivinen) ya egresó de su magister y quiere crear una empresa consultora con un amigo. Y yo voy a ser el creador del sitio web. No digo "webmaster" porque eso es harto más que manejar uno o más softwares. No digo "diseñador" porque yo tampoco soy eso, aunque soy un aficionado al diseño y cuando veo una cosa en que los colores o la tipografía no junta ni pega soy el primero en poner el grito en el cielo. Hasta la denominación de "creador del sitio web" siento que me queda grande.

Al final no hubo picnic y talvez nunca lo habrá.
Murphy es un genio.

Bien, ya pasó. Ahora a mirar hacia el cielo y pensar en otra cosa.

0 comentan:

Publicar un comentario